¿Cómo cumplir tus Sueños?

Durante el año pasado o prácticamente ya en este nuevo año que acaba de empezar, todos en algún momento nos propusimos una meta a la cual queríamos llegar en el transcurso del 2015. ¿Te has animado ya a empezar a cumplir tus sueños?, ¿Estás con ello ya o necesitas un pequeño empujoncito para conseguirlo?

Como cumplir tus metas-un-pedacito-de-psicologia

En muchas ocasiones no sabemos realmente como cumplir tus sueños sin que decaiga nuestra motivación por el camino y acabemos quizás dejándola de lado o posponiéndola para otro momento, aumentando nuestra frustración y pensando en el “no puedo” como único recurso.

Cuando hablamos de las metas es imprescindible nombrar también la motivación. Esta palabra tan utilizada casi diariamente para realizar cualquier cosa que tengamos en mente, implica deseo de alcanzar aquello que nos proponemos con la esperanza de que al alcanzarlo podamos sentirnos realizados, aumentando de esta manera nuestra propias expectativas, autoestima y autorrealización. Está relacionado con la voluntad y el interés.

Alcanzar tus metas

Existen muchas teorías que defienden la motivación como son: la teoría de los dos factores (satisfacción, insatisfacción), efecto Pigmalion (como una persona puede influir en otra), pirámide de Maslow (necesidades humanas). Esta última es en la que voy a basar parte del artículo.

Como cumplir tus metas-un-pedacito-de-psicologia

La Pirámide de Maslow

Maslow formulo una jerarquía de necesidades humanas, dividiéndola en 5 apartados. Este autor defendía que las necesidades más básicas en el ser humano (parte inferior de la pirámide) debían cubrirse, y de esta manera los siguiente peldaños donde se encontraban los deseos de crecimiento personal (parte superior de la pirámide) irían completándose también. La idea principal de esta teoría es que únicamente se atienden necesidades superiores o metas cuando la base ya se encuentra realizada.

Esta es en parte, una explicación del porqué muchos de nuestros sueños y metas quedan en el intento y acabamos desistiendo. La mayoría de nuestras metas están guiadas hacia la autorrealización de uno mismo, y quizá, antes de proponernos llegar a la cima tenemos que fijarnos a ver si antes tenemos que arreglar ciertos asuntos que nos pueden dificultar alcanzarla.

Durante este tiempo que llevamos del nuevo año, puede que algunos se hayan aproximado un poco al objetivo que se habían marcado, otros no se habrán acercado tanto como esperaban en un principio; algunos habrán cambiado las metas que quieren alcanzar y, quizá alguno, haya alcanzado ya la meta y quiera proponerse algunas más. En cualquier caso, cualquiera que sea la situación, es importante realizar una revisión del estado actual de las metas, ¿Cómo vamos a hacerlo?

Muchas veces las metas que nos planteamos las hacemos verbalmente y sin especificar mucho más allá. Una técnica que nos ayudará a comprometernos más es anotarlas en un papel como si fuese un contrato con nosotros mismos, es decir, incluso firmada. Estas metas que plasmaremos en un papel, las especificaremos lo más claramente posible, los detalles son importantes para poder tenerlas muy claras.

Recordemos que puede haber una meta que para nosotros es muy importante, pero para llegar a ella, necesitaremos planificar antes otras a corto plazo y de esta manera iremos consiguiéndolas y no nos desmotivaremos en el esfuerzo por alcanzarlas.

Tipos de Metas (Sueños)

Es importante que empecemos por diferenciar dos tipos de metas según su plazo:

  • A largo plazo

La meta final y generalmente muy costosa de alcanzar.

  • A corto plazo

Metas que vamos superando para llegar a nuestro objetivo final.

Por otra parte existen diversos tipos de metas según la dificultad y posibilidad de conseguirlas que tenemos que tener en cuenta:

  • Meta ideal o soñada

Corresponde a un objetivo irreal, es decir, que nos gustaría alcanzarlo pero no podemos plantearnos como meta, ya que es irreal en este momento y, por tanto, extremadamente improbable poderla conseguir. Por ejemplo: “Quiero lograr acabar una maratón (42 km) sin haber hecho nunca una semi-maratón (21km)”. Este objetivo no es real; por lo que plantearse esta meta sería una distorsión cognitiva (“debería”).

  • Meta deseada

Corresponde con una meta que la persona quiere conseguir y probablemente podría alcanzar en un periodo de tiempo largo, por lo que de no conseguirlo, surgen sentimientos de fracaso y de inutilidad. Esta es la meta que generalmente nos proponemos siempre, a largo plazo, a la que nos cuesta llegar. Siguiendo el ejemplo del deporte podría ser: “Llegar a correr la maratón”. Es un objetivo alcanzable pero poco realista, es necesario ajustar las expectativas.

  • Meta tolerable

Corresponde con la meta que se valora como más alcanzable en ese momento, la que se podría aceptar en un corto espacio de tiempo. Hay que plantearse que si nos quedamos en este objetivo un periodo de tiempo más largo del previsto, pueden aparecer sentimientos de insatisfacción, pero, se podría tolerar y aceptar como resultado final. Es decir, si no llego a mi meta final, ¿con que me conformaría?.

Como cumplis tus sueños-un-pedacito-de-psicologia

Conclusiones

Es importante que nos planteemos bien si los sueños que queremos llegar a conseguir, se encuentran realmente dentro de nuestro alcance o no son posibles en estos momentos por las circunstancias que sean.

Durante todo este tiempo en el que nos encontramos persiguiendo nuestras metas puede suceder a lo largo algún altibajo. Tenemos que recordar en esos momentos que nadie se encuentra en un ritmo constante siempre, no somos seres inertes, nuestro estado de ánimo oscila y las circunstancias también.

Dejarnos claro que NO vamos a deshacer todo lo que hemos conseguido hasta ahora. Todo el trabajo que llevas haciendo durante este tiempo no se va a perder, ya sabes cómo llegar a cada peldaño para así saber cómo cumplir tus sueños paso a paso.

Después de estas estrategias, ¿empezamos el camino hacia nuestras metas?