TDAH. Todo lo que necesitas saber

En numerosas ocasiones he visto a niños que no podían estar quietos, que eran muy nerviosos porque a todos sitios se subían y que no podían parar un minuto; también en muchas ocasiones he oído relacionado con este hecho la frase parece que tienes el baile de “San Vito”. Actualmente conocemos el término TDAH con el que fácilmente etiquetamos a los menores que realizan conductas como las anteriormente descritas pero, realmente… ¿qué es el TDAH?

TDAH. Todo lo que necesitas saber-blo-un-pedacito-de-psicologia

¿Qué es el TDAH?

Por su parte, el TDAH es la etiqueta correspondiente al Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad y se trata de un trastorno de conducta que aparece en torno la infancia, se suele empezar a diagnosticar sobre los 7 años de edad y que se manifiesta como un aumento de la actividad física, impulsividad y dificultad para mantener la atención en una actividad durante un periodo de tiempo continuado.

La definición para el TDAH según la CHADD (Children and Adults with attention-deficit/hyperactivity desorder) es, un trastorno neurobiológico que se presenta tanto en adultos como en niños, con un patrón persistente o continuo de inatención y/o hiperactividad e impulsividad que impide las actividades diarias o el desarrollo típico. Los individuos con TDAH también pueden experimentar dificultades para mantener la atención, la función ejecutiva (o la habilidad del cerebro para comenzar una actividad, organizarse y llevar a cabo tareas) y la memoria de trabajo.

banner-infantil-blog-un-pedacito-de-psicologia

Tipos de TDAH

Si atendemos al manual de referencia para la clasificación de los trastornos mentales vemos que no todas las personas que padecen TDAH tienen el mismo cuadro clínico, sino que se puede dividir en subtipos en función de los síntomas predominantes en la persona.

De esa manera tenemos el tipo Inatento, Hiperactivo- Impulsivo y Combinado o Mixto si lo que se presentan son síntomas hiperactivos e impulsivos.

De todos ellos el más frecuente es el combinado, seguido del hiperactivo-impulsivo. El subtipo inatento es el menos frecuente de ellos, y se da más en niñas que en niños, frente a los otros cuadros clínicos que se detectan más en niños que en niñas. Es decir, debido a que los síntomas de inatención son más sutiles, se detectan menos.

Después de ver que es el TDAH no parece tener sentido la asociación o la etiqueta que parece atribuirse de forma errónea a algunas personas solo por el hecho de ser…”inquietas”.

Más adelante veremos los requisitos que pertenecen a cada uno de los tipos.

TDAH. Todo lo que necesitas saber-blo-un-pedacito-de-psicologia

Causas del TDAH

No hay una causa clara pero podemos hablar de ciertos factores de riesgo que pueden influir a la hora de desarrollar TDA/TDAH:

Una de las aparentes causas principales del TDAH es la herencia; esto se debe a que aproximadamente el 75 por ciento de los casos de TDAH tienen un origen genético aunque no es fácil determinar el gen o los genes responsables de esta patología.

Otras de las causas que pueden dar lugar a TDAH son entre otras:

Diferencias en la anatomía del cerebro

Pruebas cerebrales han demostrado que algunas áreas del cerebro son diferentes en personas con TDAH, especialmente las relacionadas con la actividad y atención. Algunos estudios revelan que el lóbulo frontal del cerebro es diferente entre las personas con TDAH. Esta área está relacionada con la toma de decisiones. Estudios, también revelan diferencias en algunos neurotransmisores como dopamina y noradrenalina en el cerebro. Estos neurotransmisores sin importantes en el cerebro puesto que son los mensajeros químicos del cerebro.

Ser varón

Los hombres/niños tienen más riesgo de desarrollar TDAH que mujeres/niñas. Los estudios sugieren que el TDAH de tipo impulsivo e hiperactivo se desarrolla en mayor proporción en chicos y que por el contrario, el tipo inatento predomina más en chicas.

Consumo de sustancias nocivas por parte materna

Estudios demuestran que las mujeres embarazadas que fuman, toman alcohol o drogas corren un mayor riesgo de dar a luz a niños que van a desarrollar TDAH, parece ser que este hecho es debido a la reducción que estas sustancias producen en el desarrollo neuronal y de los neurotransmisores químicos.

Lesión cerebral

Una lesión cerebral también puede estar relacionada con el desarrollo del TDAH según algunos estudios.

Aditivos Alimentarios

Algunos aditivos alimentarios como conservantes y colorantes artificiales se han vinculado a la agravación y mayor riesgo de TDAH.

Exposición a la televisión

Una exposición excesiva a la televisión a temprana edad puede conducir a un mayor riesgo de TDAH.

Haber sido un bebé prematuro

Otro factor de riesgo es haber nacido prematuramente antes de las 37 semanas de gestación y/o haber nacido con bajo peso al nacer.

TDAH. Todo lo que necesitas saber-blo-un-pedacito-de-psicologia

Síntomas del TDAH

Dependiendo del tipo de síntomas que se den en cada individuo podemos hablar de un tipo de TDAH o de otro, veamos cuales son los síntomas característicos de cada tipo:

TDAH subtipo Inatento

La presidenta de la Sociedad Española de Psiquiatría Infantil explica que el principal síntoma es que los infantes no son capaces de mantener la atención durante mucho tiempo. Además, a estos niños les cuesta ponerse a hacer todas las tareas que suponen un esfuerzo mental. “Está como en su mundo, se distrae con facilidad y se va de un tema a otro”, afirma.

El principal lugar donde se aprecian estas manifestaciones es en el ámbito escolar. Los profesores a veces presentan quejas en este sentido, pero también aparecen en casa: cuando un niño tiene que organizar sus cosas, también está muy despistado.

En general suele caracterizarse por:

  • No atiende y comete errores con bastante frecuencia.
  • Dificultad para mantener la atención.
  • Aparente sordera.
  • No sigue instrucciones y no termina las tareas encomendadas.
  • No se organiza de manera correcta.
  • Olvida y pierde sus pertenencias.
  • Se distrae fácilmente con estímulos externos.

TDAH subtipo Hiperactivo

La hiperactividad puede ser muy evidente en niños de menor edad y va desapareciendo con el crecimiento. Se manifiesta de forma diferente dependiendo del niño aunque suele caracterizarse porque están siempre en movimiento, corriendo, saltando, tienen dificultades para estar quietos, hablan mucho, de forma precipitada y sin pensar.

Los síntomas más frecuentes son:

  • Inquietud, no para de moverse en cualquier parte.
  • Se levanta continuamente cuando debería permanecer sentado.
  • Corre y salta en situaciones que debería comportarse de otra manera.
  • Dificultad para jugar tranquilamente lo que genera problemas a la hora de relacionarse con otros niños.
  • Verborrea, no para de hablar y además lo hace muy rápido sin respetar turnos y sin dejar acabar de hablar a la otra persona.
  • Dificultad para respetar el turno.

TDAH subtipo Impulsivo

Aquí tiene cabida todo lo que hace referencia a las situaciones en las que los niños actúan sin pensar en las consecuencias de sus actos.

  • Impacientes.
  • Frustración a la demora de la recompensa.
  • No se paran a pensar.
  • Interrumpen la conversación y los turnos.

banner-infantil-blog-un-pedacito-de-psicologia

¿Está el TDAH relacionado con otras Trastornos Psicológicos?

Cuando decimos que el TDAH se presenta frecuentemente con otros trastornos relacionados, hablamos de que el TDAH en muchas ocasiones no se presenta sólo, sino que aparece junto a otros trastornos psiquiátricos. Esto es así en el 70% de los casos de TDAH.

Tanto es así que,  una persona con TDAH tiene 6 o 7 veces más probabilidades de tener otro trastorno psiquiátrico o trastorno del aprendizaje. Cuando el TDAH se asocia a otros trastornos, con frecuencia se complica el diagnóstico, empeora la evolución y la respuesta al tratamiento es menor.

Estos son los trastornos asociados al TDAH y su porcentaje de comorbilidad:

Trastorno Negativista Desafiante 50%., Trastorno del Sueño 50%, Trastorno de Conducta 40%, Trastorno de ansiedad 30%, Trastorno de Espectro Autista 28%, Tics (Síndrome de Tourette) 11%, Trastorno del ánimo 4%.

   Tipo de Trastorno Relación con TDAH
Trastorno Negativista Desafiante 50%
Trastornos del Sueño 50%
Trastornos de Conducta 40%
Trastornos de Ansiedad 30%
Trastornos del Espectro Autista 28%
Tics (Síndrome de Tourette) 11%
Trastornos del Estado de Ánimo 4%

 

¿A quién le afecta el TDAH?

Según Díez:

  • Esta patología afecta sobre todo a los niños y es más frecuente en varones.
  • Aproximadamente entre el 60 y el 80 por ciento de los adultos mayores de 18 años que han tenido antes TDAH siguen teniendo los síntomas en la adultez. “Es decir, casi tres cuartas partes siguen refiriendo que tienen síntomas y que éstos interfieren en sus estudios, en su profesión, etc.”.
  • En España hay un 6,8 % de menores de 18 años con síntomas compatibles con TDAH.

 

¿Cómo se si mi hijo tiene TDAH?

El diagnóstico es complejo y se realiza a través de la observación de la conducta del niño y es importante la aportación que puedan hacer tanto los familiares como el entorno escolar sobre el comportamiento del niño.

De forma complementaria pueden realizarse test con escalas de evaluación de la conducta, rellenadas por los padres y/o profesores. Estas escalas, proporcionarán información acerca de la gravedad del trastorno, de la presencia e importancia de otros trastornos psiquiátricos o de diversos problemas de comportamiento.

Dichas escalas son complementarias, por lo que no pueden determinar un diagnóstico por sí solas. Dada la evidencia de la importante carga genética del TDAH es conveniente realizar una historia de vida detallada, tanto personal, como familiar.

Por último, hay que realizar un cuidadoso análisis diferencial puesto que debemos tener en cuenta que hay un gran número de trastornos en la infancia que pueden presentar síntomas similares a los del TDAH, patologías como el hipertiroidismo (que presenta inatención), la epilepsia, y, como hemos visto antes, los trastornos comórbidos.

TDAH. Todo lo que necesitas saber-blo-un-pedacito-de-psicologia

¿Cuál es el mejor Tratamiento para el TDAH?

El tratamiento tiene que constar de varios componentes, como ya hemos visto, el TDAH tiene un componente de problemática que podemos encontrar en el desarrollo neuronal y a nivel de neurotrasnsmisores por lo que es importante la terapia farmacológica permite corregir la disfunción cerebral durante las horas que hace efecto el medicamente.

Según la presidenta de la Sociedad Española de Psiquiatría Infantil, hay varios fármacos que han demostrado su eficacia y seguridad. Algunos son del grupo de los estimulantes, como por ejemplo, metilfenidato, y otros se llaman fármacos no estimulantes, como la atomoxetina.

Además del tratamiento farmacológico, es muy importante que los padres y los profesores sepan en qué consiste el trastorno y actúen en consecuencia. Cuanto mayor sea el conocimiento del problema mejor se puede actuar y mejor se ayudará al enfermo.

Del mismo modo que es importante explicarles a los padres y profesores el problema hay que explicarlo a la persona que lo padece y dotarla con estrategias para adaptarse y evitar la frustración y la baja autoestima. Para encontrar las pautas necesarias, el modo de actuar y los mecanismos de afrontamiento más útiles es recomendable acudir a un profesional de la psicología especializado en este tipo de problemática que evalúe el caso y tenga en cuenta la problemática de manera individual.

Cuando no entendemos y no entienden que nos pasa nos sentimos diferentes, nos hacen sentir raros aunque en realidad solo tengamos que saber que nos pasa y corregirlo de la manera adecuada.

¡Cambiar está en nuestra mano!