Psicología

Eliminar el rencor: Un ejercicio sencillo

By 20 abril, 2015 16 Comments
como-eliminar-rencor-blog

En el primer artículo de esta serie de dos vimos que el rencor es un arma de doble filo, mientras sentimos un enfado profundo y persistente hacia otra persona, nos estamos haciendo daño a nosotros mismos. Con este ejercicio, aprenderás a eliminar el rencor y sentirte liberado.

 

Además, detrás de ese rencor se encuentra una expectativa incumplida, dónde creemos que una persona se debe comportar de cierta manera con nosotros y, al no hacerlo, nos sentimos frustrados y decepcionados.

Como dije anteriormente, es saludable expresar las emociones adecuadamente, tanto en tiempo como en forma, porque sino tenderemos a acumular y enquistar dolores. Por ello, te propongo realizar esta actividad para eliminar el rencor acumulado en tu interior.

Ejercicio para Eliminar el Rencor y el Resentimiento

  1. Piensa en todas las personas que consideres que te han hecho daño en tu vida pasada y presente.

Dedícale unos momentos a cada una por separado y observa quién te ha provocado más enfado, tensión, angustia o malestar.

  1. Haz una lista con las personas que te causaron una emoción negativa.

Escribiendo el nombre de cada una y qué sentimientos te originó. Puntúa a cada una del 1 al 10 (siendo 1 la de menos daño y 10 la máxima). Empieza por la persona a la que menos puntuación le has dado ya que es mejor empezar por el hecho que consideras que te ha afectado menos e ir aumentando.

  1. Escoge el nombre de una de esas personas y escríbele una carta.

No elijas, en un principio, a la persona que te provocó la emoción más intensa ya que es mejor empezar por el hecho que consideras que te ha afectado menos e ir aumentando. No envíes la carta. Es sólo para ti.

  1. Explícale cómo te sientes.

Explicándole qué fue lo que te molestó o dañó, cómo te afectó en esos momentos y de qué manera ha influido esa situación, a lo largo de tu vida.

  1. Identifica los sentimientos, pensamientos y recuerdos que provocaron y mantienen el resentimiento.

Escríbelos o márcalos en la carta.

  1. Revive emociones negativas y trabájalas.

Cuando empieces a pensar en lo que pasó y a revivir las emociones negativas, piensa o di en voz alta (cuando te sea posible): “Eso ya pasó. No puedo cambiar el pasado, pero quiero tener un buen presente. Por eso me despido y lo dejo que se quede en el pasado, que es donde corresponde”.

  1. Sé paciente y constante.

Posiblemente, hacer esto una sola vez no sea suficiente, pero con la práctica lo vas a ir logrando.

  1. Repite el ejercicio.

Cuando sientas que has obtenido buenos resultados, elige otra persona y repite el ejercicio.

eliminar el rencor-blog un pedacito de psicología

Historia para reflexionar

El rencor, una carga para nosotros mismos.

En un antiguo monasterio, el monje más sabio convocó a todos los aprendices a una reunión en el área de la cocina. A medida que fueron llegando los jóvenes, el maestro les fue entregando a cada uno un saco de lona desteñida. Cuando todos se colocaron alrededor de la mesa central el monje les dijo:

– Todos guardamos en nuestro corazón diversos rencores contra familiares, amigos, vecinos, conocidos, desconocidos y a veces hasta contra nosotros mismos. Busquen en el fondo de sus corazones todas las ocasiones en las cuales ustedes han dejado de perdonar alguna ofensa, algún agravio o cualquier acción que les haya producido dolor. Entonces tomen una de estas patatas, escriban sobre ella el nombre de la persona involucrada y colóquenla en el saco que les di. Repitan esta acción hasta que ya no encuentren más casos en su memoria.

Acatando las instrucciones, todos fueron llenando poco a poco sus respectivos sacos. Al terminar el monje agregó:

– Ahora deberán cargar el saco que llenaron durante todo el día a lo largo de dos semanas, sin importar dónde vayan o qué tengan que hacer.

Pasados quince días, el sabio volvió a reunir a los aprendices y les preguntó

– ¿Cómo se han sentido? ¿Qué les ha parecido esta experiencia?

– Es una carga realmente pesada, tal vez excesiva. – Respondió uno – Estoy cansado y me duele la espalda.

– No es tanto el peso, sino el olor nauseabundo que empiezan a emitir la patatas que ya están podridas – replicó otro.

– Cuanto más pensaba en las patatas, más me pesaban y más sentía ese desagradable olor – dijo un tercero.

A lo que el maestro contestó:

– Pues bien, eso mismo es lo que pasa en nuestros corazones y en nuestro espíritu cuando en lugar de perdonar guardamos rencor. Al no perdonar a quién nos hirió, creemos que le estamos haciendo daño, pero en realidad nos perjudicamos a nosotros mismos. No sabemos si al otro le importa o no recibir nuestro perdón, pero lo que sí es cierto es que el rencor que vamos acumulando a través del tiempo afecta nuestra autoestima, nuestra capacidad de vivir a plenitud, de amar, de ser felices y de desarrollarnos emocional y espiritualmente.

El rencor se convierte en una fuerte y desagradable carga que lamentablemente se va haciendo más pesada cada vez que pensamos en lo ocurrido. El rencor va secando nuestro corazón. Aprendamos a perdonar al otro aún si no se ha disculpado, aún si no se lo merece. No sabemos si ese perdón será de utilidad para el otro, lo importante es que con toda seguridad nos fortalecerá a nosotros mismos.

 

banner-terapia-serendipia

Conclusiones

Como bien dice el maestro a sus aprendices, cuando no perdonamos a quién nos hirió y guardamos ese rencor, lo que realmente estamos haciendo, es dañarnos a nosotros mismos y no a la otra persona porque probablemente no sepa lo que estamos sintiendo. Por ello, es conveniente eliminar el rencor de nuestro interior.

Independientemente de que la otra persona se haya disculpado o no, es positivo eliminar el rencor de nuestra vida para que no afecte a nuestra autoestima y liberarnos para poder ser felices.

Ahora está en tus manos liberarte de esa carga que llevas cargando o, por el contrario, seguir llevando a cuestas ese saco de patatas como dice la historia. ¿Qué deseas hacer?

No olvides que, Perdonar es liberar a un prisionero….TÚ, y eso está en tus manos. Eliminar el rencor, te hará más libre.

Prueba este ejercicio y cuéntanos si te ha servido en los comentarios.

Lorena Honrubia

Lorena Honrubia

“Desde que tengo uso de razón, me he dedicado a la ayuda de las personas que lo necesitaban, dentro de mis capacidades, tanto a personas de mi entorno como a desconocidas. Esto fue lo que me impulsó a dedicarme a la psicología. Para mí ha sido una gran satisfacción poder convertir esa vocación en mi profesión. "

16 Comments

  • maikel dice:

    el problema es que hay cosas que no se pueden perdonar y si lo hago me engañaria a mi mismo

    • Lorena Honrubia dice:

      Hola Maikel, la idea no es perdonar si realmente no lo sientes. Cualquier cosa que no se perdona, se queda en nosotros y nos hace daño. Está en cada uno de nosotros la decisión de perdonar o no. El problema es que muchas veces creemos que perdonar significa un beneficio para el que nos causa el daño, el cuál no se merece. Pero somos nosotros los que nos merecemos no cargar con ello de por vida, y soltarlo nos hará sentirnos mejor. Un saludo

  • niriusky dice:

    ESE ser lo detesto por tanto daño q me hace .. lo quiero ver muerto.

    • Lorena Honrubia dice:

      Hola, no sé a quién te refieres exactamente pero acumular rencor u odio solo te perjudica a ti. Es como coger una brasa ardiendo para tirársela a otro, en el momento que la coges ya te estás quemando y haciendo daño. Espero que puedas dejar de acumular ese sentimiento para sentirte más libre.

      Un saludo.

  • Nami dice:

    Hola. Una persona me lastimó y me molesta verle feliz, porque siento que no es justo. Sin embargo, llevaré acabo estos ejercicios, ya que tienes muchísima razón. El rencor que le llevo, solo me lastima a mí. Intentaré volver para avisar como van las cosas.

    Muchísimas gracias.

    • Lorena Honrubia dice:

      Hola Nami, es normal y bueno sentir todas las emociones (tanto positivas como negativas) pero no extenderlas ni alargarlas en el tiempo porque nos perjudican a nosotros mismos y lo más seguro es que a esa persona no le afecte tu rencor. Por ello, es recomendable liberarnos de ese sentimiento que se ha alargado e incorporado en nuestras vidas. Si realizas el ejercicio que describimos en esta publicación, coméntanos tu progreso y si te podemos ayudar en algo.

      Un saludo!

  • Cristina Jiménez Buritica dice:

    Hola, yo le tengo rencor a mi suegra ya llevo dos años con ese rencor casi 2 años y medio. Esa persona difamano de mi dañando la reputación, yo la apreciaba pero después de eso ya no la quiero. Un día mi esposo habló con ella para pedirme perdón a mí y ella le dijo q jamás pediría perdón. En anteriores charlas ella siempre es la víctima en los casos o historias qnme contaba. Después me di cuenta q ella era la más afectante en la historia o sea la victimaria. Pasó el tiempo le empecé a coger rabia. Pero aún así yo intentaba hacer una relación con ella por mi esposo q siempre decía q quería q nosotras nos habláramos. Bueno yo lo hice y ps ella también me habló pero porq yo lo hice, luego de ese tiempo quisimos irnos a vivir cerca de ella ya q yo iba a tener bebé en ese tiempo y ps decirle a ella q nos ayudará. Nos fuimos para allá y las cosas se empeoraron. Envenenaba a mi esposo con comentarios que yo era una cualquiera, que yo lo tenía enhiervado, que me dejara, q yo tenía la culpa de que él se fuera de la casa, etc… Luego hablando con mi esposo pasado un tiempo el volvió a decir q quería q tuviéramos una amistad q no se qy yo bueno ps intentemos. Lo intente y fue para más problemas donde ella resultó haciendo citaciones a la policía q por convivencia y allá en esa citación habló más carreta de la normal. Hasta tengo los audios y todo. Empezó a decir q esa niña no era hija del hijos, q yo le pegaba al hijo siendo los dos q nos agrediamos, que lo dejará, q yo no lo quería a él, que solo lo tenía por conveniencia ( mi esposo se gana un mínimo, no tiene nada material, y aún así hemos aguantado hambre) con esa citación le cogí más rabia q la q le tenía, pasado el tiempo mi esposo volvió y me dijo q quería q yo tuviera una relación con su mamá y que le dejara ver la bebé, ya q yo por rabia no le dejé ver la bebé por hasta despreciarlos porq hasta nos negaba con otras personas. Bueno y así fue volví a intentar con ella. Ya yo no la veía igual no sé si era yo o ella o las dos o solo ella pero sentía q había hipocresía. Empezamos a charlar más y todo pero una vez mi esposo y yo tuvimos problemas y él se fue a desahogar con ella y ps no sé q le dijo pero, ella resultó llamando a mi mamá y dándole quejas mías ( yo estaba donde mi mamá ese día ) y decía q yo mandaba a mi esposo a dormir al piso a la sala sin cobija, cuando era él quien se iba para la sala antes yo le rogaba q durmiera en la cama, q yo no le daba comida, q estaba muy flaco.El a sido siempre flaco ni con ella era gordo. Bueno hasta dijo q por mi culpa su hija había perdido el año cuando ella antes de yo llegar a esa familia ya había perdido otro años. Bueno todo eso resultó y ps hasta yo me separé del hijo un mes y ella estaba súper feliz pero lastimosamente la dicha no le duró mucho porque él quizo volver conmigo. Pero le tengo mucho rencor y he tenido problema con mi esposo por el rencor q le tengo y no quisiera tenerle rencor, quisiera q ella viniera a pedirme perdón pero según ella, ella es la víctima en todo esto.yo tampoco he sido una santan porq así como ella me buscó problema yo sé lo seguí. Pero es feo sentir eso. Quisiera estar tranquila y que ella no ronde en mi cabeza y ps q ella pueda ver su nieta tranquilamente sin yo estar en medio porq yo no quiero ser igual a ella q le negaba el hijo al papá y a la abuela paterna. Gracias po medesahogor escucharme Yyudes.

    • Lorena Honrubia dice:

      Hola Cristina, gracias por comentarnos.
      Entiendo tu enfado y tu rencor hacía tu suegra porque las distintas situaciones que has vivido con ella no son agradables y, según describes, no te tiene mucho aprecio ni quiere que estés con su hijo. Hay veces que nos encontramos con personas tóxicas que nos pueden llegar a hacer mucho daño. En este caso lo que podemos hacer es no acumular ese rencor ya que haciéndolo, te perjudicas a ti misma. No digo que no sientas esa emoción. Las emociones existen para vivirlas, pero debes dejar que se marchen o se acumularán y te harán daño exclusivamente a ti (a la otra persona lo más probable es que no le importe si guardas o no rencor).
      Sé que esto que te digo es difícil cuando la persona sigue en tu vida y no puedes evitarla, pero debes tomas otro punto de vista y de actitud frente a sus provocaciones para evitar salir dañada. Si tu marido y tú queréis estar juntos, él debe saber cómo te sientes y entre ambos crear una solidez en la pareja para que sea un pilar fuerte y no se derrumbe fácilmente por terceros.
      El ejercicio que explico en este artículo puede serte de ayuda para tratar de eliminar poco a poco ese rencor. Te animo a que lo hagas y nos comentes el resultado, cómo te sientes después.
      Un saludo!

  • Sarai dice:

    Hola como estas te quiero comentar mi caso a ver qué opinión me das, tengo 13 años con mi esposo siempre fui la que estaba más enamorada y permití muchas cosas de él por qué lo adoraba pero él me hacía llorar en el sentido que me hería y yo como soy muy susceptible lloraba mucho mucho, era odioso me quería controlar de muchas formas y yo en un principio me deje , tuvimos una niña y bueno el me amenazaba con irse de la casa y agarraba ropa y yo le lloraba y suplicaba que no siempre era yo la que pedía perdón la que hacía mal aquí era yo…hasta que me cansé y cuando me volvió a decir para irse casi que le saco la ropa y ahí fue que el reaccionó intento arreglar las cosas de hecho hacía cosas que parecía mi robot y yo no me sentía bien por qué no era que a él le nacía hacerlo y llego el momento que se cansó él como de intentar arreglar las cosas y bueno hemos llegado al punto de dormir separados por mucho tiempo estamos en terapia pero yo siento un rencor muy grande por todo ese tiempo que me hizo llorar y sufrir en mi cumpleaños el cumpleaños de mi hija #1 él no fue por qué no se hizo donde él quería el matrimonio lo organice yo y él me dijo que ese fue el día más hipócrita de su vida y yo lo deje pasar etc….y ya yo estoy en el punto de rencor al 1000% lo detesto le tengo rabia no quiero verlo ni que me toque le hablo con rabia y siempre estoy a la defensiva mientras él se mantiene tranquilo y relajado no es grosero y me ignora…ya me le he lanzado encima como 3 veces por qué me hace explotar…hemos llegado a un punto donde no sé qué es lo que realmente quiero…quiero perdonarlo y sacar toda esta rabia para poder hablar con él corazón por qué esta situación me afecta en el trabajo en la relación con mi hija a veces no puedo dormir es fuerte de verdad…

    • Lorena Honrubia dice:

      Hola Sarai, entiendo que estás desbordada con la situación y que esto esté afectando a todas las áreas de tu vida. No sé que tipo de terapia estáis realizando ni lo que habéis estado trabajando pero os recomiendo empezar primero a vaciar el baúl de rencores que lleváis cargando ambos para poder partir de cero.
      Probad a realizar el ejercicio que comento en este artículo, escribir cartas de desahogo emocional. No es necesario que os el otro las lea, simplemente usadlas para eliminar emociones negativas que estáis guardando.
      Ten en cuenta que todas las situaciones que habéis vivido han desgastado mucho a la pareja y también a cada uno de forma individual. En este punto, debéis tomar una decisión que sea lo más beneficiosos para ambos y para vuestra hija. Si no podéis estar juntos, tal vez, podríais daros un tiempo por separado para sanar vuestras heridas de forma individual y más adelante volver a valorar vuestra situación.
      Te recomiendo meditar y realizar ejercicios de desahogo emocional para eliminar esa rabia y rencor, ya que con esto te estás perjudicando a ti misma y a los de tu entorno. Libérate de esas emociones negativas y enfócate hacia algo más productivo.
      Un saludo!

  • Yamila dice:

    Hola .. llegué a leer este artículo porque me siento muy triste y la verdad nose como reaccionar antes ciertas situaciones. Tengo 22 yaños y mis padres de separaron cuando tenía 18 años y eso me afectó mucho, fue tan difícil porque mi madre se fue de la casa porque mi papá era malo y ella aguanto mucho cosas de el. Yo me quedé viviendo con mi padre por la comodidad de mi casa y el a los dos meses trajo a vivir a una mujer sin consultarme nada y eso me dolio mucho y comenzaron las pelear todos los días con esa mujer hasta que se fue de mi casa y en ese momento mi papá estaba caprichoso con ella y no le importaba nada y ahí fue cuando le comencé a agarrar rencor , por cualquier cosa me enojaba con el lo ignoraba también y me fui a vivir con mi madre . Luego de un tiempo volví a mi casa y mi mamá no me dió mucha importancia . Ellos pensaron que a mí no me afectó esa separación y por más q trato de pensar positivo no puedo es algo q siempre me lleva a pensar mal . siento q mis padres se olvidaron de mí y a partir de ahí yo comencé a trabajar y a estudiar y fue muy dificil pero ya me voy a recibir de profesora de biología. Perdón por escribir tanto necesitaba escribirlo ya q son momentos de mi vida q no le conté a nadie porque siempre trato de esconder mis sentimientos. Saludos desde Argentina, Tucumán

    • Lorena Honrubia dice:

      Hola Yamila, cuando hay una separación los hijos suelen ser los más perjudicados ya que muchos adultos piensan que al ser pequeños no les va a afectar o no se enteran mucho de lo que pasa, nada más lejos de la realidad. Y todo lo que vivamos en nuestra infancia, nos afecta luego en la etapa adulta.
      Es lógico que no puedas pensar en positivo porque primero tienes que sacar las emociones negativas que tienes almacenadas en tu interior. El ejercicio de la carta es una buena opción para sacar esas emociones guardadas y liberarte de esa carga para poder perdonar y seguir viviendo tu vida. Te recomiendo que escribas sobre las situaciones, cómo te sentiste, cómo te afectaron y cómo te hubiera gustado que fuesen contigo o te tuvieran más en cuenta. En definitiva, que te desahogues emocionalmente (no contra la persona, sino a través de cartas sin enviarlas).

  • Pedro Ponce dice:

    Yo traigo mucho rencor contra mí esposa ya que todavía no nos divorciamos, ya que se fue con otra persona y me dejó a mis hijos de un día para otro, desde ese momento me dice puras mentiras y no ve para nada a sus hijos, yo quiero sacar todo mis sentimientos que tengo en contra de ella y no sé cómo me tortura día día y ya quiero estar en paz conmigo mismo

    • Lorena Honrubia dice:

      Hola Pedro, te hago las siguientes preguntas: ¿De qué te sirve almacenar emociones negativas contra tu esposa? ¿Eso hace que ella cambie? Imagino que la respuesta a la primera pregunta es “para nada” y a la segunda que “no hace que ella cambie”.
      Lo único que puedes hacer es cambiar la forma a la hora de enfrentarte a las distintas situaciones con ella y tener en cuenta que si acumulas emociones, te haces daño a ti mismo. Por lo que, de alguna manera, recibes doble daño. Uno, por el que ella te hace con sus actuaciones y por otro, el que acumulas y cargas.
      Una forma para liberar emociones es a través de la escritura terapéutica, el ejercicio que comento en este artículo pertenece a esta técnica. Te invito a que escribas todo lo que necesites liberar y desahogar y una vez hayas vaciado, empieces el proceso de perdonar. No porque ella se lo merezca o no, sino porque tú te mereces liberarte de ello.
      Espero haberte ayudado.
      Un saludo!

  • Sara dice:

    Hola! Muchas gracias por este articulo, espero poder seguir practicando algunos de los ejercicios para poder liberarme del estres que me provoca el rencor. Estuve a punto de publicar en facebook una carta enorme llena de rencor hacia toda mi familia pero preferi no hacerlo y buscar formas de manejar y superar el rencor, y me alegra haberlo hecho.
    En mi caso, siento mucho rencor hacia la mayor parte de mi familia pues luego de que mi madre murio (yo tenia 16) nunca vinieron a visitarnos ni a checar que estuvieramos bien o si seguiamos vivos al menos jaja. Crei que era algo que me tenia sin cuidado, pero hoy me di cuenta de que no es asi. Realmente me lastimo que nadie nos procurara o estuvieran interesados en ver que estuvieramos bien. Senti que era de muy poca importancia para ellos, pero no deseo sentirme mas asi.

    • Lorena Honrubia dice:

      Hola Sara! Gracias por comentar. Considero que hiciste bien en no publicar esa carta en Facebook porque probablemente te hubiera traído más conflictos que beneficios. Muchas veces, pensamos que si tiramos nuestro rencor, enfado o desprecio a esa persona que nos hizo daño (incluso si nos vengamos) nos sentiremos mejor o por lo menos esa persona se dará cuenta de lo que ha hecho y se arrepentirá. Nada más lejos de la realidad, porque si tu atacas a una persona (por mucha razón que tengas), se va a defender automáticamente y sin entrar en razón y el conflicto se agrandará.
      Lo más sano y recomendable es trabajar esas emociones desde nuestro interior. Dejar de abrir las heridas o intentar taparlas con simples “tiritas” y empezar a curarlas desde dentro a fuera. Trata de liberarte y perdonar, sé que esto último es una de las cosas que más cuesta, pero es una parte importante de esa liberación. Por ti, para no cargar durante más tiempo con una losa innecesaria. Perdonar no tiene por qué implicar volver a tener trato con las personas que nos dañaron si no se quiere, pero sí cerrar de una vez la herida y que cicatrice completamente.
      Espero haberte ayudado. Un saludo y mucho ánimo que seguro lo consigues!

Leave a Reply