Emociones

Pedacitos de felicidad

ogo-blog-un-pedacito-de-psicologia

Es posible que más de una vez te hayas sentido triste, decaído, que no te apetezca nada y que además no veas la solución a lo que te está pasando… en definitiva, estés en un estado de confusión donde no sepas donde encontrar esos pedacitos de felicidad, y si ese estado se mantiene en el tiempo, te llevará lo más seguro a la depresión y a la tristeza.

test-de-felicidad

¿Te sientes identificado/a con alguno de estos rasgos que he mencionado?

Pues préstame atención, a continuación te daré algunas ideas que pueden servirte para que veas lo fácil que es encontrar pedacitos de felicidad en actividades que están al alcance de tu mano.

¿Qué es realmente la felicidad?

La felicidad es una emoción subjetiva, individual, única, y momentánea en el tiempo, que te hace sentir bien contigo mismo y con el mundo que te rodea.

Aunque parezca que hay cosas, o situaciones que pueden dar felicidad a todos los seres humano siempre y por igual, eso no siempre es así, va en función de la persona, y como interpreta sus experiencias vitales. De ahí, que sean pedacitos de felicidad.

Si pensamos que la felicidad es acumular dinero, una buena casa, una pareja, un buen trabajo, estamos muy equivocados. Esas circunstancias pueden ser favorables en algunos momentos de nuestra vida, y esquivas en otra. Por lo tanto, la auténtica felicidad no está en nada material.

Los pedacitos de felicidad van a depender de como afrontemos precisamente eso, las circunstancias diversas de la vida. Y esto va más unido a querernos, aceptarnos y respetar lo que somos realmente.

Ante un acontecimiento, nosotros elegimos como afrontarlo y como interiorizarlo. Incluso las experiencias negativas las deberíamos enfocar, no como errores, sino como aprendizajes.

Una de las primeras cosas que suele dar felicidad es cuidar: el cuerpo y la mente.

El cuerpo:

Efectivamente, hacer ejercicio es una de las cosas primeras que se mandan en terapia, para que las endorfinas reactiven las ganas y el disfrute de hacer cosas. Cuando uno hace ejercicio empieza a encontrarse mejor, empieza a darse cuenta que es capaz de alcanzar pequeños objetivos, y se da cuenta que todo es ponerse.

Quizá lo que más pereza da siempre es empezar una actividad, pero una vez que la empezamos nos damos cuenta que estamos en marcha y empezamos a ver el mundo de diferente manera.

Por lo tanto una de las primeras recomendaciones es cuidar el cuerpo.

La mente:

En la misma línea está el cuidar de la mente. Todo tipo de lecturas, películas, oír música y toda esta serie de actividades siempre que te hagan pensar, te hagan sentir, te hagan replantearte, porqué no, la situación desde enfoques diferentes, son realmente positivas.

Busca contenidos que te hagan crecer como personas, que fomente esos pedacitos de felicidad. No buscamos tener distracciones y dejar la mente en encefalograma plano, quedándonos absortos viendo una aventura en la cual nosotros no nos sentimos emocionalmente integrados.

Busca mensajes que te hagan plantearte enfoques diferentes, busca películas que tengan tema, busca libros que te hagan pensar y crecer. En internet vas a encontrar múltiples referencias a películas y libros que te harán pensar y crecer como persona.

La importancia de aprender durante toda la vida.

Otra de las cosas que pueden llenarte en esa misma línea esos pedacitos de felicidad es estudiar o aprender algo,  todo va encaminado siempre a lo mismo. Iniciar una actividad nueva y diferente. Una actividad que te comprometa.

Cuando uno se matrícula en un curso o asiste a clases particulares, esa actividad nueva que tienes, poco a poco, te hace entrar en acción, le da un nuevo significado a tu día a día, y gracias a ello vas obteniendo una recompensa en pedacitos de felicidad.

Conforme avanzan las clases y te veas integrado en un nuevo contexto, en un nuevo entorno, te vas a sentir muchísimo mejor y te va a posibilitar sentirte diferente, te estás desarrollando y estás aprendiendo cosas que en principio pensabas que no estaban al alcance de tu mano y que siempre te gustaron.

Busca tu satisfacción personal.

Parecía que estas actividades, las veías para los otros y nunca para ti y mira por donde ahora eres tú, en primera persona, quién lo está haciendo posible. Ahí hay una satisfacción personal y un “subidón” que es muy importante tenerlo en cuenta, con lo cual, si no sabes lo que hacer, apúntate o aprende algo nuevo y diferente.

Además y súper importante, el impacto que causas a nivel social en tu círculo de amistades y conocidos cuando dices, me he apuntado a aprender tal cosa, o estoy recibiendo clases particulares de tal otra cosa, es muy potente.

En ese momento verás como ellos son los que se asombran de tu iniciativa, y tú ya no eres quien cree que la vida es aburrida, tú eres quien decides y quien toma las riendas abriéndote a nuevas experiencias.

pedacitos-felicidad

Haz nuevos amigos.

Otro aspecto, que va unido a tener pedacitos de felicidad  es hacer nuevos amigos. Conocer gente siempre es positivo, cuando conoces gente, te das cuenta que:

  • Tu problema no es el más grande.
  • Hay otras formas de enfocar la vida.
  • No estás solo.
  • Te queda mucho por aprender y mucho por disfrutar.
  • Hay mucha gente interesante en la vida no solamente los poquitos que tu conocías hasta ahora.

Hay vida más allá de tu mini-círculo de vida. Descúbrela.

 Cada vez que abres tu mundo, aparecen situaciones nuevas y en esas situaciones nuevas es donde surgen las oportunidades de enriquecerte como persona.

No deseches esta oportunidad, está en tus manos, depende de ti.

Lo único que tienes que hacer es decir SÍ, LO VOY A HACER.

Déjate llevar, apúntate como hemos dicho antes al nuevo curso, apúntate aprender algo, márcate unos objetivos alcanzables que te hagan sentir bien contigo mismo, no quieras de repente ser un virtuoso de cualquier instrumento musical, pero empieza y prueba a tocar alguna cancioncita, empieza a ir a clases, apúntate a un grupo de teatro, medita…

¿Y por qué no?… empieza a conocer gente que acude a ese conservatorio o escuela de baile, de teatro,…que acude a escuela de idiomas, porque te ha apetecido aprender inglés o perfeccionarlo, o aprender otro idioma por el simple gusto de aprender.

Y todo esto, te va a permitir, por ejemplo, otra de las cosas que aporta mucho placer, que es viajar y conocer gente nueva y tener nuevas experiencias, en diferentes países culturas y ciudades. Cada vez que viajes tu mente se amplia y se enriquece.

Los pedacitos de felicidad.

Otra de las actividades que da felicidad es precisamente disfrutar de las pequeñas cosas: ir a pasear, a nadar, a tomar el sol,  a bailar; lo único que tienes que hacer es ponerte en marcha ya.

Por último, otra de las cosas que suele venir muy bien para sentirte mejor y sentirte que la felicidad está al alcance de tu mano es ayudar a los demás.

Si tú, en vez de estar quejándote y querer ser el centro de atención, sales de ti, y eres capaz de ayudar a los demás, ayudar a gente que está a tu alrededor, y no caes en el error de estar pendiente de lo que ellos a cambio te dan.

Sino que lo haces simplemente, por el placer de dar, el placer de ayudar, la gente va a contar contigo, y te va a recordar de forma positiva, valorando el corazón que tienes y lo maravillosa persona que eres.

Esta es otra de las formas que tienes al alcance de tu mano, para alcanzar esa felicidad, sentirte mejor, sentirte activo y no caer una tristeza y una depresión que no tiene ningún sentido.

Para que pienses en todo lo que te acabo de decir…te dejo un enlace de una de mis canciones preferidas, con subtítulos, para que la aprendas y la cantes todo el día…

Ponla a todo volumen… y que se enteren tus vecinos…

En cuanto te pones en marcha, el resto ya va sólo

Me gustaría saber si he conseguido hacerte reflexionar al respecto, espero tus comentarios…

Antes de irte, me gustaría que nos dejaras tu punto de vista. ¿Qué es para ti la felicidad? ¿podrías enumerar tus pedacitos de felicidad?

Leave a Reply

1
Hola👋 ¿En qué te podemos ayudar?
Powered by