Inteligencia y control emocional

Tienes el bolso que todo el mundo quiere, las zapatillas del color que estabas buscando, pero, ¿qué es de tu interior? En Psicología, hay varios conceptos que por diversas razones se han puesto de moda y uno de esos ejemplos es el mindfulness, la Inteligencia o Control Emocional. ¿Hablamos de lo que significa tener Inteligencia emocional?

inteligencia y control emocional blog un pedacito de psicologia

Ser Inteligente cobra un Nuevo Sentido

Ser “inteligente” ya no significa nada, no le damos valor. Más bien, el ser inteligente a secas, ha quedado como un valor muy amplio en el que entran otros muchos aspectos.

El principal y el que está más de moda es la denominada Inteligencia Emocional o Control Emocional, concepto que gracias a publicaciones en medios estamos viendo que cada vez es más necesario para el desarrollo de nuestra vida social y laboral, ¿Cómo interviene? Comencemos por aclarar qué es.

Mario nació en el seno de una familia acomodada, dónde le enseñaron que para destacar hace falta ser una persona que tenga como siempre dicen “recursos naturales” hay que tener la mejor nota en matemáticas, saber inglés y sobre todo ser el primero con una buena nota académica porque entrar en una buena universidad lo es todo.

A lo largo de su vida, ha estado con gente de su mismo ámbito, gente en la que primaba tener el coche más caro o llevar ropa de la marca que estuviera de moda en ese momento. Mario lo tiene todo, tiene dinero y una buena media académica, podrá entrar en cualquier universidad.

Ha empezado el curso en la universidad, y de nuevo el sacar la mejor nota en cada uno de sus exámenes es lo más importante porque de nuevo, ser el mejor académicamente hablando es lo que le han enseñado que es mejor.

Lamentablemente, han pasado diez años y Mario a pesar de tener buenos contactos, y excelentes recursos económicos, no ha conseguido tener trabajo.

Poco después de acabar la carrera, y gracias a un amigo de su padre, Mario consiguió su primera entrevista laboral, pero algo falló, a pesar de tener un buen expediente, tuvo que contestar a algunas preguntas sobre él: ¿cómo te consideras?, ¿cómo reaccionarias en un momento de crisis?.

Tú, te preguntarás porqué si lo tiene todo, pero habrás intuido que carece de algo.

Él ha crecido en un clima de competencia dónde el dinero y el buen expediente académico, lo es todo. Entonces, ¿dónde queda la parte emocional? ¿Piensas que Mario tendrá amigos de verdad? ¿Llegará a conocerse y saber modular sus emociones?

La inteligencia emocional o control emocional es un concepto definido por Mayer, como “una habilidad para percibir, asimilar, comprender y regular las propias emociones y las de los demás, promoviendo un crecimiento emocional e intelectual”

La inteligencia emocional o control emocional es un concepto definido por Mayer, como “una habilidad para percibir, asimilar, comprender y regular las propias emociones y las de los demás, promoviendo un crecimiento emocional e intelectual”.

Hablando con pacientes o amigos, me manifiestan que lo principal para ellos es crecer emocional, lograr un bienestar. Ya no se visita al psicólogo, por crisis o trastornos emocionales sino que cada vez más está más vigente “el movimiento mindfulness” al que se ha unido un grueso de la sociedad buscando solamente aceptar la realidad y lograr el tan ansiado bienestar emocional.

Para lograr esto, lo primero es comenzar trabajando nuestra Inteligencia Emocional.

El Control Emocional en Breves Consejos

A Silvia le ha dicho su amigo Tomás que no puede acompañarla al teatro porque tiene a un familiar enfermo. En un primer instante, su mente tratará de boicotearla con pensamientos cómo: ¿no lo puede cuidar otra persona?, siempre me hace lo mismo, no me aprecia, etc. Y puede que también nos vengan sentimientos como rabia o impotencia.

Silvia, si es una persona con inteligencia y control emocional, acepta esta emoción que está sintiendo y es capaz de regularla al ver la de su amigo.

Puede que su amigo se esté sintiendo mal, que esté triste por la situación del familiar, la comprende y modula la suya, siente compasión y se compadece de su amigo, así su rabia ha desaparecido dando paso a algo nuevo movido porque ha comprendido cómo está su amigo.

Este ejemplo nos quiere decir que, ser una persona con inteligencia emocional, implica que:

  • Soy capaz de percibir emociones.
  • Entiendo mis emociones y las de los demás.
  • Manejo mis emociones.
  • Puedo regular mis emociones.

En el terreno de los adultos, hay una serie de ejercicios enfocados a la empresa para mejorar la Inteligencia y el Control Emocional. Pero no todos estamos enfocados a trabajar en una empresa o es un terreno que puede no te interese.

Lo que te propongo son consejos orientados a fomentar los componentes de la Inteligencia y el Control Emocional (según Goleman): conciencia de uno mismo, auto – regulación, motivación (hay autores que no la incluyen dentro de los componentes de la Inteligencia Emocional), empatía y habilidades sociales.

  • Escucha a tus sentimientos, hay una emoción detrás de nuestros actos: ¿te has parado a pensar cómo estás hoy? ¿te sientes contento o triste? ¿cómo te ha afectado el comentario de tu amiga? Merece la pena, créeme. Te ayudará a conocerte y modular tus emociones y sentimientos.

No es fácil hacerlo, pero puede ser que ya lo hayas hecho, ¿nunca tuviste un diario? Todas las personas que han tenido un diario de pequeños/as, apuntaban que les pasaba cada día y cómo se sentían.

Sí no te reconoces, no sabes cómo escucharte, es una buena opción escribirlo. Escribir ayuda a concentrar y aquello que veías tan grande, verás que no lo será tanto y sobre todo, no juzgues como te sientes.

  • Encuentra la conexión entre tus sentimientos: seguramente, la tristeza que estás sintiendo ahora la has experimentado antes. Reflexiona, ¿cómo te  sentiste? ¿qué hiciste? ¿cómo te sentiste pasados unos días?

 

 

Todo ayuda, incluso las emociones negativas puesto que nos ayudan a crecer cómo personas y a darnos armas para afrontar situaciones que posteriormente vendrán.

  • Tu cuerpo también te da señales. Hazle caso: ¿sientes un nudo en el estómago cuando estás yendo al trabajo? Es señal que estás pasando una situación de estrés.
  • Plántale cara al estrés. Tarde o temprano, todos pasamos por una situación estresante, es algo que no podemos evitar. Pero sí cómo hacerle frente, manteniendo el equilibrio mental y un estado de calma podremos hacerlo. Te recomiendo, que comiences en el mundo del Mindfulness, te ayudará a mantener la mente clara y situada en el presente.
  • Ante una situación difícil, una sonrisa. El buen humor es un antídoto natural para las dificultades de la vida, puesto que aligera la carga negativa y nos ayuda a mantener los acontecimientos bajo otro punto de vista. ¡Pruébalo! Mirar lo que nos ha pasado desde otro prisma, cambia nuestro estado de ánimo.
  • Demuestra afecto: ¡los demás también necesitan de tu afecto! Haz que tus palabras sean algo más: un abrazo, un beso, o una sonrisa. Los demás cambiarán la percepción sobre ti y porque no tú te sentirás mejor y harás sentir mejor a tu entorno.
  • Practica la escucha activa: cuando estés hablando con alguien es importante que sepas de que habla, por ejemplo para demostrárselo, puedes hacerle preguntas sobre lo que está hablando. Eso le hará ver a la persona que te interesa lo que dice, y tus sentimientos y los de ella cambiarán.

La Cuestión Primordial de ser Emocionalmente Inteligente

La vida cambia y va girando por momentos, nuestras prioridades no son las mismas hace diez años ni siquiera hace dos años. ¿Realmente es tan importante la Inteligencia Emocional? ¿Más incluso que tener un buen cociente intelectual?

Nunca pensaríamos que el saber interpretar la emoción del otro, nos ayudaría a comunicarnos, que decir cómo nos sentimos puede ayudar a calmar dolor psicosomáticos como el dolor de estómago o que integrar las emociones en el trabajo puede ayudarte a que el clima laboral mejore en una buena proporción.

Pero no nos equivoquemos, la Inteligencia Emocional, aunque sea como reza el título una cuestión primordial y un muy buen instrumento que nos ayuda en nuestras relaciones sociales y laborales no es la panacea, por más que ahora esté más de moda,  no por ello debe sustituir a ser bueno académicamente, sino ser un complemento.

inteligencia y control emocional blog un pedacito de psicologia

Nacemos con unas emociones básicas, pero necesitamos entrenamiento en cómo regularlas o cómo leer e interpretar las de los otros y las nuestras, ¿se puede incrementar la Inteligencia Emocional?

En este artículo, hemos visto que sí se puede incrementar la Inteligencia y el Control Emocional, pero cambiar sea en éste o en otros aspectos de la vida, se necesita o una verdadera actitud que te impulse a cambiar.

No te engañaré, se necesita tiempo y esfuerzo para hacerlo y sobre todo, unos medios para poder hacerlo: los consejos que he descrito son un buen comienzo, pero no debemos olvidarnos de que para ayudarnos a cambiar pensamientos y conductas que impiden lograr nuestro bienestar emocional, ¿quién mejor que un psicólogo?