Emociones

“Esto también pasará”: la aceptación

By 12 marzo, 2020 No Comments
esto-tambien-pasara

ogo-blog-un-pedacito-de-psicologia¿Las casualidades existen? Me pregunto cuando, coincidiendo las fatídicas (y para el recuerdo) no-Fallas 2020 (por el momento) con la ya declarada “pandemia” coronavirus, leo el título de la que iba a ser Falla Municipal de Valencia: “Açò també passarà”, en español: “Esto también pasará”.

La mitad del cuerpo de una joven meditando (sin cabeza, muy gore, sí) se encuentra en mitad de la Plaza del Ayuntamiento de Valencia, “mirando” hacia el edificio más importante de la ciudad.

Su cabeza mira hacia el lado opuesto, en el suelo, con una mascarilla envolviéndole la boca: una especie de símbolo protesta que representa el descontento de los artistas creadores de este monumento por la postergación de las festividades.

¿Es casualidad que el monumento que va a ser recordado por este hito histórico nos diga que mantengamos la calma, que las cosas malas pasarán? Coincidencia o no, creo que es buen momento de hacerle el homenaje que se merece y transmitiros la enseñanza que querían los artistas y explicaros qué significa ese “Esto también pasará”.

esto-tambien-pasara

Fuente imagen: Fallas.com

¿De dónde viene el “Esto también pasará”?

Esta frase de 3 palabras es la protagonista de un cuento popular llamado “El Rey y el Anillo” (o “El anillo del Rey”, depende de la traducción), recogido en el “Libro Divino” de Farid al Din Attar.

El cuento relata la historia de un rey que reúne a los sabios de su corte para encargarles un anillo que le alegrara cuando estaba triste y le sirviera a sus generaciones futuras. Ante la dificultad de encontrar una pequeña frase con tanto poder, un sirviente de su majestad le entrega un pequeño pergamino que solo ha de leer en momentos de desesperación.

Tras la caída de su reino, el rey acude al anillo y descubre la frase que contenía en su interior: “Esto también pasará”. El rey, al sentirse más reconfortado, reunirá a su ejército y recuperará su reino de nuevo.

En la celebración, el sirviente le pide que vuelva a acudir al anillo en ese momento de alegría. Ante el desconcierto, el rey vuelve a releer la frase “Esto también pasará”. Es entonces cuando se dará cuenta de que los buenos momentos también llegarán a su fin. Ni lo bueno, ni lo malo dura para siempre.

Te dejo el cuento completo a continuación:

¿Qué podemos aprender del “Esto también pasará?

La historia, que has podido leer y/o ver en el vídeo, nos cuenta y nos revela que todo es efímero, tanto lo bueno como lo malo, que tarde o temprano ya no estará.

Por ello, podemos resaltar una serie de aprendizajes que nos pueden ayudar en la vida, en general, como filosofía de vida:

  • No desesperes, lo malo se irá.

Esta historia nos enseña que las emociones son pasajeras. Puedes tener la certeza de que antes o después dejarás de pasarlo mal. Como suelen decir: “No hay mal que mil años dure”. Es un mensaje de optimismo, de esperanza y de lucha. Mantente en el sitio, pronto esa historia será historia.

  • Disfruta el momento, lo bueno se irá.

De igual forma que lo malo tiene fecha de caducidad, lo bueno también. Esto nos recuerda que no nos acomodemos cuando las cosas vayan bien y dejemos de valorarlas porque puede que pronto ya no estén ahí. Asegúrate de ser agradecido y vivir el momento.

Puede que te interese “Gratitud: ¿eres agradecido?”

  • Acepta que la vida tiene cosas agradables y desagradables.

La primera enseñanza de la vida es que debe existir equilibrio para poder apreciarla y valorarla, que no existe lo negro sin lo blanco y que debe de ser así.

La mejor representación de esto nos la muestra la filosofía taoísta con el símbolo del yin yang y su significado.

Saber que las cosas se acaban no debe sumirnos en la desesperación y desesperanza, todo lo contrario, es un llamamiento a la vida, a vivirla. Por más que intentemos no pensar en ello o no saber, el hecho es ese: la vida es caduca y entenderlo es el primer paso para aprovecharla.

La desesperación solo hará que bloquearte o cometer actos demasiado impulsivos. Solo desde la calma podremos sopesar las circunstancias de forma objetiva y actuar en nuestro mayor beneficio.

  • Céntrate en el presente: el pasado pasó y el futuro no ha llegado todavía.

Es ahora cuando puedes vivir la vida, porque el pasado no es modificable y el futuro vendrá condicionado de lo que hagamos hoy.

Seguir estancados en lo que pasó nos arrastrará a seguir comportándonos en el presente con el peso de lo que fue, sin poder librarnos, sin poder aprender, sin poder cambiar. Lo mismo pasa con el futuro, aventurarnos a predecirlo nos influirá a la hora de vivir nuestro presente, cuando no sabemos si realmente ese era nuestro “destino”, es decir, nos empujamos a ello.

Echa un vistazo a este artículo: “El poder de la Profecía Autocumplida”.

  • Busca tu crecimiento personal.

Céntrate en aprender de las situaciones y experiencias, eso te hará ganar en conocimientos y seguridad, tendrás más recursos y tus conductas tendrán resultados más satisfactorios.

Además, te ayudará a verte a ti mismo/a desde una perspectiva más madura, con mayor autoestima y calidad de vida, lo que aumentará tu bienestar.

 

Ahora es tu momento de integrar la filosofía del “Esto también pasará” en tu vida: recapacita de lo leído y vive de lo aprendido, aprende viviendo y acepta lo sucedido.

¿Qué te ha parecido esta historia?

 

******

esto-tambien-pasara

Nuestro homenaje al “Esto también pasará

No quería cerrar este artículo sin hacerle un pequeño homenaje a la inspiración que me llevó a escribirlo.

Gracias al monumento “Açò també passarà” y a sus creadores, los artistas falleros Manolo Martín, José Ramón Espuig y el diseñador Escif.

Aunque esta falla no llegó a nuestras vidas en el mejor momento para su función, su representación quedará ahí: esa mujer empoderada, reflexiva y calmada que nos pide que hagamos como ella y que aceptemos que esto también pasará y otras cosas vendrán.

María Cartagena

María Cartagena

La psicología ha sido desde el principio una devoción sin la que no imagino mi vida ni la de los demás, puesto que es algo que siempre nos ha acompañado, nos acompaña y lo hará en un futuro. La Psicología es la ciencia que estudia al ser humano con unos ojos científicos, pero con un “alma” pasional.

Leave a Reply

1
Hola👋 ¿En qué te podemos ayudar?
Powered by