Desarrolla tu Inteligencia Emocional

La gente tiende a tener más inteligencia emocional a medida que crece y madura. – Daniel Goleman

Seguro que todos hemos oído hablar de inteligencia emocional, pero realmente: ¿qué es la inteligencia emocional?; ¿para qué sirve la inteligencia emocional?; ¿la tengo yo?; ¿Cómo puedo mejorar la inteligencia emocional?; En este artículo se pretende dar respuesta a todas estas preguntas que nos hacemos al oír el término que tan de moda se ha puesto últimamente.

desarrola-tu-Inteligencia-emocional-un-pedacito-de-psicología

¿Qué es la Inteligencia Emocional?

La Inteligencia Emocional no es nada más ni nada menos que conocer las emociones, reconocerlas cuando aparecen en nosotros o en otras personas y saber gestionarlas de una manera adecuada. Veámoslo de una forma más técnica.

Dicho de una manera fácil, la Inteligencia Emocional es la capacidad para identificar, entender y manejar las emociones correctamente, de un modo que facilite las relaciones con los demás, la consecución de metas y objetivos, el manejo del estrés o la superación de obstáculos.

| Si quieres saber Qué es la Inteligencia Emocional

Visto desde la perspectiva de Wikipedia la Inteligencia Emocional es un concepto definido por Mayer como “una habilidad para percibir, asimilar, comprender y regular las propias emociones y las de los demás, promoviendo un crecimiento emocional e intelectual”

Las personas que tienen muy desarrollada la Inteligencia Emocional no necesariamente tienen menos emociones negativas, sino que, cuando aparecen, saben manejarlas mejor. Tienen también una mayor capacidad para identificarlas en ellos mismos y en los demás y saber qué es lo que están sintiendo exactamente. Al identificar y entender mejor las emociones, son capaces de utilizarlas para relacionarse mejor con los demás siendo más empáticos, lo cual les lleva a tener más éxito  y llevar vidas más satisfactorias.

¿En qué consiste la Inteligencia Emocional?

El gran descubrimiento de mi generación es que los seres humanos pueden cambiar sus vidas al cambiar sus actitudes mentales.-William James.

Para poder desarrollar una buena Inteligencia Emocional es importante saber en qué consiste, para ello es imprescindible conocer el modelo de Inteligencia Emocional de Mayer y Salovey de 1997, bastante reciente  por cierto.

El modelo parte de la base de que hay cuatro habilidades que integran la Inteligencia Emocional; estas habilidades van en orden, quiero decir, no se puede cumplir la segunda si no se ha alcanzado la primera. Ahora veréis por qué.

HABILIDADES DESCRIPCIÓN
1.Percepción Emocional Habilidad para percibir las propias emociones y las de los demás, así como percibir emociones en objetos, arte, historias, música y otros estímulos.

 

2.Asimilación Emocional Habilidad para generar, usar y sentir las emociones como  necesarias para comunicar sentimientos.

 

3.Comprensión Emocional Habilidad para comprender la información emocional, cómo las emociones se combinan y progresan a través del tiempo y saber apreciar los significados emocionales.

 

4. Regulación Emocional Habilidad para estar abierto a los sentimientos, modular los propios y  los de los demás así como promover  la comprensión y el crecimiento personal.

 

Por su parte y para nada menos importante, Goleman en su libro publicado allá por 1995 bajo el título de Inteligencia Emocional, dice que esta se puede clasificar en torno a cinco capacidades. Conozcamos cuales y en qué se basan.

 

 
CONOCER EMOCIONES Y SENTIMIENTOS El principio de Sócrates “conócete a ti mismo” se refiere a esta pieza clave de la inteligencia emocional: tener conciencia de las propias emociones; reconocer un sentimiento en el momento en que ocurre.Las personas que tienen mayor certeza de sus emociones suelen dirigir mejor sus vidas ya que tienen un conocimiento seguir de cuáles son sus sentimientos reales.

 

APRENDER A MANEJARLAS La habilidad para manejar los propios sentimientos a fin de que se expresen de forma apropiada se fundamenta en la toma de conciencia de las propias emociones. La habilidad para suavizar expresiones de ira, furia o irritabilidad es fundamental en las relaciones interpersonales.

 

APRENDER A CREAR MOTIVACIONES PROPIAS Una emoción tiende a impulsar hacia una acción. Por eso, emoción y motivación están íntimamente interrelacionados. Encaminar las emociones, y la motivación consecuente, hacia el logro de objetivos es esencial para prestar atención, automotivarse, manejarse y realizar actividades creativas. El autocontrol emocional conlleva a demorar gratificaciones y dominar la impulsividad, lo cual suele estar presente en el logro de muchos objetivos. Las personas que poseen estas habilidades tienden a ser más productivas y efectivas en las actividades que emprenden.

 

APRENDER A RECONOCERLA EN LOS DEMÁS Un don de gentes fundamental es la empatía, la cual se basa en el conocimiento de las propias emociones. Las personas empáticas sintonizan mejor con las sutiles señales que indican lo que los demás necesitan o desean.

 

APRENDER A GESTIONAR LAS RELACIONES El arte de establecer buenas relaciones con los demás es, en gran medida, la habilidad de manejar las emociones de los demás. La competencia social y las habilidades que conlleva, son la base del liderazgo, popularidad y eficiencia interpersonal. Las personas que dominan estas habilidades sociales son capaces de interactuar de forma suave y efectiva con los demás.Estas personas suelen ser auténticas “estrellas” que tienen éxito en las relaciones interpersonales.

 

¿Por qué es Importante la Inteligencia Emocional en niños?

Al menos un 80% del éxito en la edad adulta proviene de la inteligencia emocional.-Daniel Goleman

Ya ha pasado la época en que las emociones eran consideradas como un proceso “de segunda”, por debajo de otras habilidades humanas como la razón y la lógica. Las investigaciones más recientes demuestran que la esfera emocional juega un papel determinante en la vida de las personas.

Hoy se sabe que la inteligencia (relacionada con el concepto tradicional de coeficiente intelectual) no es garantía de triunfo pero, tengamos si es cierto que la mayoría de las situaciones problemáticas de la vida están causadas por incapacidades emocionales.

Durante los primeros años de vida, los niños poseen una importante plasticidad cerebral, por lo que las experiencias y aprendizajes de esta etapa, son especialmente importantes para el enriquecimiento y adecuado desarrollo de la cognición y la afectividad.

Es necesario contemplar al niño de forma completa (intelectual, físico, emocional y social). Desde la infancia se debe aprender a manejar las emociones, por lo que proporcionar a los niños un espacio en que se le enseñe a través del juego a identificar, expresar y manejar adecuadamente sus emociones, permite que este vaya incorporando recursos que poco a poco puede generalizar a las situaciones de su vida cotidiana.

banner-autoestima-blog-un-pedacito-de-psicologia

¿Cómo podemos desarrollar la inteligencia emocional en los niños?

El cerebro emocional responde a un evento más rápidamente que el cerebro pensante.-Daniel Goleman.

Motivándoles a que resuelvan sus problemas, prestándoles ayuda si lo necesitan.

  • Reconocer y valorar sus esfuerzos.
  • Tomar los errores como parte del proceso de aprendizaje para que vuelvan a intentarlo y no lo sientan como un fracaso.
  • Ayudándoles a conocerse: sus gustos, deseos, necesidades, opiniones, limitaciones, etc.
  • Enseñándoles la importancia de respetar los gustos y las opiniones de los demás.

Ahora ya sabemos algo más de la Inteligencia Emocional, pero seguimos sin saber para qué sirve, vamos al lio…

¿Para qué sirve la Inteligencia Emocional?

Sé consciente de que en este momento estás creando. Estás creando tu próximo momento basado en lo que sientes y piensas. Eso es lo que es real.-Doc Childre

Realmente no lo hemos definido como tal pero ya hemos dado las primeras pistas de para qué sirve ¿no?….. ¿Qué aun no lo sabes claro? Sigue leyendo pues.

  1. La Inteligencia Emocional favorece los vínculos personales saludables, pues incluye la habilidad de compartir y entender también las emociones de otras personas.
  2. Cuando poseemos un conocimiento eficaz sobre nuestra inteligencia emocional podemos dirigir nuestras emociones, las podremos utilizar para que estén a nuestro favor, y no en contra de nuestra personalidad.3. Aprovechar la Inteligencia Emocional no implica estar siempre bien o evitar las
    dificultades y emociones negativas, sino saber manejarlas: saber atravesar los malos momentos que nos depara la vida, reconocer y aceptar los propios sentimientos y superar los conflictos.
  3. Conservar un estado de calma, aun bajo presión. La forma en que manejamos las situaciones estresantes puede marcar una gran diferencia entre actuar de manera reactiva o asertiva y, por ende, terminar agotado emocionalmente o con equilibrio interior.
  4. Aceptar y enfrentar las emociones de tipo negativo. Es fundamental aprender a desarrollar la capacidad de gestionar las emociones negativas de manera eficaz para evitar que nos abrumen o afecten nuestro juicio.
  5. Leer en forma adecuada las señales enviadas por los demás. Esta es una capacidad de tipo social y tiene que ver con saber percibir e interpretar de manera precisa las expresiones de las demás personas, ya sean verbales, físicas o emocionales. Esto significa no malinterpretar las intenciones de quienes nos rodean, lo cual lleva, sin dudas, a malentendidos. Si vemos una expresión ajena que no terminamos de entender, es muy aconsejable buscar al menos un par de explicaciones posibles, antes de llegar a una conclusión apresurada, o emitir juicios y acusaciones. Por supuesto, también es aconsejable dialogar con el otro para aclarar dudas.
  6. Manifestar emociones íntimas en las relaciones personales. Si queremos mantener vínculos cercanos y duraderos, es importante aprender a expresar nuestras emociones de amor, ternura, respeto, etc. Lamentablemente, hay muchas personas que no son capaces de expresar este tipo de emociones, aun cuando interiormente las estén experimentando en forma intensa. Esta es una incapacidad emocional que puede derivar en conflictos interpersonales, ya que además de amar, aceptar y valorar al otro, es fundamental poder comunicarlo, hacérselo saber a la otra persona. Asimismo, es necesario responder en forma adecuada cuando es el otro quien lo hace.
  7. Expresar emociones complejas en el momento necesario. La asertividad es una capacidad que nos permite manifestar abiertamente aquello que consideramos importante, plantear una posición clara e incluso establecer límites de lo que creemos aceptable o no dentro de una relación. Esto incluye poder ejercer el derecho a estar en desacuerdo en ciertas circunstancias, sin ser desagradable. Ser asertivo es poder establecer nuestras prioridades y saber decir que “no” sin sentir culpa por ello.

¿Qué son las emociones y qué relación tienen con la inteligencia emocional?

No hay separación de mente y emociones; las emociones, pensamientos y aprendizaje están relacionados.-Eric Jensen.

Las emociones son reacciones psicofisiológicas que representan modos de adaptación a ciertos estímulos del individuo cuando percibe un objeto, persona, lugar, suceso, o recuerdo importante. Traduzcamos esto, las emociones son reacciones que experimentamos al interactuar en la sociedad, ya sea con personas, objetos, animales, etc.

Psicológicamente, las emociones alteran la atención, hacen aumentar el número de ciertas conductas del individuo y activan redes asociativas relevantes en la memoria. No es lo mismo una emoción que un sentimiento; los sentimientos son el resultado de las emociones, lo que sentimos cuando notamos una emoción.

¿Cuáles son las emociones básicas?

La primera y más simple de las emociones que descubrimos en la mente humana es la curiosidad.-Edmund Burke.

desarrola-tu-Inteligencia-emocional-un-pedacito-de-psicología

Alegría, Tristeza, Miedo, Asco e Ira, estas son las 5 grandes emociones que manejan nuestras vidas, aunque la combinación de todas ellas da lugar a una cantidad casi infinita de reacciones que se pueden experimentar.

Alegría

Por supuesto, es la emoción que debe primar en una persona sana física y mentalmente, pero ésta a veces esta no puede apreciarse sin dejar que antes la tristeza haga su trabajo y nos invada.

Tristeza

Sin la tristeza no podría existir la alegría. Son complementarias. ¿Cómo íbamos a saber lo maravillosa que es la risa si nunca lloramos? Está claro que es necesaria y que puede entenderse como algo positivo pero también es cierto que la tristeza también puede llevarnos a perder la ilusión, a frustrarnos.

La alegría es la emoción más bonita, la que nos lleva a la felicidad. Para que la alegría no se convierta en frustración, lo primero que debemos comprender es que no siempre experimentaremos este sentimiento por desgracia. La felicidad está formada por grandes momentos de alegría y pequeños instantes de otras emociones. Porque la alegría también necesita del resto para continuar su camino y ser apreciada.

Miedo

El Miedo por ejemplo nos ayuda a adaptarnos al medio, ya que en un momento determinado, éste puede hacer perdurar nuestra supervivencia. Si no sintiésemos miedo, la especie no hubiese perdurado, puesto que los hombres primitivos no hubiesen sobrevivido a la multitud de peligros que acechaban; del mismo modo, si nuestro hijo no tuviera miedo de nada, pondría en riesgo su vida constantemente. El miedo nos hace marcar retos y luchar por superarlos, a fin de cuentas, es aprendizaje.

Asco

Por su parte nos ayuda a elegir, a aprender a decir ¡NO!, no sólo en lo referente a los alimentos sino al rechazo de determinadas cosas o aspectos de la vida sobre los que debemos decidir. El Asco nos enseña a decir ¡NO!, y saber decir ¡NO! Nos ayuda a no ser conformistas, a tener personalidad.

Ira

En cuanto a la Ira, podríamos decir que es la menos “lista” de las emociones, puesto que cuando se deja llevar y nos invade, no hay razonamiento posible; pero aun así, es totalmente necesaria experimentarla, ya que también es una forma de aprendizaje y de evolución. A veces la ira desemboca en tristeza y de ahí podemos de nuevo experimentar la alegría.

La Ira es como el mecanismo de defensa de las emociones, el que dice “esto no me gusta y he de ponerme en marcha para cambiarlo”, la emoción que piensa en la forma de defendernos de lo que nos provoca el enfado.

¿Cómo reconocer las emociones básicas?

La diferencia esencial entre emociones y razón es que la emoción lleva a a la acción mientras que la razón lleva a conclusiones.-Donald Calne

Ahora conocemos que son las emociones y cuáles son las básicas, pero ¿Cómo podemos reconocerlas?

La Ira se caracteriza porque la mirada del sujeto es fija (hacia un objetivo), las cejas se juntan arrugándose hacia abajo, la boca suele mostrar los dientes y es evidente la tensión facial.

El asco es fácil de reconocer si saber que se caracteriza por la boca ya que esta se curva hacia los lados levantándose el  labio superior, se frunce el ceño arrugándose la nariz y los ojos se estrechan.

Con la tristeza quizá es con la que más familiarizamos estamos….. siiiii después de la alegría. La expresión facial de la tristeza se caracteriza porque los párpados tienden a agacharse hacia los lados y las cejas aparecen más levantadas en la zona central de la cara cayendo de forma oblicua hacia los laterales. El entrecejo se arruga y los labios se estiran de forma horizontal. Si existe el llanto, es posible que se enrojezca la nariz.

Veamos cómo se manifiesta el miedo. Se  caracteriza  fundamentalmente por los  ojos  muy abiertos para  captar  la mayor información posible, los  párpados  superiores quedan más relajados mientras que los inferiores se tensan. Las cejas caen oblicuas hacia los lados.

La alegría por su parte, ejercita muchos músculos ya que se contraen el músculo que va del pómulo al labio superior y el que rodea al ojo, haciendo que las mejillas se eleven y nos salgan las temidas patas de gallo; ahora sí que hemos dado con la clave, si tienes muchas patas de gallo es el momento de decirle al mundo lo mucho que te has reído.

¿Cómo comunicar de forma emocional?

La educación es la habilidad de escuchar casi cualquier cosa sin perder tus estribos y autoestima.-Robert Frost.

Todos sabemos comunicarnos, sí, pero quizá poca gente sabe comunicarse debidamente, utilizando la comunicación emocional. Todo lo que llevamos aprendido hasta ahora nos ayuda a saber comunicarnos emocionalmente, pero hay 5 componentes que son clave y que debemos conocer si queremos comunicarnos de una forma adecuada, utilizando la comunicación emocional.

Componentes de la Comunicación Emocional

Subjetividad

Comunicar según lo que nosotros creemos, emitiendo nuestro juicio de valor.

Honestidad

Transmitir con al mayor sinceridad posible aquello que estamos diciendo.

Positividad

Comunicar de una forma positiva y correcta.

Finalidad

La comunicación siempre tiene que tener una finalidad por la cual se tiene intención de transmitir algo.

Utilidad

Hemos de comunicarnos puesto que es una herramienta útil de la que disponemos y además aquello que comunicamos sirve para algo, es útil.

 

Como ya hemos visto, la inteligencia emocional es importante tanto en adultos como en niños; de hecho casi es más importante en las primeras etapas por el hecho de que es la época en la que hay mayor desarrollo cerebral y si se estimula esta habilidad en esta edad, se facilitará la vida de la persona cuando sea adulta.

¡Como ves, desarrollar tanto tu inteligencia emocional como la de los tuyos solo tiene beneficios!