Miedos

Ligirofobia: miedo a los petardos ¿Tiene solución?

By 15 marzo, 2018 No Comments
ligirofobia-miedo-petardos-blog

Valencia es conocida mundialmente por sus Fallas. Cada año, en el mes de marzo la ciudad se llena de pólvora y miles de turistas vienen a disfrutar de estas fiestas. Pero, paradójicamente, muchos valencianos huyen por estas fechas de la ciudad. ¿Por qué sucede esto?

 

Una de las causas por las que se marchan de la ciudad algunas personas es por el miedo intenso a los petardos, a los ruidos fuertes, también llamado ligirofobia. Veamos en qué consiste.

¿Qué es la ligirofobia?

La ligirofobia es el miedo irracional, intenso y persistente ante la presencia o anticipación de ruidos fuertes y de carácter inesperado, como por ejemplo las explosiones (petardos, globos, pinchazos, etc).

La ligirofobia forma parte de las llamadas fobias específicas, son miedos irracionales e intensos hacia algo que o bien no es peligroso, o en el caso de serlo, no lo es tanto como la persona que padece la fobia lo percibe. Es decir, la persona tiende a catastrofizar las consecuencias de permanecer en contacto con aquello que le produce miedo.

Tipos de ligirofobia

Las personas que sufren miedo a los ruidos fuertes, es decir, que padecen ligirofobia, pueden presentar miedos ante:

  1. Globos hinchados:en este caso, se tiene miedo a que exploten, incluso en muchas ocasiones son incapaces de estar en lugares con globos.
  2. Petardos: sienten ansiedad en situaciones en las que otras personas tiran petardos, escuchar de lejos un petardo, o el simple hecho de pensarlo.
  3. Fuegos artificiales:evitan totalmente ir a lugares dónde se va a producir un castillo, mascletás, etc. por miedo a este tipo de objetos explosivos.

Causas

Aunque solemos considerar que el miedo es una emoción negativa, no lo es puesto que nos permite ponernos a salvo en situaciones peligrosas y, por lo tanto, favorecer nuestra supervivencia.

Sin embargo, la parte negativa del miedo es cuando nos obstaculiza e impide hacer vida normal o ciertos aspectos de ella, con normalidad. Por ejemplo, acudir a alguna fiesta o cumpleaños.

  • Evento traumático. Haber sufrido algún acontecimiento traumático o negativo relacionado con ruidos o golpes fuertes, sobre todo en edades tempranas, puede crear sentimientos de ansiedad cuando se oyen ruidos fuertes.
  • Predisposición genética. No siempre es necesario haber experimentado un evento traumático para sufrir ligirofobia, sino que puede provenir de la familia.

Tras vivir una experiencia desagradable con un ruido fuerte y desarrollar ligirofobia, la persona tiende a evitar o escapar de cualquier situación en la que se encuentren los objetos mencionados anteriormente para aliviar su malestar.

Pero con ello consiguen que la conexión entre el estímulo y el miedo que produce se fortalezca, ya que la secuencia se automatiza y se impiden el proceso de habituación.

 

banner-terapia-miedos-serendipia

Tratamiento

El tratamiento de elección para abordar la ligirofobia es la exposición. Esta técnica psicológica consiste en presentar el estímulo temido sin permitir que la persona evite o escape de la situación.

Seguro que pensaras: ¿Y esto no hará que aumente mi miedo?

Cuando nos exponemos a la situación u objeto temido, el mecanismo de defensa que tenemos hará que la ansiedad aumente (para que huyas ya que consideras que es peligroso). Pero debemos hacer justo lo contrario, permanecer en el lugar hasta que nuestra ansiedad disminuya.

Cuando estamos ante la presencia de algo que en principio consideramos peligroso y no pasa nada, el mecanismo de defensa deja de emitir esa ansiedad porque no es útil ya que se está comprobando que no hay peligro real. Esto se conoce como la campana gaussiana.

Si se realiza esto, durante varias ocasiones, se creará una habituación y se romperá la asociación de peligro con el objeto o situación y el estimulo temido ya no producirá respuesta de ansiedad.

Para llevar a cabo el procedimiento de exposición, lo primero es jerarquizar las situaciones. Un ejemplo de jerarquización sería:

  • 1º situación: escuchar ruido de petardos.
  • 2º situación: sostener petardos en la mano.
  • 3º situación: explotar globos cerca (hay similitud en el ruido).
  • 4º situación: ver cómo desde lejos tiran petardos.
  • 5º situación: ver cómo tiran de cerca petardos.
  • 6 situación: empezar tirando bombetas.
  • 7º situación: Tirar petardos por si mismo/a.
  • 8º situación: Ir a ver un castillo o mascletà.

IMPORTANTE: Cada persona debe crear su propia jerarquía según su ansiedad/miedo.

Cuando tengamos nuestra jerarquía, toca empezar a exponerse. La persona debe permanecer en esa situación hasta que su ansiedad sea 0.

No se puede realizar ninguna de las conductas de seguridad (evitar o alejarse). Si esto sucede se debe empezar la exposición.

Cuando la persona consiga que su ansiedad ante esta situación sea 0 completamente y desde el inicio de cada de exposición, se pasará a la segunda situación.

ligirofobia-miedo-petardos-blog un pedacito de psicología

Conclusión

Muchas personas dejan de acudir a eventos o lugares con ruidos fuertes por este tipo de fobia. En muchas ocasiones, por vergüenza, tienen que inventarse excusas para no ir.

Quiero resaltar que para realizar un correcto tratamiento para esta fobia, es necesario acudir a un especialista que nos guíe y nos dé pautas para exponernos. De no ser así, podemos empeorarlo y fortalecer más ese miedo.

[bctt tweet=”Puedes hacer dos cosas, seguir huyendo de tu miedo o enfrentarte a él. Tú decides.” username=”Serendipia_psic”]

Si te has sentido identificado con este artículo y deseas superar tu fobia, puedes ponerte en contacto con nosotros para iniciar el tratamiento guiado y personalizado.

También puedes contarnos tu experiencia en los comentarios.

Lorena Honrubia

Lorena Honrubia

“Desde que tengo uso de razón, me he dedicado a la ayuda de las personas que lo necesitaban, dentro de mis capacidades, tanto a personas de mi entorno como a desconocidas. Esto fue lo que me impulsó a dedicarme a la psicología. Para mí ha sido una gran satisfacción poder convertir esa vocación en mi profesión. "

Leave a Reply