Ansiedad

7 pasos para manejar la ansiedad cuando cambias de trabajo

By 10 mayo, 2018 No Comments
maneja-ansiedad-cambio-trabajo-blog

¿Te estás planteando dejar tu trabajo y buscar uno nuevo y más acorde a ti? ¿tienes miedo de que salga mal el cambio? Dejar tu  antiguo trabajo y comenzar en uno nuevo es una situación emocionante y al mismo tiempo aterradora. Es casi como si fueras adolescente otra vez y te cambiaran de escuela: dejar atrás a tus amigos y entrar a un terreno desconocido.

Sigue estos pasos para sobrevivir a este cambio.

1. Reconoce que se trata de un gran cambio.

Comenzar un nuevo trabajo es ampliamente considerado como uno de los diez principales eventos que cambian la vida (es decir, estresante). Como casarse, divorciarse o tener un bebé, comenzar en una nueva compañía tiene una forma de alterar significativamente tu vida cotidiana.

Un trabajo diferente significa un nuevo rol, pero también significa muchos otros cambios considerables: una compañía diferente, nuevas personas para conocer, un nuevo gerente y estilo de gestión, una cultura extranjera, nuevos horarios y un paquete de beneficios diferente que aprender.

Los cambios pueden ser abrumadores. Incluso los aspectos aparentemente “pequeños” de comenzar un nuevo trabajo (el viaje, con quién almorzar, encontrar los baños) puede causar algo de estrés.

2. Sentir la ansiedad es normal.

Es importante darse cuenta de que es perfectamente normal sentirse ansioso. Las cosas van a ser diferentes, y es natural sentirse nervioso por los cambios. Incluso puedes encontrarte dudando de tu decisión de dejar tu trabajo anterior, pero no reacciones demasiado rápido.

Tómate un tiempo para adaptarte a tu nuevo entorno y encuentra algo positivo en lo que enfocarte todos los días (por ejemplo, “Mi compañero de oficina es amigable, y es genial que ya sepa cómo usar el paquete de software”).

3. Trabaja como si estuvieras en una pecera.

Las primeras impresiones no se hacen en un día, sino durante los primeros meses. No te sientas demasiado cómodo en tu nuevo trabajo demasiado rápido. En su lugar, trabaja como si estuvieras en “período de prueba”. Tienes varias semanas para demostrarle a tu empleador que tomó la decisión correcta al contratarte, o no. Pero si te equivocas y cometes un error, asegúrate de aceptarlo y volver al día siguiente para volver a intentarlo.

banner-terapia-ansiedad-serendipia

 

4. Sé un trabajador modelo.

Demostrar que eres un buen trabajador es bastante fácil. Muestra tus buenos hábitos de trabajo, como llegar al trabajo a tiempo y no irte temprano. Sé productivo en tu escritorio. No te demores en la cafetera platicando sobre lo que sucedió durante el fin de semana o tomes largos almuerzos. Evita consultar tu correo electrónico personal y tu cuenta de Facebook.

Mantente ocupado, haz buenas preguntas, no distraigas a los demás y trata de no quejarte. Tus colegas y gerente te apreciarán más por simplemente hacer tu trabajo.

5. Presta atención a la cultura.

Aprender sobre la cultura de la oficina no es algo que puedas captar completamente al leer un manual para empleados; tienes que vivirlo para entenderlo. Si bien es importante seguir las políticas y pautas de la oficina, también debes tener en cuenta las reglas y sistemas “no escritos” en el trabajo.

Por ejemplo, puedes descubrir que los miembros de tu equipo se reúnen para tomar un café en la cafetería 20 minutos antes del trabajo, y podrías integrarte más rápidamente si te unieras a ellos. También puedes encontrar formas de perder la simpatía de tus jefes al no prestarle atención a la cultura.

Si, por ejemplo, un gerente utiliza una sala de conferencias la mayoría de los miércoles a las 9:00 AM. a pesar de que no está en el horario, no reserves una reunión en la misma sala a las 8:45 AM.

6. Está abierto a la dirección y a los comentarios.

Dado que eres nuevo en el trabajo, por definición no eres un experto. Verifica con tu gerente y colegas para asegurarte de que estás en el camino correcto. No dudes en hacer preguntas o solicitar comentarios. Quizás este artículo sobre 10 pasos para tener una mente más abierta pueda ayudarte con esto.

7. Toma la iniciativa.

Aunque ocasionalmente, consultar con tu gerente es una gran idea, no te vuelvas demasiado dependiente de la orientación de tu jefe. Desea probar que puede trabajar de manera autónoma y puedes agregar valor a la organización. Ofrécete como voluntario para proyectos u ofrece ayudar.

Haz una lluvia de ideas sobre nuevas ideas para abordar los problemas comerciales de la empresa o departamento. Demuestra que puedes tomar la iniciativa y mantener abiertas las líneas de comunicación.

manejar-ansiedad-cambio-trabajo-blog un pedacito de psicología

Las semanas iniciales en un nuevo trabajo son un momento de transición, pero también te dan la oportunidad de demostrar qué tipo de trabajador eres tú. Asegúrate de demostrar que eres un jugador clave, no una elección de contratación pobre. Al seguir estas pautas, puedes demostrar que eres un empleado sólido y un futuro mejor desempeño en la organización.

Edith Gómez

Edith Gómez

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Leave a Reply