AutoestimaFortalezas

Valentía: ¿te consideras valiente?

By 10 enero, 2020 No Comments
valentia-valiente

ogo-blog-un-pedacito-de-psicologia

¿Crees que eres valiente?, ¿quién no ha tenido un héroe cuando era pequeño o incluso de adulto?, ¿quién no ha jugado alguna vez a héroes y villanos (o polis y cacos)? A nadie le gustaba estar en el bando de los malos. ¿Por qué es importante la valentía socialmente?

En la sociedad en la que vivimos, la valentía es una característica muy bien valorada y se premia con alabanzas o admiración.  En definitiva, los valientes gustan por eso es una característica que nos gusta tener. Pero, ¿cuándo la usamos y la tenemos en cuenta?

 

¿Qué es la Valentía?

También conocida como valor. La valentía es la capacidad de tomar medidas para ayudar a los demás a pesar de los riesgos o peligros. No implica la ausencia de miedo, sino la capacidad para hacer las cosas a pesar de tener miedo.

Esta fortaleza permite a las personas evitar la reducción de las amenazas, los desafíos, o el dolor asociados con el intento de hacer buenas obras.

Los actos valientes se llevan a cabo de forma voluntaria, con pleno conocimiento de la adversidad potencial que implican. El valor nos ayuda a sentirnos realizados y orgullosos de nosotros mismos.

El mayor acto de valor es conquistar nuestros miedos. Esto no implica realizar actos heroicos, nuestro día a día está repleto de momentos en los que decidimos actuar con valor o con cobardía.

Tres tipos de valentía o valor

Existen tres tipos de valentía:

  • El valor físico—es el que muestran las personas que superan el miedo a ser heridos, a morir o a la enfermedad.
  • El valor moral—está relacionado con la superación del miedo a la opinión de los demás. Ocurre cuando se hace lo correcto, a pesar de las consecuencias negativas que puede causar socialmente (perder un trabajo o amigos, ser dejado de lado, etc.).
  • El valor psicológico—está relacionado con las consecuencias psicológicas, que algo te desequilibre. Se requiere de este valor para superar cada día las distintas ansiedades (por ejemplo, enfrentarse a su ansiedad al salir de casa o conducir un coche).

¿Qué no es valentía?

 Hay que tener en cuenta, que el miedo es un factor imprescindible para que haya valentía.  Muchas veces, etiquetamos a las personas que tienen miedo de cobardes. Esto es un error, porque para ser valientes, hay que primero asumir el miedo y luego tomar la decisión de afrontar esa situación.

Ahora bien, hay que distinguir el valor de la temeridad. Actuar con valor implica hacer lo correcto o hacer algo que merece la pena. En cambio, actuar con temeridad implica asumir un riesgo innecesario.

Si pensamos en un ladrón, podemos imaginar el peligro al que se expone al realizar un robo, pero nadie lo catalogaría de un acto valiente.

La verdadera valentía implica darse cuenta de los riesgos, sopesarlos y actuar de forma inteligente y prudente, sabiendo lo que se hace y el peligro que conlleva, y no de manera inconsciente o impulsiva, ni para demostrar algo a los demás.

valentia-valiente

¿Qué beneficios obtendrás desarrollando la Valentía?

  • No dejarse intimidar ante la amenaza, el cambio, la dificultad o el dolor.
  • Ser capaz de defender una postura que uno cree correcta aunque exista una fuerte oposición por parte de los demás.
  • Actuar según las propias convicciones.
  • No tener temor a ser criticado por defender el propio punto de vista.
  • Atreverse a indagar en lo desconocido.
  • Saber superar los temores.
  • Conseguir las metas que te propongas.
  • Superar las dificultades.

Situaciones en las que puedo actuar con valentía

 Ya sabemos qué es y qué no es la valentía. Ahora, vamos a ver cómo podemos aplicar esta valentía en situaciones cotidianas.

  • Hablar en público: Independientemente del público al que te dirijas, está situación genera nervios y miedo, porque la atención de muchas personas está focalizada en ti y en lo que dices y cómo lo dices. Practicar aquí nuestra valentía, nos ayudará a enfrentarnos a este tipo de situaciones.
  • Decir no: Muchas veces aceptamos cosas que no queremos por las consecuencias que trae el negarnos. Aquí podemos poner en práctica nuestra valentía para enfrentarnos a esas consecuencias negativas pero sabiendo que haces lo quieres libremente.
  • Hacer críticas: Está relacionada con el sentimiento de culpabilidad y el miedo de hacer sentir mal a otra persona. Una buena crítica requiere de valentía, educación y asertividad para que sea constructiva.
  • Enfrentarse a lo desconocido: Salir de nuestra zona de confort es una de las cosas más difíciles de hacer pero también requiere de mucha valentía. Supone arriesgar sin conocer lo que ocurrirá, es enfrentarnos a lo desconocido y a la incertidumbre.
  • Habla a favor o escribe sobre una idea que sea impopular en un grupo. Sé respetuoso con otras opiniones sin dar marcha atrás de la tuya.
  • Adopta medidas pequeñas y prácticas para un cambio social constructivo. Las organizaciones de voluntarios locales son un recurso excelente para involucrarse.
  • Informa acerca de una injusticia, el abuso el abuso de poder o recursos a las autoridades apropiadas, incluso si el agresor es alguien cercano a ti. Recuerda a las personas a las que estás  ayudando al impedir más injusticias.
  • Protege o defiende alguien que no sea capaz de defenderse a sí mismo, como un hermano menor o una mujer maltratada. Haz que se sientan como si pudieran confiar en ti en el futuro.
  • Reflexiona: Aclarara tus valores para pensar cómo le han servido en situaciones difíciles. Considera también cómo los valores te han impedido hacer determinadas cosas, y piensa cómo cambiar esto en el futuro.

 

Pasos para actuar con valentía

  1. Sé consciente aquello que nos da miedo: pregúntate e indaga en todo aquello que no has hecho y en el por qué.
  2. Valora tus capacidades: Cuando nos enfrentamos a una situación que nos produce miedo, hay que ver primero si es el momento y si tenemos las herramientas necesarias para hacerlo de forma correcta.  
  3. Valora las consecuencias: Conocer todos los resultados posibles, ayudará a estar más preparados y seguros de nosotros mismos, tomando el control.
  4. Ten un objetivo determinado: Saber qué es lo que quiero conseguir, tener clara la meta a alcanzar hará que nos focalicemos en ella y nos ayudará a ganarle la batalla al miedo.
  5. Comparte tus logros: . Esto te va a dar seguridad, mejorará tu autoestima y empezarás a verte más capaz para afrontar otros nuevos retos.

¿Con qué otras fortalezas se relacionan la Valentía?

  • Perseverancia (tenacidad).
  • Integridad (autenticidad, honestidad).
  • Vitalidad (ánimo, entusiasmo).

Recomendación cinematográfica:

 

Recomendación bibliográfica:

“No temas que tu vida tenga un final, sino que nunca tenga un principio” John Henry.

Puedes descubrir más fortalezas personales en nuestro blog.

Lorena Honrubia

Lorena Honrubia

“Desde que tengo uso de razón, me he dedicado a la ayuda de las personas que lo necesitaban, dentro de mis capacidades, tanto a personas de mi entorno como a desconocidas. Esto fue lo que me impulsó a dedicarme a la psicología. Para mí ha sido una gran satisfacción poder convertir esa vocación en mi profesión. "

Leave a Reply

1
Hola👋 ¿En qué te podemos ayudar?
Powered by