Superar una Ruptura: 4 Pasos Imprescindibles

En este artículo descubrirás cuáles son los 4 pasos imprescindibles que has de dar para llegar a superar una ruptura, te facilitaré algunos consejos para que los demás puedan ayudarte, así como diversos ejercicios para que pongas en práctica todo lo aprendido y sepas por fin, como superar una ruptura. Durante el proceso de ruptura, y como en todo duelo, has de enfrentarte a una serie de fases o estados en los que tu forma de entender lo que ha pasado cambiará, enfrentarte a tu dolor y seguir adelante, cambiar tu forma de ver a tu ex, dejar de sentirte culpable por lo que fue y por lo que pudo haber sido, empezar a quererte, aprender de tus errores y sobre todo, reencontrarte contigo misma/o y superar tu ruptura.

Lo cierto es que para superar una ruptura pasarás por cientos de estados y momentos diferentes en los que afrontarás la pérdida de formas muy diversas. No obstante, existen 4 pasos imprescindibles que toda persona ha de dar para superar una ruptura.

1- Se consciente de la realidad

Justo en el momento de la ruptura se produce un shock en el que la mayor parte de la gente no ha entendido lo que pasa. Es una sensación de incredulidad absoluta, una sensación de negación máxima. Pero la realidad es que ha ocurrido. Si estás pasando ahora mismo por ese momento, desde aquí te envío un fuerte abrazo.

Durante ese shock inicial nada de lo que los demás hagan por ti surtirá efecto. Y es lógico, dado que resulta muy complejo ayudar a una persona que aún se encuentra en una situación que no entiende o que no es capaz de procesar. La única cosa que los demás pueden hacer por ti es escucharte, abrazarte y compartir momentos contigo. Pero este artículo no trata de los demás, sino de ti. De cómo te sientes ahora mismo. No obstante, si los demás dan el paso de escucharte, abrazarte y compartir tu dolor, tu trabajo consistirá en expresar lo que sientes, pedir abrazos o recibirlos y compartir tu dolor con los demás. De esta forma, te liberarás de tanta carga emocional y ellos o ellas se sentirán mejor, porque te estarán ayudando.

Al expresar lo que sientes, aceptar tus emociones, compartir tu dolor, abrazar, dejar que te abracen, irás poco a poco aceptando lo que ha pasado. De alguna manera, cuando hablamos mucho de algo acabamos por aceptarlo y al decirlo se convierte en realidad. Por eso es importante que te dejes ayudar, que hables de cómo te sientes con respecto a tu ex, de lo ocurrido… Así, poco a poco irás aceptando los hechos y la realidad: que te han dejado. Así y sólo así, serás capaz de superar la ruptura, porque el hecho de negar algo no significa que no haya sucedido.

Consejos para que tus amigos, amigas, familiares… sepan cómo ayudarte:

Qué hacer: mostrar empatía, comprensión, cariño, escuchar, dar tiempo, abrazar, querer, estar ahí…

Qué no hacer: no usar los tópicos habituales tras la ruptura tales como “no te quería”, “ya encontrarás a otra/o”, y cosas por el estilo.

Ejercicio para este primer paso:

De cara a lograr aceptar la realidad quizás sea una buena idea que escribas lo que sientes en un papel. Coge un lápiz o un boli, una libreta y escribe sobre lo que piensas, sobre lo que esa persona significaba para ti… sobre lo que quieras. Te servirá para expulsar todas tus emociones y poco a poco para que aceptes lo que ha ocurrido.

Superar una ruptura 5 pasos imprescindibles-blog-un-pedacito-de-psicologia

2- Afronta la culpa

Una vez hayas aceptado la realidad y hayas avanzado en el proceso de recuperación, llega el momento de dar otro paso importante para superar una ruptura: afrontar la culpa. Puede que parezca algo sencillo, pero para nada lo es. La culpa es una de las emociones más potentes que una persona puede experimentar, además de generar sentimientos de poca valía. De todas formas, existen formas de enfrentarse a ella, de afrontarla y de transformarla en el motor de cambio de tu futuro.

Es posible que si sientes culpa te hayas empezado a reprochar todo lo que hiciste mal y todo lo que podrías haber hecho para que aquello fuese diferente. Pero la realidad es que eso es cosa del pasado y que nada de lo que ahora hagas cambiará el pasado. Sin embargo, tengo una gran noticia para ti, cualquier cosa que creas hayas hecho mal o cualquier cosa que consideres que hayas hecho bien, puede cambiar tu futuro. Estás a tiempo de construir la vida tal y como la deseas. De tus errores puedes aprender para no volverlos a cometer en el futuro y tus aciertos los puedes convertir en la base de tu autoestima y autoconcepto. Lo cierto es que habrás cometido errores, que podrías haber hecho las cosas diferentes, pero si no lo hiciste puede que haya sido por alguna razón, quizás sea que dentro de ti algo te decía que buscarás un futuro diferente y más adecuado a lo que necesitas.

Consejos para que tus amigos, amigas, familiares… sepan cómo ayudarte:

Qué hacer: ayudar a reenfocar la culpa, a que vea que hay cosas mejorables y cosas que también fueron buenas, escuchar y entender y en general, guiar hacia la realidad de lo que ocurrió.

Qué no hacer: dar por supuesto cosas, juzgar, centrarse sólo en lo positivo, decir lo que se ha de hacer o aumentar el sentimiento de culpa.

Ejercicio para este segundo paso:

Elabora una lista en papel en la que pongas todas aquellas cosas por las que te sientes culpable y todas aquellas cosas por las que no. Al lado de cada de las “culpabilidades” escribe lo que hayas aprendido de ella y una alternativa de futuro. De este modo, afrontarás la culpa de una manera realista, empezando a dar pasos hacia tu futura vida.

3- Acepta que se ha acabado

Para aceptar alguna circunstancia, primero tienes que ser consciente, después entenderlo y una vez entiendas lo que ha pasado, podrás aceptarlo y pasar página de una vez por todas.

Pero aceptar no es sencillo. Y no lo es, porque en el duelo, aceptar significa dar el visto buena a algo que puede que no te guste. Al igual que si alguien muriese, tendrías que aceptar la realidad de la pérdida a pesar de que no te haga ninguna gracia. De algún modo, sería como decirte que algo ocurre y que nada de lo que hagas puede cambiar los hechos. Es más,la única manera que existe de provocar un cambio en tu vida o de seguir adelante ante la pérdida de un ser querido es aceptar la circunstancia. Imagina a una persona que tiene problemas de sobrepeso y que cuando se mira al espejo mete barriga y se hace creer que no tiene sobrepeso. En realidad se está engañando y mientras lo siga haciendo, seguirá teniendo sobrepeso. Si esa persona quiere adelgazar, ha de empezar por aceptar la realidad y descubrir que “meter barriga” no es adelgaza. Al hacerlo, es probable que se sienta mal, y que no le guste, pero la realidad es que por mucho que se empeñe en engañarse, sólo perdiendo peso podrá adelgazar. Así que esa persona ha de plantearse si quiere seguir metiendo barriga o si quizás ya es hora de aceptar la realidad. Con la ruptura ocurre lo mismo, para poder seguir adelante has de aceptar que se ha acabado la relación y que esa persona ya no forma parte de tu vida y que desde ese mismo día, tu vida ha de seguir sin él/ella. Sólo así llegarás a recuperarte.

Consejos para que tus amigos, amigas, familiares… sepan cómo ayudarte:

Qué hacer: aunque te parezca curioso y aunque la realidad sea dura, si quieres intervenir en este momento, lo mejor que puedes hacer es ser realista. No se trata de ser dura/o, sino de ayudar a la persona afectada a aceptar la realidad.

Qué no hacer: obligar a olvidar, no dejar que hable de su ex, echar broncas por hablar de su ex o hacer aceptar la realidad de una forma demasiado cruda.

Ejercicio para este tercer paso:

Como se que no es fácil aceptar que esa persona a la que tanto querías ya no estará en tu vida, una de las cosas que mejores resultados te puede dar es desmitificar. ¿Y qué es desmitificar? Empezar a buscar las pegas a todo aquello que pensábamos que era increíble y que obviamente, no lo era. Digamos que si convierte a tu ex en una persona “normal” con sus defectos y sus virtudes, acabarás por entender que no era alguien tan especial y que sin duda podrás encontrar a alguien que lo supla cuando estés preparada/o para ello. Elabora una lista de debilidades y fortalezas de tu ex y conviértela/o en una persona “humana”. También lee el artículo “3 consejos para olvidar a tu pareja definitivamente”.

Superar una ruptura 5 pasos imprescindibles-blog-un-pedacito-de-psicologia

4- Vuelve a ser tu misma/o

Durante un proceso de superar una ruptura, o más bien, durante un proceso emocional negativo es lógico que dudes de quién eres en realidad, de si serás tan bueno o tan buena como creías, que dudes de tu atractivo e incluso que llegues a dudar de ti misma/o. No obstante, un trabajo personal intenso y directamente enfocado a reestructurar la visión de ti, será clave para lograr una recuperación exitosa.

Para ello, para superar una ruptura será importante que te centres en tu persona. Qué te redescubras y que te reencuentres contigo misma/o con el único fin de alcanzar el máximo bienestar posible y de este modo, ser aquella persona que deseas ser. ¿Cómo hacerlo? He aquí 3 aspectos en los que puedes trabajar:

Plantéate objetivos a corto, medio y largo plazo

Objetivos a corto plazo tales como aprender a usar una aplicación, mejorar en el uso de una lengua, leer más, etc.; objetivos a medio y largo plazo tales como formarte para tu trabajo ideal, escribir un libro, restaurar un coche, viajar por el mundo o cualquier cosa que siempre hubieses querido hacer.

Establece prioridades en tu vida a nivel personal, a nivel familiar, a nivel de amistad, a nivel de pareja…

De tal manera que te vayas dando cuenta de que es lo más importante para ti en la vida y en cada uno de los aspectos de esta.

Perdona a la persona que te hizo daño

Y sobre todo, perdónate a ti misma/o.

Con estos tres pilares básicos puedes empezar a construir un futuro tal y como te gustaría, y de este modo, empezarás a sentirte mejor, más a gusto contigo misma/o, acabando por darte cuenta de que la persona más importante en tu vida has de ser tu.

Consejos para que tus amigos, amigas, familiares… sepan cómo ayudarte:

Qué hacer: darle ideas de cosas que puede hacer o ayudarle a buscar información sobre cursos, clases, etc. con el fin de favorecer que empiece a centrarse en las cosas que le gustan. Muy importante: dejar espacio y tiempo para que la persona pueda construir su nueva vida.

Qué no hacer: sacar de casa por la fuerza, obligar a disfrutar, insistir con frases como “ya está bien de tanta ruptura”, “siempre hablas de lo mismo”, y cosas semejantes.

Ejercicio para este cuarto paso:

Establece objetivos, marca tus prioridades, perdona a tu ex, perdónate a ti misma/o… ¿No crees que ya es suficiente trabajo?

Superar una ruptura 5 pasos imprescindibles-blog-un-pedacito-de-psicologia

Conclusiones sobre cómo superar una ruptura

Superar una ruptura no es sencillo, eso es una realidad, pero con estas 4 claves se hará más ameno y mucho más llevadero y sobre todo, tendrás una guía que seguir para ayudarte a dar los pasos más adecuados posibles de cara a tu recuperación. No obstante, puede que este artículo se te haga escueto y que necesites más ayuda. Si es así, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos.