Psicología

La crisis de los 20 años

crisis-20-blog

“Muy bien, enhorabuena, ya he acabado la carrera. ¿Y ahora qué? Llevo toda una vida estudiando, esperando esto, y ahora que por fin ha llegado… no sé qué hacer conmigo misma. De lo mío no hay casi trabajo, y en casi todos los curros al final acabo desmotivada, sin más… Pero oye, ¡doy las gracias! Con la crisis económica, suerte que he podido trabajar de algo.

No sé, echo de menos lo que era antes… Salíamos de clase, y unas cervezas. Cada lunes, una anécdota nueva del fin de semana. Y lo que nos reíamos… ¿Cuánto hace que no me río? A ver, sí, claro que me río, pero reírme de verdad, joder. De eso que no puedes parar, que te quedas sin aire… No sé qué me está pasando. No vivo mal, no soy infeliz… pero, ¿realmente soy feliz del todo? Tú que eres psicóloga, dime… ¿hay algo más, o la vida es simplemente esto?”

Y yo no sé qué contestarle.

 

 

¿Qué  nos está pasando?

Cuando queda poco para el día de tu cumpleaños sientes un cosquilleo en el estómago, pero ya no es el mismo cosquilleo de ilusión que cuando cumpliste los 18. Ahora se parecen más a nervios de ansiedad que de entusiasmo. Y comienzas a hacer comentarios ¿graciosos? acerca de que te haces viejo, a tener pensamientos sobre lo rápido que han pasado los últimos años, y a sentir cierta nostalgia por todo. Y surge la frase por excelencia: “Veinti-X… ¿YA?” (sustituyendo la X por el número en el que te haya entrado el pánico).

No es nada fácil definir esta sensación que nos llega de imprevisto cuando ya llevamos algunos años cumpliendo los veinti-algo, pero es innegable que desde hace algún tiempo la veo a mi alrededor, y también en mí misma a ratos. En esos estudios sociológicos de tardes de café, lo he comentado con amigos, y entre todos los “a mí también me pasa” y “yo también me siento así”, creímos estar descubriendo algo muy interesante…

Así que llegó el momento definitivo, ese pequeño gesto imprescindible en la vida de toda persona, el paso previo antes de hacer algo grandioso: buscar en Google. Y, cómo no, ya está todo inventado.

La “crisis del cuarto de vida”

Resulta que lo que nos pasa a los veinteañeros ya tiene un nombre. Se llama la “crisis del cuarto de vida”, un término acuñado por la autora Abby Wilner, que tiene hasta un libro y una página web.

La crisis del cuarto de vida se da en la década de los 20 a los 30, antes o después en función de cada persona, y se define como una especie de apatía hacia la vidaA algunos seres de luz esto jamás les ocurre y son fuertemente felices toda su vida sin descanso; si eres un ser de luz, deja tu comentario.

Sin embargo, se trata de un malestar “reprimido”, “no asumido”, porque con lo joven que eres te da mucha pereza admitir que estás en una especie de crisis existencial. Así que esta incomodidad se vive habitualmente de forma inconsciente, intentando encubrirla ante los demás, y también ante uno mismo.

Quizás este artículo te ayude a descubrir cosas de las que no habías sido consciente antes.

¿Por qué nos ocurre la crisis del cuarto de vida?

  • A nivel biológico, la efusividad de la adolescencia ya ha finalizado por completo, y nuestro sistema hormonal se vuelve mucho más estable y sutil.
  • A nivel psicológico, podemos sentirnos sobrepasados por las exigencias adultas de ese “mundo real” en el que acabamos de caer, unas responsabilidades que al final nos aburren, nos molestan y nos estresan.
  • A nivel emocional, de pronto nos enteramos de que ya no somos los mismos. Hemos crecido sin darnos cuenta, y ahora nuestras necesidades emocionales son bastante más complejas.
  • A nivel profesional, es momento de adaptarnos a una realidad laboral que a menudo no es como esperábamos, haciéndonos sentir cierta inseguridad e insatisfacción.
  • A nivel social, nuestras amistades y compañías se van volviendo más selectivas, algunas personas desaparecen de nuestra vida, y a las que se quedan les dedicamos menos tiempo del que nos gustaría.

 

crisis-20-blog un pedacito de psicología

Los “síntomas” más típicos de nuestra crisis

1. El futuro es una caja de sorpresas

Sientes que tu futuro a corto/medio plazo es totalmente incierto, no tienes nada claro lo que va a ser de ti en los próximos años, quizás ni siquiera el año que viene… y eso te da más vértigo que montar a la Shambhala. Pero a la vez, hay mucha ilusión en esa incertidumbre.

2. El amor… esa asignatura pendiente

Si tienes pareja desde hace mucho tiempo, quizás empiezas a darte cuenta de que ya no es lo mismo: tú has cambiado mucho en estos años, y también lo ha hecho tu compañero/a. Es natural, pero ¿seguís siendo igual de compatibles que antes? Por el contrario, si llevas mucho soltero/a, no es raro que comiences a sentir que el sexo esporádico ya no te llena lo suficiente, junto con una necesidad bastante fuerte de crear un vínculo emocional con alguien. Si tienes pareja y vuestra relación es absolutamente ideal, deja tu comentario.

3. La falta de tiempo

Demasiadas cosas que hacer y muy pocas horas, así que el tiempo se ha vuelto lo más valioso para ti, aunque eso también te ha hecho aprender a invertirlo mejor. Cada vez necesitas más ese giratiempos de Hermione, y el hecho es que lo puedes adquirir fácilmente aquí. Pero, ¡¿tú has visto lo que vale?!

4. La falta de dinero

Sin duda, es nuestro problema por excelencia, el síntoma estrella de la crisis del cuarto de vida. A menudo tenemos ganas, tenemos ilusión, tenemos ideas, tenemos fuerza y energía… pero no tenemos dinero, así que todo se queda en nada. Y frustra, claro que frustra. ¡Pero no todo es el dinero! Hay muchas cosas para las que no lo necesitas.

5. Nuestros primeros pasos en política

Éste ya no es un tema de los mayores al que podemos tranquilamente hacer oídos sordos. La política te interesa desde hace ya algún tiempo, te sientes partícipe de la sociedad en la que vives, y quieres aportar tu granito de arena para mejorarla. Pero a la vez, sientes que es un tema complicado, confuso, contradictorio… y a veces huele mucho a decepción.

6. El odiado y deseado mundo laboral

La pesadilla laboral de cualquier veinteañero se resume en esa frase. Si no trabajas, estás deseando trabajar. Si trabajas, te encantaría no tener que trabajar. Sueñas con ese trabajo perfecto, seguramente relacionado con tus estudios, ese trabajo que te haga sentir autorrealizado. Y estoy segura de que, antes o después, encontrarás ese trabajo… ¡es demasiado pronto para desanimarte! Si ya has encontrado el trabajo perfecto y estás encantado de la vida, deja tu comentario. Si vives en España y has encontrado cualquier tipo de trabajo, deja tu comentario.

7. El complot de tus amigos de Facebook

A tus amigos de verdad cada vez los ves más de tanto en tanto, estáis todos tan ocupados que no es fácil coordinarse. Y tus amigos de Facebook parece que se hayan puesto de acuerdo para restregarte sus perfectas vidas: viajes, comidas, novios, novias, fiestas, aventuras… ¿Acaso eres el único que tiene una vida mediocre? ¡Sabes que no! No dejes que unos filtros de Instagram te depriman, ni siquiera el Clarendon merece tus lágrimas.

8. El síndrome Forever Young

“Forever young… I want to be, forever young…”

¿Y quién no? La canción tiene razón. Lo cierto es que la mayoría tenemos un miedo bastante fuerte a envejecer, y no sólo físicamente (que también) sino a envejecer psicológicamente. La mente te envejece cuando la rutina se traga tu creatividad, cuando ya no te quedan ganas de probar cosas nuevas para divertirte, y tus únicos amigos son la manta y el sofá. ¡Pero tenemos la solución!

Puedes entrenarte para reconocer los 5 rasgos típicos de un viejoven (cabeza de viejo y cuerpo de joven), y mantenerte alejado de ellos por si contagia. Si eres viejoven y te aclaras con las nuevas tecnologías, deja tu comentario.

crisis-20-blog un pedacito de psicología

 

Tú que aún eres joven…

Tú que aún eres joven, tienes que disfrutar de la vida.

Tú que aún eres joven, tienes que aprovechar el tiempo.

Tú que aún eres joven, tienes que cuidar tu salud.

Tú que aún eres joven, tienes que vivir experiencias.

Tú que aún eres joven, tienes que labrarte un futuro.

Tú que aún eres joven, tienes que estar contento.

Y nuestras cerebros veinteañeros van directos al colapso. Nos ponen muy nerviosos este tipo de presiones que recaen sobre nuestra juventud, porque detrás de todas esas frases se intuye una coletilla final: “…antes de que sea demasiado tarde”.

¿Pronto va a ser demasiado tarde para disfrutar de la vida, aprovechar el tiempo, cuidar nuestra salud, vivir experiencias, labrarnos un futuro o estar contentos? La respuesta es: no. Realmente no existe ese “demasiado tarde” al que tanto tememos.

¿Qué es lo que tenemos que hacer exactamente para aprovechar al máximo nuestra juventud? ¿Estamos siendo lo suficientemente felices para nuestra edad, o no? Que alguien nos lo diga, por favor. No sabemos si estamos aprovechando correctamente nuestros veintitantos o si los estamos desperdiciando.

Pero sí que creo una cosa: no importa en absoluto si “objetivamente” estamos haciendo todo eso que “deberíamos hacer” o no. Lo único que de verdad importa es nuestra propia sensación. Si predomina la sensación de satisfacción con tu vida, lo estás haciendo bien. Si no es así, tal vez necesitas un cambio, o varios cambios pequeñitos.

En todo caso, siempre está en tu mano dar el paso para coger las riendas de tu vida, energetizarte y llenarte de motivación. O para ir a echar unas cervezas con ese amigo que te ha venido antes a la cabeza.

Los 7 retos de un veinteañero en crisis

¿Sabías qué? En japonés, la palabra “crisis” (危機) está compuesta por dos caracteres: 危= “peligro” y 機= “oportunidad”.

No es tan fácil tener veintitantos como parece desde fuera. En realidad tampoco es tan difícil, y lo sabes. Lo cierto es que, como bien dicen los japoneses, una crisis es un peligro pero también es una oportunidad. Esta etapa de nuestra vida supone un conjunto de retos para nosotros:

  1. Permitirnos la ambivalencia (a veces querremos comernos el mundo, y a veces bajarnos del barco).
  2. Aceptar que lo único permanente es el cambio (y cuanto menos te resistas, mejor).
  3. Tolerar la frustración (no todo va a ser como queremos, ni como nos merecemos).
  4. Aprender a reírnos de nosotros mismos (y a relativizar las circunstancias).
  5. Gestionar la incertidumbre (te hayas independizado ya o no, te va a tocar convivir con ella).
  6. Elegir el optimismo frente al pesimismo (si eres un hater, deja tu odioso comentario).
  7. Reorganizar nuestras prioridades (y comprender que no tienen por qué coincidir con las prioridades impuestas socialmente).

En definitiva, podemos utilizar esta crisis del cuarto de vida de forma positiva, para ir conociéndonos poco a poco a nosotros mismos; profundizando, creciendo y madurando emocionalmente.

banner-terapia-serendipia

Ser joven es una cuestión de actitud

“La crisis del cuarto de vida es el doble de mala que la crisis de la mediana edad: viene veinte años antes de tiempo. Nadie te ofrece ninguna simpatía al respecto, y eres demasiado joven e insignificante como para comprarte un deportivo y huir con tu secretaria”

(Iain Hollingshead, Twenty Something)

Y aquí termina mi reflexión sobre nuestros pseudoproblemas de adolescentes crónicos del primer mundo veinteañeros en crisis. Y a ti, ¿te pasa algo similar en la actualidad, o tal vez te pasó cuando tenías esa edad? ¿Conoces a alguien que esté atravesando la crisis del cuarto de vida? ¿O quizás no estás de acuerdo con su existencia? ¡Tu opinión nos interesa!

Acabemos con un poco de humor

Puede que te interese leer este otro artículo, donde explicamos Cómo Superar una Crisis (del tipo que sea).

¡No olvides seguirnos en Facebook y en Twitter para estar al tanto de todas nuestras publicaciones!

Si lo necesitas, puedes pedirnos una cita aquí:

Pedir cita
Serendipia Psicología

Serendipia Psicología

Serendipia Psicología es un centro de psicólogos en valencia donde te ofrecemos ayuda psicológica profesional y donde podrás encontrar solución a gran variedad de problemas. Te ofrecemos un centro acogedor, familiar y de fácil acceso.

80 Comments

  • Elena dice:

    Pff… pffff… ppffff…. que etapa más mala!! y que asco de existencia que me está tocando vivir!! no hago más que repetírmelo, junto con muchas más frases de ánimo xD…
    Bueno soy una chica de 19 años, el 13 de marzo cumplo los 20 y muy sinceramente lo estoy pasando fatal. Estoy en plena crisis total donde no se quien soy y que hago aquí. Actualmente trabajo en una residencia de ancianos a la vez que estudio un grado superior de Integración Social, el cual me motivaba mucho antes y ahora después de 5 meses me planteo cada día.
    Te puedes imaginar como lo estoy pasando, los sentimientos que tengo y las pocas ganas de nada que me da la vida en general. Ésto en verdad hace poco que me está pasando, pero es tan agobiante que ya no se por donde salir, ni a quien recurrir… Sin exagerar, estoy buscando psicólogo para hacer aunque sea una sesión y que me digo si me estoy volviendo loca o es que es normal esto que me esta pasando.
    Soy muy reservada y no le cuento mis problemas a nadie, tampoco me gusta molestar y la verdad que no encuentro a la persona adecuada, en la que pueda desahogarme plenamente y después de quitarme 20kg de encima sienta que me a escuchado y me de el consejo de mi vida, el que solucione todo mi malestar y haga que vuelva la chica de antes, con la que me sentía viva y totalmente identificada, mi yo de antes…..
    El caso es que no me encuentro, en ninguno de los aspectos de la vida, psicológicos, físicos, conductuales, en la forma de pensar, de ser, de hablar, de vestir, de andar, de pestañear,…..!!!!! S.O.S
    Lo peor… es que para mi edad soy o por lo menos me siento lo que es relativamente muy madura, y la teoría para abandonar éste sentimiento me la se muy bien, pero cuando hay que actuar, hay viene el problema, soy incapaz, literalmente me bloqueo por completo, a veces, tartamudeo y todo… con la mala leche que tengo, cuando de verdad hay que ser sinceros, serios, maduros y adultos, se me olvida y vuelvo a los 13 años…
    Estoy frustrada, no encuentro mi lugar en este asqueroso mundo, soy una negada de la vida y cuando tengo un momento de lucidez, siempre hay un pensamiento destructivo que aleja esa sensación de futuro encuentro con migo misma.
    Mi pareja actual… pasapalabra. Por que desde que mi anterior se fue no soy yo. Pero tampoco quiero que vuelva, eso está claro. Pero no digo que esta mierda forme parte de ese gran cambio, ya que estábamos 100% hermanados.
    En una relación actualmente no se lo que quiero, un rato quiero y al otro aléjate de miii… así estoy, como un cencerro. tanta discusión hará que lo dejemos… y no quiero eso, también me agobia mucho éste tema, y con él no hablo nada de ésto, ya lo he dicho por que hay que medir las palabras y me canso de no poder ser yo misma o dar mi propia opinión tal cual por que siempre es cuestionable, juzgada y absurda. No se si lo hace por mi bien o quiere que muera de indecisión o locura tal cual por que me vuelve loca………….. cansada de éste tema estoy ya. Cuando lo que yo quiero es encontrar una persona a la que le guste escucharme, me de consejo, y sepa esperar a que la cague para que entienda que madurar es eso y no regañarme o juzgarme por haberme equivocado, que sepa que soy tardona y olvidadiza y lo entienda, una verdadera loca amorosa que quiere que la atosiguen y poder atosigar… hecho de menos que me entiendan…
    NO ME ENTIENDO NI YO COMO VOY A HACER QUE ME ENTIENDAN, AUNQUE SEA LO QUE MÁS NECESITE AHORA MISMO. (¿?¿?¿?¿?)
    y ya no voy a aburrir más por que a lo largo del día pasan por mi mente 18876283745892356 pensamientos diferentes buenos y malos y geniales y horribles y puff……… no se como acabará ésto, pero estoy deseando encontrar mi identidad y mi forma de ser para poder poner en marcha todos mis planes de vida, tan geniales como yo los imagino, sin piedras en el camino, sin preocupaciones ni problemas, todo un caminito de rosas y las hostias para madurar en un buen colchón de plumas, jijiji gracias =D (sarcasmo)…
    A sí, que también parece que no se hablar y lo de explicarse en mi es enexistente, eso es lo más importante y se me a olvidado…. la mentira y las frases trargiversadas para mi en el día a día es algo normal, con la mala cabeza se me olvida todo y eso me lleva a la mentira sin querer obviamente… y así es como me convierto en toda una mentirosa… más peso en mis espaldas para encontarme psicológicamente, la presión y angustia de no acordarme de nada por que no consigo concentrarme en nada de lo que hago es lo que hace que sin querer recuerde las cosas a cachos o que sume detalles que yo creo que son así y no… me los estoy inventando sin intención de hacerlo. Es duro eh, no que como eliminar eso de mi conducta y me trae muchiiiiisisisimos problemas con migo misma y muchos más con mi pareja.
    Y ésto es mi crisis de los 20. Muchas gracias por la atención. Un gran saludo!!!!

    • María Cartagena dice:

      Hola Elena,
      soy María Cartagena, una de las psicólogas de Serendipia Psicología.
      Lo primero: muchísimas gracias por compartir tu testimonio con nosotros.
      Sí que es cierto que cuesta encontrarnos (a unos más que a otros).
      ¡Oh, por Dios! Quien te diga lo contrario es que nunca se replanteó nada de lo que fue interiorizando a lo largo de su vida (un/a conformista que se acomodó a lo que le dijeron que debía ser, pensar y/o decir).

      Sé que ahora ves que esta época es horrible, que ojalá no te hubiera tocado vivir, pero llegarás a ver que es por lo que tenías que pasar y te diré por qué: si no tuviéramos crisis o momentos de reflexión sobre cómo vivimos, llevaríamos una vida que no nos gusta para siempre, así sin más. Tener una crisis supone darte cuenta de que algo marcha mal y, por lo tanto, una oportunidad para cambiarlo y transformarlo en lo que sí querrías vivir. Tener crisis es NORMAL e, incluso, te diría que necesario. Lo que no es bueno es vivir una crisis y no hacer nada al respecto: ahí es cuando de verdad sufriremos.

      Tengo que darte la razón en que, esto de buscarse a sí misma y no encontrarse por ninguna parte, es como llevar un pesado jersey de esos de lana que pican como un demonio y te hacen sudar mares. Es lógico que no estés bien con los demás, te sientas incómoda e irritable con todo. Imagínate cómo sería el entablar amistades, vínculos o conversaciones con algo tan incómodo todo el día encima (porque el maldito jersey se puede quitar, pero a ti misma no te puedes abandonar en el último cajón del armario).

      Nunca es tarde para cambiar de profesión o rama dentro de la misma, de hecho, puedes incluso adaptarlo a lo que sí te gusta. De igual forma, lo que ocurre con tu pareja, tampoco es irreversible o tiene por qué ser este chico el definitivo para toda la vida.

      Sé que estás muy desorientada y cansada por el esfuerzo, pero poco a poco irás descubriendo quién eres, dándole toques de la chica que dices que eras antes (pregúntate qué te impide volver a serlo) o descubrir a una nueva Elena, mejorada y más adaptada a lo que de verdad quieres ser. Si no te ves capaz de hacerlo tú sola, siempre puedes acudir a un/a psicólogo/a que te ayude en el proceso.

      Por último transmitirte que es totalmente NORMAL por lo que estás pasando y que no, no te estás volviendo loca (si fuera así, todos los que buscamos llevar una vida mejor, estaríamos locos). Aquí estamos para ayudarte, si nos necesitas.

      Un abrazo fuerte y mucho ánimo en la búsqueda de la verdadera Elena.

      María Cartagena

    • Victor dice:

      Vaya!….
      Pues ya casi tiene dos años que escribiste esas palabras, espero que hayas solucionado las cosas. La verdad es que al leer cada una de esas lineas me senti 100% identificado (casi me enamoro). Tengo 23 años, honestamente estos ultimos años han sido muy confusos pero este 2019 creo que todo se vino abajo cuando quize dar un gran paso y las cosas no salieron como pense, eso me hizo caer en depresion :(… Todas las noches me quedaba pensando y tratando de solucionar mis problemas existenciales. He tratado de replantear mi vida y he tratado de fijarme algunos objetivos que no han sido nada faciles de mentalizar.
      Aun me falta mucho por acomodar en mi cabeza, pero si algo me queda claro es que tienes que luchar por cumplir tus sueños, nunca te debes de dar por vencido. Los sueños son lo que mueve al mundo, sin ellos la vida no tiene sentido. Quiza al principio creeas que no tienes sueños o que no te gusta nada en la vida, pero creeme, si buscas en tu interior siempre hay algo que deseas mas que nada en el mundo, cuando lo encuentres, debes aferrarte a ello y no soltarlo, pero lo mas importante es que no te quedes soñando siempre, tienes que levantarte y actuar para hacerlos realidad.

      Se que a veces es complicado expresar lo que pasa por tu cabeza y lo ideal seria tener una maquina que comparta con las personas lo que estas pensando, pero creeme siempre hay gente dispuesta a escucharte, a veces te van a dar un golpe en la cabeza para que dejes esa actitud, pero creeme que lo haran con todo su amor XD…
      Quiza nunca leas este mensaje pero si por azares del destino alguna vez lo haces, quiero que sepas que te entiendo y no estas sola.

      PD: Nunca dejes de sonreir XD

  • Stephany dice:

    Hola,un gusto!!!Al parecer ya veo que no soy la unica que esta pasando por la crisis de los 19,pero estoy en ese momento donde me planteo quien soy y que quiero hacer con mi vida,donde me doy cuenta que voy a cumplir 20 y nunca he trabajado (y a la vez quiero trabajar pero me da miedo),que aveces siento que nisiquiera se donde estoy parada y si estoy yendo en el camino correcto,tambien estoy empezando a estudiar psicologia y aveces muy seguido,me estresa,me agobia el tema de mi futuro y mi incertidumbre,aparte de que soy un poco diferente a los demas…en ese momento no se si dejarlo pasar o seguir pensando en quien soy y que quiero en la vida….Ayuda!!!

    • Estefanía Mónaco dice:

      Hola Stephany! Soy Estefanía Mónaco, la autora del artículo. Lo que te ocurre es totalmente normal, estás entrando en la vida adulta y eso conlleva empezar a tomar decisiones constantemente. A veces tendrás claras tus elecciones, y a veces no tanto… pero en eso consiste la vida: en ir aprendiendo paso a paso. No hay caminos correctos e incorrectos. Son caminos diferentes, lo importante es que los transites con conciencia, saboreándolos, sin prisas. Vivir y crecer es un proceso que se lleva mejor con un ingrediente: la CONFIANZA. Si estás atenta a ti misma, a tus necesidades, y dedicas tiempo a escucharte en el presente, el futuro dejará de ser tan angustioso. Y si eres diferente a los demás… cuánto me alegro, aprovéchalo!! Suerte con tu carrera, has elegido una muy bonita. Abrazos!

      • Sophia salome Severino dice:

        Dios mio, soy Sophia Severino de Republica Dominicana y tengo 19 a;os. Me siento muy parecida a como comenta esta chica y de verdad Mil 500 gracias por este post, me ha ayudado muchisimo y tus respuestas tambien Estefania !!!!!!!

        Aveces uno no encuentra y hasta se asusta pensando para donde uno debe ir, que hacer y que si no tengo trabajo y que si no se que hacer. Y pues lo mejor es ir dandole oportunidad a lo que uno quiera hacer, en caso de que pueda y seguir descubriendose .

        Saludos!!!
        Muchas graciaaas

        • Alejandra Ruiz dice:

          Al igual que ustedes dos, me siento completamente identificada con este artículo y también estoy en la misma situación de este comentario de Stephany, exactamente la misma a lo que expresa y juro que me ha ayudado mucho a no sentirme tan sola y tan fracasada, gracias por hacer este tipo de artículos, hagan más porfavor, los jóvenes les necesitamos más de lo que parece:(

          • Hola Alejandra, nos alegra que nuestro blog os ayude en vuestro día a día.
            Si queréis que hablemos de algún tema específico que os inquiete (y no esté ya en el blog), hacédnoslo llegar a nuestro correo (psicoterapia.serendipia@gmail.com).
            Gracias y mucho ánimo,

            María Cartagena

  • Katherine estefania Catalán Briones dice:

    Hola, acabo de leer el articulo y me pareció buenisimo, en estos momentos me encuentro viviendo una crisis existencial y leer esto me hizo dar cuenta que no todo es tan malo, la verdad no tenia ni a jodida idea que la crisis del los 20 existía, saludos desde chile.

    • Estefanía Mónaco dice:

      Hola Katherine! Me alegro mucho de que leer este artículo te haya hecho dar cuenta de que no eres la única que está pasando por algo similar. La vida son etapas, y las crisis nos ayudan a crecer y madurar. Un saludo! Estefanía Mónaco.

  • Joseph Martinez dice:

    Hola, tengo 19 a un par de meses de los 20
    Siempre he sido alguien muy alegre, sin importancia de las cosas malas, disfrutando cada momento ya sea bueno o malo, viajando conociendo y casi siempre solo. Todos decían que tenía una vida vida muy buena, no tomaba las osase enserio y era muy feliz. Ahora me siento todo lo contrario, sin ganas de hacer cosas, con apatía, con muchas ganas de tener a alguien que me apoye (vida amorosa). Sin un objetivo concreto, haciendo las cosas simplemente por que si… todo el tiempo tengo ganas de llorar, estar un poco dopado para que mi mente no esté pensando en que no tengo nada, pensando que mi problema es mi cabeza por qué me siento en todo lugar fuera de órbita… como un bicho raro, no se que hacer…

    • Estefanía Mónaco dice:

      Hola Joseph! En primer lugar, gracias por compartir tu experiencia con nosotras, no es fácil darse cuenta de este tipo de cosas y expresarlas. Por lo que cuentas, estás en un momento vital en el que te falta motivación y sentido de vida (para el presente y para el futuro). Lo primero, ten en cuenta que lo que te está ocurriendo es algo temporal, que no va a ser así siempre, así que no te asustes: saldrás de esta crisis fortalecido, más maduro y con más recursos para enfrentar todas las situaciones difíciles que aparezcan en tu vida. Por lo que comentas, te vendría muy bien la orientación de un terapeuta que te ayude a poner luz en tu mente, y aclarar un poco ese estado de confusión y desánimo en el que te encuentras. Te recomiendo algún terapeuta especializado en Terapia ACT (Terapia de Aceptación y Compromiso), un tipo de psicología centrado en ayudar a las personas a encontrar sus valores propios y el sentido de su vida. También te recomiendo, si te apetece, leer el libro «El hombre en busca del sentido» de Viktor Frankl. Un abrazo, y muchísimo ánimo!

  • Clara dice:

    El amor… esa asignatura pendiente

    ¿Y si no hemos tenido nunca pareja y tampoco tenemos sexo esporádico? No es un tema que me haya preocupado especialmente hasta hace pocos meses, pero desde que tengo 22 y estoy en mi último curso de carrera, me hace replantearme muchas cosas. Yo siempre he sido una persona que ha estado más sola que acompañada. En el instituo pensaba que sería porque no había conectado con gente con la que de verdad tuviese cosas en común y me importase. No me equivocaba. En la universidad, aunque tampoco es que tenga demasiados amigos, estoy mucho más cómoda. Sin embargo, esos amigos (amigas, más bien), encuentran a su «media naranja» y establecen un vínculo más fuerte del que yo nuca podré tener con ellas (lo cual entiendo perfectamente).

    Lo que me preocupa son dos cosas: si yo seré capaz de encontrar algún día a alguien así y si alguien alguna vez sentirá que me necesita en sus vidas o que me echa de menos si no estoy. Me cuesta escribir esto porque yo nunca he sido una persona dependiente, todo lo contrario. Siempre he disfrutado de mi soledad y creo que todo el mundo debería aprender a estar solo. Sin embargo, siento que soy un fracaso. Siento que, con respecto a la gente a la que conozco y a las que considero mis amigos, siempre habrá alguien más importante que yo.

    Aparte de eso, me angustia el pensar que no soy el tipo de persona que llama la atención a la primera. Y en esta sociedad en la que todo avanza tan rápido, la primera impresión es lo que importa. Esa es, al menos, la impresión que tengo.

    En general, yo creo que me preocupa no ser lo suficientemente buena. En todos los aspectos. Me da miedo pensar que siempre habrá alguien mejor que yo o que decepcionaré a alguien por no dar lo que esperan de mí.

    Me considero una persona que se conoce bien a sí misma: me gusta reflexionar sobre mis sentimientos, sobre por qué me siento así, sobre si estoy exagerando o tengo derecho a sentirme enfadada, triste o lo que sea que esté sintiendo en ese momento. Sin embargo, desde hace un tiempo, no sé qué me pasa. Y eso… supongo que me da miedo.

    • Estefanía Mónaco dice:

      Hola Clara!
      Tocas un tema muy importante, el del amor, el sexo y las relaciones de pareja. Hay tantas imposiciones sociales respecto a esto… La sociedad nos envía mandatos constantemente. ¿Cuándo es “pronto” o “tarde” para comenzar a mantener relaciones sexuales, para tener pareja estable, para formar una familia…? ¿Y si directamente elegimos un camino diferente a lo que es común en la mayoría de la gente? Enseguida viene una sensación pesada de inadecuación, de ser “diferente” o “extraña”. Surgen emociones como la confusión o incluso la culpa, que afectan negativamente a nuestra autoestima.
      Por cómo hablas, y la forma tan clara en la que cuentas tu experiencia, veo que tienes mucha capacidad para hacer introspección en ti misma. Te propongo que, cuando tengas un momento y un espacio tranquilo para reflexionar, hagas una lista de cuáles son los mandatos sociales que tú has recibido sobre las relaciones y el amor. Piensa en mensajes que te han transmitido tus familiares (de forma explícita e implícita), lo que observas en tus amistades, lo que te transmiten las películas o la televisión… Cuando hayas terminado, con mente crítica, repasa la lista y piensa: ¿cuáles de estos mensajes son acordes a mis propios intereses, necesidades, deseos, forma de ser, forma de entender la vida… y cuáles no? ¿A cuáles me quiero adaptar y cuáles elijo rechazar?
      Recuerda que lo que haga “la mayoría de la gente”, no es necesariamente lo mejor para todos y todas. Tú tienes tu propia forma de vivir tu vida. Si te apetece tener parejas sexuales o sentimentales, hay cosas que puedes hacer por encontrarlas. Pero si no te apetece, no es una obligación, no tienes que forzarte a nada. Hay formas muy diferentes de vivir el amor y la sexualidad, a nivel individual y con las demás personas, y muchas de ellas van más allá de la monogamia tradicional.
      Un saludo, y fuerza en tu camino personal!

    • María dice:

      Me siento absolutamente identificada contigo, voy a cumplir 24 años dentro de poco y nunca he tenido una relación estable, he tratado de tener relaciones esporádicas y tampoco me siento completa. La verdad es que quiero vivir la experiencia pero siempre acabo huyendo, no se bien que hacer al respecto.

      • Hola María, a veces puede darnos miedo vivir algo que queremos mucho, pero que desconocemos.
        Suena paradójico, pero tiene su lógica: tanto lo deseamos que nos puede dar miedo que no sea como esperábamos, que no salga bien, que no sepamos qué hacer en determinadas situaciones,… y miles de miedos más que solo residen en tu cabeza por inseguridades.
        Te recomendaría que trabajaras con un/a psicólogo/a esas inseguridades, la forma en que piensas y cómo tienes establecidos esos esquemas sobre qué debería ser una relación estable, etc.
        Si quisieras que te informáramos sobre nuestra forma de trabajo, tienes en el apartado de «contacto» cómo hacerlo.
        Un saludo,

        María Cartagena

  • Sybelle dice:

    Hola, en verdad no se ni que pasa conmigo, estoy a unos días de llegar a mis 25. Y hace un año era todo felicidad y ahora todo me irrita, no aguantó estar en mi casa y en el trabajo menos. Quisiera salir huyendo de este mundo. ya no aguantó sentirme frustrada, enojada y que no e echo nada de mi vida.
    Tengo un relación de 3 años y no se si ya entramos en monotonía o si el perdió el interés. Lo peor es que me preocupó en exceso el que pueda dejarme. También me di cuentan que tengo dependencia emocional a el y eso me causa mas estrés y mas enojo. Es mas joven que yo y el echó de sentir que es el ultimo tren me frustra mas, por que el no piensa en casarnos o cosas así yo Tampoco pero entra la presión social de mi familia de que ya tengo 25 y aun no me caso y aun no procreó un hijo, que si sigo así jamas tender hijos.
    Y me ponen a pensar si de será verdad? Debería ya tener hijos? Pero aun quiero mas cosas pero con el sueldo misero que tengo cuando lo lograre.
    Siento que el tiempo se me viene encima y no puedo hablarlo con nadie y mi pareja cree inexistente esta crisis, que lo invente y soy dramática. Y pienso a lo mejor si estoy dramatizando me estoy volviendo loca quiero hacer muchas cosas y muy poco tiempo. Estoy apuntó de acabar mi licenciatura y tengo miedo de no poder salirme del trabajo donde llevo 4 años, me da pánico no encontrar algo mejor y con lo que me sienta realizada.
    Este cumpleaños de verdad no lo siento con la emoción del año pasado, de hace 5 años.
    Me siento frustrada, irritable y ansiosa, hasta cierto punto sola, a pesar de tener a mi familia y pareja a mi lado.
    Luego están mis amigos y contactos de fb en los que veo que viajan, y tienen una relación perfecta. Y me siento un cero a la izquierda por yo no puedo tener ese tipo de vida. Creo que de verdad no soy productiva en mi vida, ni aporto nada positivó a la de mis seres queridos.
    Quería desahogarse y saber que existe mas gente como yo con este problema.
    Gracias y saludos desde México.

    • Estefanía Mónaco dice:

      Hola Sybelle!
      Gracias por compartir tu experiencia que puede servir a otras personas que se sienten como tú. Como digo en el artículo, lo que te ocurre es una crisis muy habitual a estas edades, aunque la gente difícilmente lo entiende porque “eres demasiado joven para encontrarte mal”, o “no tienes motivos reales para estar así”. Es totalmente comprensible que tengas dudas e inseguridades, pero estás demasiado centrada en el futuro, y eso no te ayuda en nada hoy por hoy. Respecto a tu futuro, hay cosas que dependen de ti, que puedes hacer para procurar que este futuro sea lo mejor posible (por ejemplo, estás estudiando una carrera universitaria y puedes esforzarte en obtener los mejores resultados posibles). Pero hay otros factores que no están bajo tu control, que no dependen de ti, por lo que pensar en ellos solo te producirá ansiedad, inseguridad y confusión. ¿Tendré el trabajo que quiero dentro de X años? ¿Seguiré con mi pareja actual? ¿Cuándo formaré una familia? Son fantasmas o “pensamientos basura” que yo los llamo, porque ocupan lugar en nuestra mente, generan malestar y preocupación, pero en el momento presente no podemos resolver, y lo único que consiguen es descentrar nuestra atención de lo que verdaderamente importa ahora. La práctica del mindfulness (una forma de meditación) te podría ayudar a centrarte en el aquí y el ahora, infórmate al respecto.
      Por otra parte, quizás estás necesitando hacer algunos cambios en tu vida que te hagan sentir que realmente llevas las riendas. ¿Estás a gusto con tu relación de pareja? ¿Quieres cambiar de trabajo? ¿Dedicas suficiente tiempo a algún hobbie o actividad que te aporte bienestar?
      Te recomiendo pasar un fin de semana contigo misma a solas, en algún espacio tranquilo y relajado, para reflexionar acerca de qué cambio necesitarías en tu vida para sentirte mejor, si es viable o no llevarlo a cabo, y de qué forma lo puedes hacer. Ponte alguna meta a corto/medio plazo que sientas que puedes cumplir, para sentirte autorrealizada y recuperar energías y motivación.
      En cuanto a lo que comentas de las redes sociales, pasar demasiado tiempo en ellas no ayuda para nada a tu estado de ánimo. Son un reflejo totalmente distorsionado de la realidad. Te recomiendo este vídeo que me gusta mucho: https://www.youtube.com/watch?v=gVLEA3l8Tcs
      Ve contándonos tus progresos.
      Un abrazo!

  • Gina dice:

    Tengo muchos miedos, últimamente el hecho de envejecer no solo físicamente sino mentalmente me aterra de tal forma que por mi cabeza no deja de pensar si esto pasara o cuanto durará a veces solo quiero meterme a mi cama y ponerme a llorar, no se si me quedare sola sino cumpliré mis metas. Saber que cada vez mi círculo social es más pequeño y el miedo a la soledad me haga tomar decisiones estúpidas no se que hacer

    • Estefanía Mónaco dice:

      Hola Gina!
      Es normal que, con los años, tu círculo social se vaya haciendo algo más pequeño. Es momento de “hacer filtro”, quedarse con las personas que de verdad nos importan, aquellas que son afines a nosotras, e invertir menos tiempo o directamente soltar aquellas relaciones que no nos están aportando nada positivo. Que tu círculo social sea más pequeño no tiene por qué significar que tus relaciones sociales sean peores. Dedica tiempo de calidad a las personas que te importan, comparte con ellas actividades que te produzcan bienestar y te recarguen de energía para el día a día.
      Por otra parte está el miedo a la soledad, pero eso es algo muy abstracto que nos atormenta y en realidad ni siquiera sabemos a qué le tenemos miedo. Intenta concretar sobre qué es lo que te da miedo exactamente, quizás está relacionado con perder a tus familiares más cercanos, no encontrar a “la persona de tu vida” a nivel sentimental (aunque personalmente no creo en ese concepto), perder relación con ciertos amigos o amigas, no llegar a tener descendencia (una carga muy pesada que nos colocan a la mayoría de mujeres desde que somos jóvenes)… ¿Cuáles de estas cosas te están afectando y cuáles no? Cuando empiezas a concretar, vas aclarando ideas en tu mente, y la SOLEDAD deja de ser un monstruo tan grande, abstracto y temible, porque la empiezas a comprender mejor.
      Además, pasar tiempo a solas contigo misma no es ningún castigo, sino todo lo contrario, es un regalo al que le puedes sacar mucho provecho. Una cosa muy positiva de los años es precisamente esa, que poco a poco vas aprendiendo a disfrutarte a ti misma cada vez más, sin necesidad de estar siempre rodeada de otras personas para sentirte plena.
      Prueba a cambiar la palabra “envejecer” por “madurar” o “crecer”, y verás que todo cobra un color diferente.
      Mucho ánimo Gina!
      Estefanía

  • Abigail dice:

    Hola… Hace un mes cumplí los 20, pero desde se tengo 17 siento que tengo una crisis existencial y fuerte depresión he pasado los cursos universitarios y mi vida como si alguien más quisiera que siga aquí. O no lo sé, como leí en un comentario, cuando no hacenos nada es cuando realmente sufrimos y soy consciente de eso y no puedo salir de ese círculo vicioso, me siento inútil y con todas las malas características y malos adjetivos que se le puede dar a una chica de 20 años. Necesito ayuda, pero me da miedo buscar y toparme con alguien que no me ayyde

    • Estefanía Mónaco dice:

      Hola Abigail!
      Como dices al final de todo, aparte de todo el malestar que sientes también tienes miedo, y el miedo en ocasiones nos paraliza.
      Estoy segura de que, a pesar de que las duras críticas que te haces a ti misma, eres una persona muy valiosa, y hay cosas en tu vida por las que vale la pena que salgas de este estado en el que te encuentras. Ten en cuenta de que es un estado pasajero, aunque ya lleves varios años arrastrándolo. Saldrás de él, pero no va a ser de un día para el otro, ni va a cambiar todo por casualidad. En este momento está en ti la responsabilidad de hacer algo contigo misma, en especial de buscar ayuda.
      Necesitas ir a un terapeuta que te ayude a abrir una nueva perspectiva. Elige bien un profesional con el que te sientas cómoda. Piensa qué características buscas en un terapeuta para sentir que puedes abrirte y coméntaselo en la primera sesión, plantéale qué esperas de la terapia y cuáles son tus necesidades, para que pueda ajustarse lo mejor posible a ti. ¿Y si, por mala suerte, te topas con alguien que sientes que no te ayuda? No pasa nada, nadie te impide cambiar de terapeuta hasta dar con el tuyo. Pero sea como sea, ve a terapia y haz algo con esta situación antes de que te haga sentir todavía más hundida.
      Para que vayas empezando a bucear en tu interior, te recomiendo leer el libro “Donde los sueños te lleven”, de Javier Iriondo.
      Mucho ánimo y cariño,
      Estefanía Mónaco

  • Dornaque dice:

    Tengo dudas sobre como expresar lo que siento.
    Es difícil para alguien como yo comunicar.
    Que tengo un problema es obvio…
    Únicamente me falta diagnosticarlo.
    Imposible solucionarlo si no lo identifico.
    En resumen, no tengo claridad sobre ningún aspecto de mi vida.
    Repito errores, ando en círculos.
    Oigo mi voz interna muy débilmente, y en ocasiones contadas.
    Ella siempre estuvo allí.
    Siempre.
    Tiene ese poder que consigue calmarme.
    Exento de religión, pero al fin y al cabo…
    Fe.
    Gracias por artículos que ayudan a mirar hacia nuestro espacio interior, fuente de todos nuestros problemas, origen de todas las soluciones.

  • Carlos dice:

    Hola soy Carlos y tengo 23 años recién cumplidos. Creo que estoy en crisis des de hace cosa de dos años, no disfruto tanto de las cosas que siempre me han gustado, música, cine, etc y eso me hace entrar en un círculo vicioso de melancolía y de no reconocerme.
    Sé que el hecho de que actualmente no estudie ni trabaje tiene mucho que ver. Cada día es igual, con las mismas rumiaciones y sin poder llegar al equilibrio que deseo. Esto ya me pasó en la adolescencia y lo llegué a superar. Soy consciente de que no disfruto de las cosas por qué estoy deprimido,no creo que sea por qué he cambiado de gustos
    Gracias.

  • Stefanny Estrada dice:

    Hola, tengo 19 años y en unos meses cumplo los 20.
    No me encuentro feliz ni se a donde ir con mi vida, no se que estudiar (estoy en una carrera pero no me gusta, ni es lo que quiero), creo que durante toda mi corta vida pocas veces fui de verdad feliz, al menos mi forma de ser estuvo escondida cuando estaba en el colegio. en casa se asombran cuando les hago entender mi modo de pensar y creen que sigo en una adolescencia porque para ellos es raro como me siento y entiendo yo. Tengo pareja, estable, ya casi 3 años y medio juntos. Al menos por esa parte va bien mi vida aunque claro, como todo lo que me gusta, es escondido porque mi madre tiene una percepcion diferente a la mía. Claro seria bueno decir que desde niña siempre vivi rodeada de adultos, ningun niño de mi edad, y en la escuela y colegio, siempre fui la chica de menos edad entre todos, siempre intentando cambiar para agruparme a ese tipo de «amigos».
    Desearia ayuda porque no logro verme en años, no se que sera de mi, y me frusta porque solo me siento que me he estancado en uun sitio y no se a donde dirigirme, ademas de eso me enfada más ver a otras personas de mi edad a mitad de su carrera o a punto de terminarlas, sabiendo ya que hacer con su futuro, y yo sin embargo aun no comienzo ni se lo que quiero

    • Hola Stefanny Estrada, antes de nada agradecerte tu comentario, eres una persona muy valiente atreviéndote a mostrarte tan humana con tus palabras.
      Puedo entender muy bien como te sientes, esa sensación de vivir siendo otra persona y no poder expresar y mostrar quien eres en realidad. Me gustaría mostrarte la parte positiva de tu relato y es que, eres muy consciente de que no quieres seguir en esa «mentira», que necesitas ser totalmente tu; eso te ayudará a liberar peso de la gran mochila que hasta ahora llevas contigo y posiblemente te aclarará tus metas y objetivos a corto, medio y largo plazo.
      Te animo a que pidas tu presesión con nosotras, nos conozcas y podamos establecer un plan de acción para que juntas lleguemos a ese primer objetivo que vislumbras TU CAMBIO!

      Un saludo.

  • Rocío MR dice:

    Hola, mi nombre es Rocío y tengo 22 años.
    He leído el artículo de la crisis de los 20 y me ha resultado muy interesante. Alrededor de un año pasé por esa misma etapa. Me quedaban algunos meses para acabar la carrera y mi duda era «no sé qué hacer con mi vida». Sabía que tendría que hacer el máster pero decidí dejarme este curso de margen para trabajar, algo que la familia de mi padre no ve con buenos ojos y no paran de criticar mi decisión y presionándome para que haga cosas que no me hacen feliz del todo. Yo hago oídos sordos porque de lo contrario me volvería loca y tengo la suerte que sí tengo más gente que me quiere como soy y respeta esa decisión. Mis padres y mis hermanos no paran de apoyarme, ellos nunca me han presionado; al contrario, siempre han sido de la opinión que debo elegir lo que me haga realmente feliz y ellos continuarán apoyándome. También mis dos grupos de amigos son de la misma opinión porque ellos saben lo que es sentirse así y aún así los sigo teniendo de mi lado.
    Para finalizar, quiero contar que tengo la suerte de contar con el apoyo de un profesor mío de la universidad que se ha convertido en este último año en otro de mis grandes apoyos. Con su ayuda, no ha parado de creer en mí incluso yo misma no lo hacía en esos momentos de incertidumbre, ha sido capaz de ver en mí mis mejores cualidades y ayudándome a desprenderme del miedo. Me hizo ver que tengo mucho potencial para poder llegar muy lejos y que puedo conseguir todo lo que me proponga. He descubierto que siempre ha creído en mí desde que nos conocimos hace 5 años, considero que tengo una relación muy buena con él y que hay mucho aprecio y admiración por las dos partes.
    Finalmente, he encontrado mi verdadera vocación, haré el máster propio de mi carrera enfocado a la investigación para hacer luego el doctorado. Como he hablado con mis padres, mis amigos y mi profesor, la literatura es lo que me llena ya sea estudiando o investigando. Sé que será un camino duro pero si es lo que me gusta lo demás no importa y sabré sobrellevarlo.
    Un saludo

    • Hola Rocío, gracias por contarnos tu historia. Como bien dices, hay momentos en la vida en los que tenemos que tomar decisiones difíciles que probablemente afecten al resto de nuestras vidas.
      Por ello, es fundamental contar con gente a nuestro alrededor que nos apoye y nos ayude a encontrar la seguridad en nosotros mismos, como afortunadamente te ha ocurrido a ti. A veces, hay que parar, reflexionar y así tomar la mejor decisión posible para nosotros. No será fácil ni tomar la decisión ni seguir el camino, pero cuando se llega al destino elegido, la satisfacción de haberlo conseguido es muy grata.

      Te deseamos que consigas todo aquello que te propones!
      Un abrazo!

  • Rosselyn dice:

    Hola, pues creo estar pasando en esta crisis. Tengo 23 años y pues desde hace algunos años sw perfectamente qie quiero hacer con mi vida, y he trabajado en ello, pero tengo responsabilidades economicas que no me dejan avanzar, las deudas me tienen luchando por sobrevivir y no hay dinero que me alcance. Estoy desesperada puesto que la profesion que he escogido tiene tiempo límite y me restan al menos unos 2 años para poder seguir en lo iqe me gusta y no puedo avanzar ni lo puedo praticar ya que no he podido estudiar por falta de dinero y siento qie estoy simplemente existiendo. Estoy muy frustrada, siento qur no podre salir de esto y me asusta pensar que un dia tendre 30 años y no hice nada con mi vida a pesar de que tenia todas habilidades. Soy soltera nunca he tenido novio y aunque a veces no lo quiera aceptar creo que quisiera tener una pareja, pero pienso que no es el momento pero aun así, el saber que nadie se fija en mi de esa manera tambien me provoca algo que me hace sentir insuficiente, tal vez por el hecho que siempre he sido llenita pero cuando cantaba, que es lo qie hago, siento que nada me falta y como eso me falta ahora siento que me falta todo. Y me da tanta rabia pensar que mis problemas son solo por dinero. Creo que saldre de esta crisis solamente cuando sea capaz de establecerse económicamente pero no quiero que se me pase ña vida… Mi frustracion esta haciendo que este enojada y amargada todo el tiempo, mi familia no tiene la culpa pero tampoco me comprenden. Se que debo hacer pero no se como hacerlo y pues no tengo amigos como para contarle todo esto a alguien. Gracias por leer creo qie solo quería desahogarme.

    • Hola Rosselyn, gracias por escribirnos y contarnos lo que te está ocurriendo.
      Hay veces que cuesta encontrar el motivo para seguir luchando por lo que se quiere, pues nos es difícil ver dónde está nuestro futuro. Tú eso ya lo tienes fijado, ya sabes dónde quieres estar y eso es un paso enorme.

      Sé que es complicado, que habrá días en los que tirar la toalla sea la opción más fácil, pero es el precio a pagar por algo que amas y que deseas tener en la vida. El camino es difícil, está lleno de obstáculos y cuesta mantenerse en él, por ello céntrate en las ganas que tienes de conseguirlo. Escríbetelo en grande en un lugar donde suelas estar y cada vez que tengas un momento de sobrecarga o agobio, ve a ese lugar y léelo las veces que necesites para reunir las fuerzas y seguir esforzándote. De esta forma, cuando llegues a los 30 quizá lo hayas conseguido o quizá no, pero no te quedarás con la pregunta de qué habría pasado si lo hubieses intentado. La mayoría de gente coincide en que se arrepienten más por aquello que no hicieron que por lo que sí.

      No haber tenido nunca pareja, no implica que alguien no pueda fijarse en ti o tenerla en un tiempo. ¿Has pensado que quizá no te muestras receptiva a que las personas se te acerquen por tener esta visión sobre ti? Sin querer podemos transmitir todos nuestros miedos en nuestra forma de ser y comportarnos, haciendo que los otros actúen acorde a lo que pensamos de nosotros mismos.

      Algo que te puede ayudar es sentirte cantante todo el día, llenarte de esa sensación de empoderamiento que sientes al cantar: tú vas por la vida cantando y la gente con la que te cruzas es tu público. Estarás conmigo en que cantar no se hace solamente con la voz, sino con el cuerpo, con lo que llevas dentro, con tus emociones,… prueba a trasladar esos momentos a toda tu vida y ser una cantante fuerte y valiente las 24 horas.

      Espero haberte aportado algo de luz, si crees que podríamos ayudarte, háznoslo saber.
      Un abrazo y mucho ánimo,

      María Cartagena

  • Lucia dice:

    Hola! Yo cumplo 23 años en agosto, vivo con mi pareja desde hace un año (nos llevamos 8 años) y tengo dudas constantemente de absolutamente todo. Siempre he sido una persona feliz, sin pensar en el futuro y con las ideas claras. Sin miedo a la soledad ni a lo que vendrá. Llevo un par de meses con ansiedad e inestabilidad. No me encuentro a mi misma y estoy acabando pagandolo con mi pareja, persona que me ha apoyado en todo y que nunca me falla. Me encanta, me lo paso genial con el y me.gustaria estar siempre con el. Pero aun asi dudo de las cosas y no disfruto los momentos. Es como si a la vez me diese miedo madurar y hacerme mayor. ¿Soy demasiado joven para estabilizarme? ¿Es demasiado mayor para mi?

    • Hola Lucía, es posible que en algunas ocasiones nos planteemos si lo que tenemos es lo que realmente queremos o necesitamos. Lo que te ocurre es algo totalmente normal, pero sí es verdad que tienes que pararte a escuchar tu yo interior porque la ansiedad que sientes de alguna manera te está intentando decir algo. Cuando tengas dudas sobre algo, te recomiendo hacer pros y contras de cada opción para ayudarte a saber si la decisión que tomas es la más óptima.
      En cuanto a tus preguntas, no hay una edad para estabilizarse ni para saber si está bien que tu pareja y tu os llevéis X años. Tienes que valorar cómo estás tú en esta situación. Si te sientes a gusto con tu relación, sigue adelante sin importarte si está bien o no ya que eso sólo lo puedes decidir tú.Sino, tendrás que ver por qué y tomar la decisión que consideres.

      Espero haberte ayudado. Un saludo!

  • María dice:

    Desde hace algunos meses me siento triste. Tengo 20 años, y voy a pasar a mi último año de carrera, la cual no me está gustando pero, he pensado que ya que estoy a punto de terminarla, pues la acabo, porque no quiero que mi esfuerzo durante estos años haya sido en vano. El problema es que no he descubierto qué es lo que realmente me gusta y me motiva, y me siento bastante frustrada.
    Por otro lado, últimamente me siento inferior a los demás y eso antes no me pasaba, mi autoestima ha disminuido bastante y no entiendo el porqué. Tengo mis buenos amigos, y con mi familia tengo una buena relación, pero con gente que no es tanto de mi entorno siento que no encajo muchas veces. Me siento diferente a las demás personas de mi edad, porque veo que se divierten saliendo de fiesta y demás cuando a mi lo único que me apetece es quedarme en mi casa viendo una película.
    También está el tema del amor… Nunca he tenido novio, aunque sí es verdad que he tenido relaciones poco serias o esporádicas, pero tengo ganas de encontrar a alguien que realmente me llene como persona. Veo a algunos amigos en pareja y me da cierta envidia.
    Lo cierto es que me siento bastante perdida porque no sé que esperar de mi futuro, estudiando algo que no me gusta, y en el mundo laboral prefiero ni pensar… Encima muchos de mis amigos se han ido a estudiar o trabajar fuera y siento que cada vez me quedo más sola. Supongo que esta sensación de tristeza, incertidumbre y soledad es pasajera, pero es frustrante no poder evitarla.

    • Hola María, gracias por escribirnos y contarnos tu caso.
      Creo que estás sufriendo lo que nos ha ocurrido casi a todos en algún momento de nuestra vida estudiantil: ¿qué será de mi futuro? Lo creas o no, es más común de lo que piensas. Tiene mucho que ver con la presión que nos mete la sociedad llegados a la adultez temprana (o incluso antes), obligándonos a encontrar nuestro camino cuando no sabemos casi ni quiénes somos nosotros.

      Que no te guste tu carrera, puede ser normal, pues prácticamente las carreras universitarias se centran en teoría, más que en la práctica real del futuro profesional. No sé qué carrera estarás cursando, pero normalmente es en el último año cuando se define un poco más el destino de tu profesión. Por ejemplo, si hay varias opciones/ramas/…, es el momento de decantarse y especializarse en una. Suelen haber optativas, están las prácticas,… Quizá podría ayudarte mejor si conociera tus estudios y las posibles salidas. Sea como sea, no te dejes guiar por la carrera solamente a la hora de decidir si te gusta o no tu futura profesión, porque será aproximadamente un 60% (o menos) representativa de la profesión real. ¿Conoces a gente que haya cursado tu carrera y se dedique a ello? Puedes preguntarles cómo fueron sus experiencias y cómo es ahora que se dedican a ello.

      ¿Que no te gusta de ninguna forma tu carrera ni sus posibles salidas? Tampoco pasa nada. Te explico por qué. Todas las experiencias de nuestra vida nos ayudan y nos enseñan algo: cosas que nos gustan, cosas que no nos gustan, cosas que aplicar en nuestro día a día, cosas que aplicar en otras profesiones,… No todo se reduce a: esto he estudiado y solamente me sirve para la profesión relacionada con ella.

      Respecto a tu autoestima. Siempre digo que nuestra autoestima general es como un circulito de quesitos del Trivial Pursuit: cada quesito supone uno de los roles que asumes (mujer, hija, amiga, hermana, estudiante, trabajadora,…) si uno de esos quesitos se ve afectado, puede “contaminar” al resto, causándote inseguridad general en toda tu vida.
      Que no hayas seguido o sigas la “norma” de tu edad, no implica que lo que estás haciendo o has vivido sea malo, es simplemente lo que te apetece o lo que has vivido. Punto. Que se salga del canon habitual no indica que tu vida sea peor, solamente que es diferente y lo diferente no tiene por qué ser rechazado.

      Y podríamos reflexionar sobre todo esto mucho más, pero necesitaríamos mucho más tiempo y espacio para hacerlo. Creo que te vendría muy bien contar con la ayuda de un psicólogo para ayudarte a ordenar un poco tu vida y que tú misma le encuentres el sentido que sola no consigues.
      Si crees que podemos ser nosotras quien te podamos ayudar, contáctanos.
      Un abrazo y mucho ánimo,

      María Cartagena

  • Serena dice:

    Tengo 19 años, en un mes cumplo 20 y siempre tuve la ilusión de llegar a esta edad. Ahora no quiero que llegue. Me imaginaba en un lugar distinto en mi vida. Intente ingresar a la carrera de medicina el año pasado y quede afuera por 1 pregunta, me fui a una universidad privada y aprobé todo el primer año pero no pude seguir por motivos económicos y ahora tuve que volver a mi casa y no pude rendir el ingreso este año así que tengo que esperar al ingreso el año que viene (con 20/21 años). Me siento la definición de fracaso. Tengo incertidumbre con lo que voy a hacer, lo que quiero ser, siento que se me va la vida y en lugar de avanzar, retrocedo. Todos me dicen «eres joven, tú puedes» pero me hace peor porque se que soy joven pero no por eso quiero perder dos años de mi vida en mi sueño y no avanzar para cumplirlo… en fin, en un mes cumplo 20 y no puedo estar sintiéndome peor por eso 🙁

    • Lorena Honrubia dice:

      Hola Serena, entendemos perfectamente lo que nos cuentas porque en tu situación nos han llegado muchos jóvenes. Hay veces que nos ponemos expectativas muy altas y al no poder cumplirlas cuando queremos o hemos determinado, nos frustramos y creemos que hemos fracasado, lo que nos hace sentir mal y perdidos, sin saber hacía dónde ir o qué hacer para avanzar. Lo primero que te recomiendo es quitarte esa etiqueta de fracaso, nadie es la definición de ello. Más bien, diría que debido a tus altas expectativas, has tenido un fracaso al no poder cumplirlas. Parece lo mismo pero no lo es.
      Ten en cuenta que las situaciones no las vamos a poder controlar ni predecir, por lo que se deben afrontar tal y cómo te vengan y hacer con ellas lo que sea mejor para alcanzar tu meta. En tu caso, si quieres ser una profesional de la medicina y tienes ese parón de dos años por motivos económicos, puedes aprovechar esos años para estudiar y avanzar por tu cuenta las materias de dicha carrera, hacer algún curso paralelo que te ayude en conocimientos médicos o hacer prácticas voluntarias y coger experiencia para cuando ejerzas. Lo que quiero decirte con esto no son consejos, sino que abras el abanico de posibilidades porque sólo estás contemplando una, la peor. Que además, es la que te hace sentir peor y fracasada.
      Te recomiendo que revises y adecues las expectativas que te has impuesto en cuanto a lo que debes (según tu percepción) tener o ser a nivel profesional cuando llegues a los 20 años, ya que puedes darte más tiempo para cumplir ese objetivo y de este modo te quitarás presión y estrés. En caso de que continúes en esa línea, puedes generarte más estados de ánimo negativos y entrar en bucle.

      Espero haberte podido ayudar. Un abrazo y mucho ánimo!

  • Constanza dice:

    En una semana cumplo los 21 y no se si reír o llorar. Siento que sigo siendo una niña de 12 años pero con las responsabilidades de un adulto 🙁 Si apenas apruebo los ramos de universidad y casi no me queda tiempo para hacerme cargo de MI. Quiero volver a ser una niña pequeña y que me apapachen todo el día. Maravillosa la época en que mis padres me despertaban con un beso en la mañana y mi ropa esperaba calentita en la estufa para ir a vestirme. Ahora todo es rápido, hay que cumplir con todo lo que la maldita sociedad te impone porque ya eres adulto. Vida social, vida familiar, universidad, responsabilidad con la política, mantenerte informado de todo, y para colmo tienes que luchar con los clásicos comentarios: «Y para cuando el novio?» (Y si no quiero tener pareja?), «Ya sería hora de que tengas tu licencia de conducir» (Pásame todo el dinero para costearme el curso de manejo y re fácil que la saco), «Casi 21 años y no usas maquillaje» (Algún problema con que me guste mi cara tal cual es?), «A tu edad yo salia a bailar todos los fines de semana» (Y qué si yo prefiero quedarme viendo mis series favoritas y pasando tiempo con mi familia?) Son muchas responsabilidades que llegan sin que te des cuenta. Lo mejor es cuando dicen que estás en la mejor época de tu vida.. ahí comienzas a evaluar tu vida a ver en que fallaste (?

    • Hola Constanza, gracias por escribirnos.
      Sé a lo que te refieres: esa sensación de tener que madurar a marchas forzadas que hace que te sientas al filo de un precipicio.
      Lo primero, te voy a contar un secreto: de un día para otro no te llueven todas las responsabilidades del mundo de golpe, tranquila 😉
      Cuando cumplas los 21 serás la misma chica, pero que tendrá que decir o escribir “21” cuando le pregunten la edad. La edad es un número, somos las personas quienes les damos un significado u otro (y no todas el mismo a la misma edad). Sí, te irán llegando responsabilidades, pero la cuestión es cómo te las tomas: si con miedo y resistiéndote a ellas (aunque algunas llegarán sí o sí, en caso de que quieras vivir en sociedad) o como una aventura en la que irse adentrándose poco a poco, como un juego: vamos pasando niveles. Mejor intentar afrontarlas con una buena actitud si van a llegar igualmente, ¿no?
      Estás pasando por una etapa por la que hemos pasado todos y es normal que te asuste. De pequeños esas responsabilidades son para los mayores y las vemos lejanas, por eso cuando llegamos a esa edad no nos sentimos preparados para afrontarlas.
      También hay que ser conscientes de que las generaciones van cambiando y no se “espera” lo mismo de una persona de tu edad que lo que se “esperaría” de ella hace 20 años.
      Por otro lado, lo que te dicen los demás, la sociedad. Te voy a contar otro secreto: no estás obligada a tener pareja, a conducir un coche, a usar maquillaje o a salir de fiesta si tú no quieres. Tu vida es tuya y tú decides qué hacer con ella. Entiende que la gente a veces nos dejamos llevar por estereotipos y normal sociales, y lo hacemos sin pensar, por lo que algunos comentarios no te van a gustar. ¿Qué hacer en esos momentos? Lo mejor es aceptar que otros tienen su forma de ver la vida y tú la tuya, ninguna es mejor o peor.
      Lo importante aquí es: ¿estás contenta con tu forma de vivir ahora? Si es que no, piensa qué cosas no terminan de agradarte para poder cambiarlas. Las que sí te gusten, mantenlas, porque a fin de cuentas, te repito, es tu vida y no la de nadie más.
      ¡Ah! Y otra cosa importante: la mejor época de tu vida puede ser CUALQUIERA, eso no lo determina tampoco la edad.
      Si crees que podemos ayudarte en algo más, háznoslo saber.
      Un abrazo y espero que tengas una buena celebración de cumpleaños con los tuyos,

      María Cartagena

  • J dice:

    En mi caso particular he sentido un peso terrible, tengo 26 y apenas termine la carrera… quise darme unos años para mi mismo, pero no contemple las consecuencias y ahora estoy pagando el precio. La preocupación por no encontrar un empleo me agobia y toda esta frustración se traduce en sueños que no me dejan descanzar y a pesar de encontrar un puesto de becario provisional gracias a un apoyo de mi país, intento hacer lo que puedo con lo que tengo. Ignoro la vida de otras personas y procuro encerrarme en mi propio mundo, mantengo el humor, pero en la medida que pasan los días solo me encuentro con la idea de que los 30 estan a punto de llegar y que mi tiempo se agota.

    • Lorena Honrubia dice:

      Hola J, entiendo que en estos momentos estés atravesando un conflicto interno entre lo que quieres conseguir y lo que tienes en estos momentos. El problema surge cuando vivimos pensando en el futuro y no estamos contemplando o disfrutando nuestro presente. Mira tu frase de «la idea de que los 30 estan a punto de llegar y que mi tiempo se agota». Este tipo de pensamientos no te van a ayudar y tienes que ir desmontandolos porque no se ajustan del todo a la realidad. Una vez cumples los 30, el tiempo no se acaba, la vida continua.
      Cuando uno se pone metas u objetivos a largo plazo o bien que cuestan de alcanzar por el motivo que sea, debe crearse mini-metas que le lleven a alcanzar el objetivo, porque harán que no te frustes al ver que pasa el tiempo y no lo consigues y, a su vez, te motivarán a ver que cada vez estás más cerca de alcanzarlo.
      En cuanto a ignorar la vida de otras personas y encerrarte en tu mundo, puede ocasionarte más problemas que beneficios porque te aislas y sigues rumiando en tus problemas sin darle una solución eficaz. Siempre recomiendo que si nos comparamos, lo hagamos de forma saludable, es decir, compararnos tanto con los que están por encima como por debajo en aquello con lo que nos estamos comparando para así ver que estamos en la media. La tendencia es compararnos con los que están por encima, y esto conlleva a perder siempre y hace que nos hundamos más.

      Si ves que sólo es complicado enfrentarte a ello, te recomiendo que hagas un par de sesiones de terapia dónde te enseñen a corregir esa manera de enfocar tu vida.
      Espero haberte ayudado,un saludo!

  • Daniela dice:

    Hola, tengo 22 y realmente me siento decepcionada de la vida, actualmente estudio servicio social y las expectativas que tenía de esta carrera ha cambiado totalmente, te das cuenta de que no todo es bonito, que no todas las personas que estudian la carrera son buenas personas y cada día me planteo si lo que estoy haciendo valdrá la pena.
    Llevo una relación larga de años y me planteo si es necesario estar en pareja y si realmente podrás cumplir tus metas compartiéndola con esa persona. En el día de hoy siento solo la necesidad de tener una casa y trabajo nada más que eso, y obviamente amigos con quien compartirla.
    Saludos

    • Hola Daniela, gracias por escribirnos y contarnos tu situación, seguro muchas otras personas se ven identificadas contigo.

      Lo que comentas de las expectativas de la carrera, te aseguro que no eres la única: nos ha pasado a prácticamente todos. ¿Por qué? Nos hacemos una idea de lo que será algo, normalmente mucho mejor (o mucho peor) de lo que realmente es y nos damos cuenta luego de que no es lo que imaginábamos. Esto pasa por diferentes razones: la primera es que no podemos predecir el futuro y, según nuestras experiencias pasadas y/o nuestro estado de ánimo nos haremos una idea de lo que nos gustaría encontrarnos, confeccionando una expectativa que lo más seguro es que no esté cerca de la realidad. También dependerá de cómo nos vendan otros la experiencia y, como ya sabemos, cada persona es un mundo y no todos podremos vivir lo mismo de la misma forma y, mucho menos, tenemos los mismos gustos.

      Lo de que todas las personas que estudian una carrera son buenas o malas, no es algo decisivo y definitorio. Quizá lo mejor en estos casos es no definir a las personas en base a una cualidad o gusto, pues estamos restringiéndola y reduciéndola a solo un aspecto de los muchos que puede tener. A nadie nos define una sola cosa.

      Respecto a replantearte tu futuro, si vale la pena o no, es algo que te acompañará muchas veces a lo largo de tu vida. No podemos predecir el futuro (como ya hemos dicho) y nos da miedo que las consecuencias no sean las esperadas. Ahora mismo, lo importante para ti debería ser si en estos momentos es lo que quieres hacer, si te gusta el camino que estás pisando ahora. El futuro ya vendrá de una forma o de otra, pero solamente podemos actuar en el presente.

      Vamos a ver el lado positivo de esta situación: te está permitiendo aprender y ampliar tus puntos de vista. Esto te está enseñando que tu forma de ver el mundo estaba muy acortada y rígida y que las cosas pueden ir más allá de lo que eran, es decir, se está abriendo un mundo mucho más grande hacia ti. Siéntete afortunada por haber llegado a la conclusión de que el mundo cambia y crece, y tú con él.

      En relación a la relación que nos comentas, si dices que es de hace varios años y solamente tienes 22 años, probablemente empezaríais a salir siendo adolescentes. En esa época todavía estamos definiendo nuestra identidad y formando nuestra forma de pensar. Si ya de adultos cambiamos constantemente y evolucionamos, en esa edad todavía más. ¿Qué te quiero decir con esto? Fácil, que es posible que en aquel momento en el que os conocisteis erais personas que se parecían más que ahora y, con el paso del tiempo, quizá vuestros caminos se han vuelto diferentes. También puede ser que, al encontrarte en un punto de inflexión/reflexión, te estés replanteando todo, cuando en realidad no hay un problema con tu relación.

      En estos casos de “desesperación” vital, siempre os recomiendo que, si lo precisáis, os pongáis a trabajar con un profesional de la psicología que nos acompañe y ayude a descubrir vuestro camino. Si nosotras podemos ayudarte, contáctanos sin problema 😉
      También te recomiendo que te pases por este artículo “Cómo superar una crisis” https://psicoterapiaserendipia.com/como-superar-una-crisis/.

      Espero haberte aportado algo de luz.
      Mucho ánimo,

      María Cartagena

  • Sofia dice:

    Hola qué tal, quiero contarles que el 31 de marzo ya cumplo mis 20 años, y desde mis 19 estoy sufriendo por qué siento que sigo siendo la misma chica de 16 17 años, y pensar que ya no soy adolecente me desilusiona demasiado, mi físico a cambiado, mi personalidad siento que ya no soy la misma y me pone tan triste saber que ya soy adulta, nose como seguir, siempre pienso que soy una niña y en realidad tendré 20 años, necesito ayuda.. gracias!!

    • Lorena Honrubia dice:

      Hola Sofía, todos los cambios de etapas vienen con miedos y dudas. Está claro que, de un día para otro no pasamos de ser adolescentes a convertirnos en adultos, es más bien un proceso de maduración y progresión. Y sobre todo, debes tener en cuenta que cada uno elegimos qué cambiar o mejorar y con qué nos quedamos porque nos gusta de nosotros. Obviamente, habrá cambios físicos, emocionales y psicológicos que no podemos controlar pero ten en cuenta que siempre tendremos nuestro niño interior, al que hay que cuidar y mimar todos los días, no lo vas a perder.

      Muchas veces, el miedo viene por la incertidumbre y la pérdida de aquello que nos gusta y estamos cómodos. No te enfoques en todo aquello que puedes perder, porque no lo harás si no quieres. Más bien, te recomiendo que te quedes con los beneficios de ambas etapas.
      Con esta nueva etapa, te vienen también nuevas oportunidades. Enfócate en aquello que deseas conseguir y te motiva a seguir adelante.

      Estancarnos en un punto de nuestras vidas, solo hace que nos sintamos prisioneros y no avancemos. Cada etapa, tiene sus puntos buenos y malos, aprende de ellos y disfrútalos porque sólo los vivirás una vez.

      Piensa que la vida es como en un videojuego en el que vas subiendo de nivel, y en cada uno de esos niveles se presentan obstáculos y retos que debemos pasar y premios que podemos disfrutar. La forma en la que lo enfoques, harás que lo vivas de una forma negativa o de superación personal.

      Espero haberte ayudado.
      Un saludo.
      Lorena.

  • ValentinaL dice:

    Hola. Tengo 19, aun. Dentro de mes y medio cumplo los 20 años y definitivamente, estoy pasando por una crisis en la que me estoy replanteando todo.

    Cuando tenia 17 años yo… empece a sufrir un trastorno alimenticio. (Anorexia). Las cosas empeoraron con el tiempo, y bueh.. aqui estamos. Hoy por hoy, me estoy recuperando de eso. Tengo el apoyo de mis padres y familia. Pero se que ellos no siempre van a estar ahi y tengo muchas inseguridades. Me siento avergonzada por estar en esta situacion, por cargar con ese problema… no se como seguir adelante, porque todos los dias pienso en lo que hoy yo podria ser, sino fuera por todos esos errores que cometi. Siento que.. me quede sin tiempo.

    Y lo peor es que tal vez, por culpa de la anorexia creo que puedo estar comenzando a sufrir de artrosis o un problema en los huesos, y eso me genera mucha angustia y preocupacion. Todo el mundo a mi edad es feliz, salen con chicos, viven sus vidas y hacen cosas y yo toodo el tiempo me siento tan estupida e incapaz de hacer nada. Me siento atrapada. Atrapada, sin salida y deseando hacer algo, pero no se que. No se que quiero. No se que es lo que no quiero. Y no puedo evitar sentir que ya no hay nada que hacer, que arruine toda mi vida, porque si de verdad, llego a tener una enfermedad en los huesos mi vida nunca volvera a ser la misma y… no se como enfrentarme a las consecuencias de lo que me he hecho.

    Honestamente, estoy aterrada por el futuro y la vida adulta, no solo porque pienso que no estoy nada lista para asumir tooodas las responsabilidades que vienen, sino porque no quiero crecer y me siento completamente inutil. En realidad no se porque no quiero crecer. Es decir, siempre quise crecer. De pequeña tooodos mis juegos siempre consistian en ser grande. No se que me pasa.

    Para ser sincera, tengo muchas dudas sobretodo. Me parece que voy a empezar la segunda decada de mi vida de la peor forma posible. Voy a empezar enfrentandome a todos los errores que cometi. 🙁

    Gracias. Un saludo….

    • Hola Valentina, gracias por escribirnos y contarnos tu situación.
      Sabemos que salir de un problema de conducta alimentaria no es nada fácil y, aunque ahora mismo no te lo consideres, eres una persona con una fortaleza y valentía enormes.

      Dices que todas las personas de tu edad son felices, viven sus vidas y salen con otras personas, pero no siempre es así. No tienes más que ver comentarios aquí arriba de gente de edad parecida a la tuya que no lo está pasando tampoco bien, por el mismo u otro motivo. El final de la adolescencia y el principio de la adultez no son fáciles, porque ni nos consideramos niños ni adultos: demasiado mayores para jugar a las casitas de muñecas, pero demasiado pequeños como para sacar adelante una casa de verdad. Por lo que estás pasando es totalmente normal, pues no se nos prepara para estas responsabilidades.
      Tienes algo maravilloso (que no tiene todo el mundo), que es padres y familia que te apoyan. Dices que no siempre estarán ahí, pero te aseguro que no siempre los vas a necesitar tanto como crees ahora. En este momento te sientes vulnerable, por lo que crees que siempre será así, pero una vez empiezas a enfrentarte al mundo, irás ganando fortalezas, conocimientos y seguridad en ti misma, de esta forma aumentarás tu autonomía y no precisarás de nadie la mayor parte del tiempo. En caso de que sí les necesites en algún momento, estoy segura de que te brindarán su ayuda. De pequeños creemos que ser adultos es lo mejor del mundo, pero porque no somos capaces de darnos cuenta de que estos “derechos” también van acompañados de muchas “obligaciones”, obligaciones que no te vendrán todas de golpe, tranquila, no te agobies.

      Respecto a tu culpa y vergüenza por haber padecido anorexia y sus consecuencias, decirte que eso es una enfermedad, bastante grave, que nos va engullendo de una forma tan silenciosa que cuando te quieres dar cuenta ya estás metido hasta el cuello, ya lo sabrás. Lo difícil es salir de ella y tú estás en proceso.

      Culpabilizarnos por todo aquello que pudimos hacer y no hicimos, no nos va a servir para nada. En el pasado, hubo una serie de acontecimientos que te han llevado a dónde estás hoy y hay unas consecuencias, vale, no podemos volver a atrás, pero, ¿qué podemos hacer ahora? Te estás poniendo en el peor de los casos y en todo lo horrible que puede ocurrir, pero no siempre acaba siendo tan grave, te lo aseguro también.
      Supongo que estarás acudiendo a terapia psicológica ya que estás en este proceso de lucha contra tu enfermedad y, si no es así, te animo a que acudas a un/a psicólogo/a para que te ayude tanto con la anorexia como en este momento de incertidumbre.

      Si crees que nosotras te podemos ayudar en algo más, háznoslo saber.

      Un abrazo grande y mucho ánimo y fuerzas, has conseguido mucho más de lo que crees.

      María Cartagena

      • ValentinaL dice:

        Hola… solo queria escribir para agradecer esas palabras! La verdad, es que cuando escribi todo eso, estaba sola en mi cuarto, llorando, super desesperanzada e intentando no se, encontrarle sentido a la tristeza; me tope con este blog en internet y, me senti tan identificada…! Realmente no pense que fueran a responderme…
        Asi que, muchisimas gracias…!!!

  • Eli dice:

    Me siento tan identificada con esto.. tengo 19 años 10 meses ! de existencia y llevo cuestionándome hace mas de unos mese del porq por de mi vida? , perdí totalmente sentido la dirección de mi vida, existe gran incertidumbre en mi mente que no me deja concentrarme en mis cosas
    Me da pena contar mis cosas a los demás me da la sensación que me dirán cosas como q «estoy loca» , «soy muy exagerada», o que es normal y la verdad que eso es lo menos q me gustaría escuchar … no puedo conciliar el sueño por las noches.. me la paso pensando y pensando de como estaré en 5 o 6 años mas, que en que voy a atrabajar, si soy bueno en algo, si soy realmente genial, si voy a independizarme o no, me angustia la incertidumbre que existe en mi cabeza, ya no tengo motivaciones para seguir estudiando las he perdido todas!! , pero también esta en mi mente que tengo que ser orgullo de alguien (Papá y hermana ) pero entre tanto y tanto no encuentro quien ser !
    recibo comentarios a diario de que me veo diferente y eso hace que mi autoestima se venga al piso, me veo al espejo y lo unico q hago es cuestionarme de porque me siento asi de esa manera, por q empece a tener pensamiento negativos tan feeoos..
    soy creyente y me pongo en manos de Dios pero a veces no suele ser suficiente 🙁 y la tristeza es mas grande que no deja lado para la paz que necesito en mi corazón y mi mente …..
    actualmente tengo una pareja pero con la que me es difícil hasta de ser yo misma con el, me siento tan rara, tan fria, no encuentro el sentido de nada…. pongo en duda cada pala que dice, lo quiero demasiado pero no me siento en la libertad de hablar esto ni con el ni con nadie , y no solo es la falta de confianza con este chico, sino que también existe falta de confianza hasta conmigo!! .. y ese tema me tiene muy mal, hecho de menos tanto a la niña que era hace 5 años atrás donde me reía de verdad y ahora es una simple risa, donde soñar era muy bonito y ahora todo se me parece taaan complicado, y veo la realidad de la vida
    soy muy mala para explicar lo que siento y cada vez que trato de hacerlo termino diciendo cosas hirientes que lo único q causa es q me digan que soy muy grosera y fría para hablar.

    • Hola Eli, lo primero, gracias por escribirnos y contarnos tu situación.
      Por lo que nos cuentas están viviendo un momento de desorientación bastante grande y eso produce mucho vértigo. Hace que te cuestiones todo, incluso quién eres.
      Perderse es algo necesario para poder encontrarse y, que te esté ocurriendo, quiere decir que no eres una persona conformista que se deja llevar por lo establecido, sino que quieres dirigir tu futuro hacia el lugar que deseas, solo que no sabes cuál es ahora mismo.
      No estás loca, ni eres exagerada, solo que la situación que estás viviendo es muy desagradable.
      Pensar en futuro, teniendo unos objetivos es algo que nos puede ayudar a seguir y motivarnos, pero no podemos basarnos en ideas rígidas de cómo va a ser puesto que en futuro, todo es incierto. Cualquier cosa puede hacer que las circunstancias cambien, por lo que debemos aprender a vivir con cierto grado de flexibilidad.
      Cuando la gente te dice que te ve diferente es porque probablemente así sea, aunque no te guste admitirlo. Piensa que si te sientes mal, tu actitud, tu forma de hablar (hasta de moverte) puede ir acorde a cómo te sientes, algo que sería lógico y comprensible. Ser o estar diferente no es un problema en la medida que tú no lo veas así.
      Tal y cómo te encuentras es lógico que te lo cuestiones absolutamente todo, porque nuestra cabeza entra en bucle y nos metemos en esa espiral difícil de parar.
      Te aconsejaría que buscaras ayuda de un/a profesional de la psicología para que te ayude a encontrar tu camino y aspiraciones y, que en el transcurso del mismo, no te sientas cuestionada o infravalorada.
      La felicidad no es cuestión de años, no quiere decir que tener más responsabilidades vaya a hacerte infeliz de por vida, solo hay que saber encontrar las motivaciones y adaptarse a ellas lo mejor que podamos.
      Mucho ánimo en tu camino y verás como poco a poco todo va colocándose en su lugar a medida que vayas trabajando en ello,

      María Cartagena

  • Amanda dice:

    Tengo 19 años en un dos cumplo 20 y realmente siento pena de mi actitud soy una persona trabajadora estudio e logrado todo lo que e querido e pasado por un proceso de cirugía plástica e recibido críticas porque todos n me dicen que estaba bonita que porque hice eso si ni siquiera tengo hijos y eso me pone mal aparte ahorre para hacerlo y siento que no soy feliz con eso .

    Me convertí en amante de mi ex después de ser su novia por el amor que sentía por él , se aprovechaba de eso siempre me buscaba teniendo ya esposa y incluso embarazada y yo siempre volvía con el dure 3 años en eso mi adolescencia perdida en un círculo tóxico ahora que cumplo 20 no se que hacer siento que mi vida están vuelta un caos soy muy madura mentalmente pero siento que mis actos no son tan maduros siento que ya entraré en unan edad donde necesito tener mas carácter de mujer porque siento que no tengo carácter estoy en la universidad pero estoy por estar se que tengo que estudiar porque necesito ser profesional pero no estoy ni estudiando últimamente no se que hacer necesito ir por un buen camino

    Me gusta lo bueno las cosas caras y tengo miedo de no poder lograr a tener el status que quiero

    • Buenas Amanda, gracias por escribirnos.
      Lo primero, felicidades, ya que ya habrá sido tu cumpleaños.
      Pese a que estás ahora muy agobiada, esto que te ocurre es una oportunidad de cambio y tener la vida que realmente quieres.
      Pero, ¡ojo! no es algo que se solucione en 2 días y tú te estás presionando mucho ya.
      Lo primero es saber a dónde quieres llegar, eso va a definir tu meta, para luego tú decidir el camino que te lleve a ella.
      Te aconsejo que empieces a vivir la vida que quieres llevar, a pensar en lo que te hace bien y en lo que no, para mantenerlo o apartarlo.
      Las crisis son una buena oportunidad de cambio y salir ganando.
      Te recomiendo que te leas este artículo que escribí, por si te ayuda en este momento: https://psicoterapiaserendipia.com/como-superar-una-crisis/
      Por otro lado, si tu presión y ansiedad son muy grandes y estás sufriendo mucho, te recomiendo que busques ayuda psicológica profesional.
      Un abrazo,

      María Cartagena

  • JO dice:

    Uf me siento tan identificada.
    Soy Josefa tengo 20 años y estoy en plena crisis de que será mi futuro, como lo lograre, si fracasaré en la vida o no.
    Tengo muchos sueños y metas pero la verdad cada vez se hace difícil verlo y lograrlo, actualmente estaba estudiando en un instituto pero la dejare…
    ya que no me veo proyectada a futuro con lo que elegí, en estos momentos estoy pensando en ir a terapia, ya que estoy bastante mal.
    Me da pena el pensar que tengo 20 años y estoy en la nada, quiero lograr cosas, quiero trabajar, estudiar, pero no se como, no se que estudiar no se que es lo mío.

    • Buenas Josefa, te agradecemos que hayas contado tu caso.
      Sentir incertidumbre (y más en este momento) es algo normal y eso asusta. El miedo a lo desconocido es algo común, pues nos impide estar preparados para lo que puede venir (ya que lo desconocemos, claro). Del mismo modo, sentirse perdida o “en la nada”, como dices, también puede resultar bastante usual, sobre todo a edades tempranas, cuando ves que todos tus planes se «estropean».
      El hecho de que tengas muchos sueños y metas ¡es algo maravilloso! ¿Por qué las ves difíciles?
      Muchas veces queremos conseguir algo y es, a lo largo del camino, cuando vamos modificando esas metas o las cambiamos radicalmente porque quizá teníamos unas expectativas muy altas; y eso no es malo, es parte de la vida.

      Si realmente te encuentras tan agobiada, sí, te recomiendo que acudas a un profesional de la psicología para que te ayude en esta etapa de tu vida; seguro que te es de ayuda. Si quieres que te informemos, háznoslo saber.

      Sobre todo, aunque sea ahora difícil de asimilarlo, me gustaría que vieras que tienes un sinfín de posibilidades que te pueden hacer feliz, tienes un mundo entero por descubrir.
      Mucho ánimo,

      María Cartagena

  • Mariana Ortega dice:

    Verdaderamente me siento identificada con este artículo. Tengo 24 años y me siento un poco deprimida. Repetí carrera porque la anterior no me gustó, y ahora estoy a un año de acabar la carrera. Sé que es un éxito, pero sentí que perdí tiempo de mi vida. Actualmente, trabajo como becaria y trato de ahorrar dinero porque quiero irme a vivir a algún país de Europa y estudiar mí maestría… Pero sé que no me va a alcanzar. Por ello, quiero irme de Au Pair a Alemania una vez que termine mi carrera para ganar más dinero y poder saber lo que se siente vivir allá para hacerme una idea, y por un lado siento que es una buena opción, pero por otro lado no sé si voy a perder más años de mi vida por eso, y si las empresas o una universidad me considerarían aún por perder un año en eso. Me siento mal por tener la edad que tengo porque veo a otros compañeros y siento que ellos avanzaron más rápido.

    • Buenas Mariana, entiendo que veas tu primera carrera como pérdida de tiempo, pero también te enseñó cosas (aunque fuera que ese no era tu camino). Mejor haberte dado cuenta pronto y haber rectificado, que continuar estudiando algo que no te convencía.
      Muchas de las decisiones que tomamos no sabemos si serán las acertadas cuando las escogemos y es, durante las mismas, cuando nos damos cuenta del resultado. Lo mejor que podemos hacer es aceptar que elegimos aquello en su momento por un motivo y que, obviamente, aunque ahora sabiendo lo que sabemos no escogeríamos, nuestro yo pasado lo decidió.
      Si ves tus decisiones como posibles pérdidas de tiempo, claro que no será fácil elegirlas. En cambio, si las vemos como una inversión de tiempo o experiencia vital, la cosa cambia. Todas las experiencias nos pueden traer cosas buenas, aunque de primeras parezcan negativas.
      Por último, te aconsejo que no te compares con nadie. Todos somos seres individuales con nuestras circunstancias y no es justo compararnos. Tu vida es TU VIDA.
      Mucho ánimo en tu camino y recuerda: es solo tuyo y solo tú decides cómo vivirlo.

      María Cartagena

  • Daniela dice:

    Hola, tengo 19 a unos meses de cumplir 20 , y la verdad no sé realmente que hacer con mi vida , hace ya 4 años que salí del colegio, y aún no sé que estudiar ,no sé qué me gusta no sé si tengo sueños metas , estoy aterrada por mi futuro , eh perdido totalmente el sentido de mi vida .Me agustia saber que ya cumplo 20 y haber desperdiciado 4 años de mi vida sin disfrutar de ella, por lo mismo que no me siento madura para asumir responsabilidades ,no quiero crecer , quisiera tener 16 y no haber perdido el tiempo ( y lo sigo ) veo a las personas de mi edad divirtiéndose ,viviendo sus vidas ,haciendo cosas , a mitad de carrera y yo atrapada en mí sin hacer nada sin saber que hacer , inútil, apenas ingresé a una carrera pero no me matricule , ahora sigo preparandome para una carrera que no sé si me gusta , eh perdido la motivación , me siento atrapada , no sé que será de mí , quisiera hacer algo pero no sé que!! Siento que estoy en un círculo viciosos en el que sigo repitiendo hasta los más mínimo errores ,

    • Hola Daniela, te agradecemos que nos hayas escrito contando tu caso.
      Lo primero, nunca es tarde ni existe un ritmo de vida perfecto. La sociedad nos ha vendido que a cierta edad hay que haber conseguido X cosas, pero en la práctica, cada persona somos diferente y tenemos unas circunstancias diferentes.
      Saber a qué quieres dedicarte en el futuro, tampoco es fácil, pero no lo es más si piensas en algo que sea de por vida. Nuestro futuro laboral puede cambiar un montón de veces a lo largo de nuestra vida, no es algo definitivo, y puede costarnos encontrar nuestro camino. No hace falta una carrera para ser feliz, no todo el mundo estudia una, puede que tu futuro esté directamente en el mundo laboral. Hay miles de opciones.
      Te recomiendo que acudas a un profesional de la psicología para que te ayude a lidiar con esta angustia y a encaminarte.
      Un saludo,

      María Cartagena

  • Alfredo Sanz dice:

    Hola, pensé que estaba solo que era solo una etapa de esas donde todo me causa conflicto despues de leer sus testimonios me motiva a salir adelante por esta crisis.
    Todo me pesa, muchas veces no me puedo parar de la cama me cuesta salir de casa, con la pandemia es más fácil rendirse y mandar todo a la basura.
    Actualmente estudio ingeniería me gusta pero no me siento lleno, deje mi trabajo hace un mes, era cajero y solo me pasaba una cosa por la cabeza que rayos estoy haciendo aquí, porque estoy aquí si se muchas mas cosas no debe de estar aquí, me iban a subir de puesto pero me entere cuando yo deje el trabajo
    Ahora me la paso en mi casa tomando las clases de la universidad de una forma apatica, me da miedo el equivocarme y no hablo de la carrera sino de todo me estoy volviendo muy inseguro y pesimista, cuando yo era «un ser de luz» y ya me cansé ya no quiero sentir eso, quiero sentirme lleno

    • Buenas Alfredo, gracias por contarnos tu experiencia.
      Como podrás comprobar en los comentarios, no estás solo: muchos sufrimos crisis (y no tienen por qué ser la de los 20, pueden ser a los 30, los 40, los 50,…).
      Las crisis no dejan de ser momentos en los que nos paramos en el camino para revisar el mapa que estábamos siguiendo: ¿es ese el sendero que queremos seguir caminando?
      A veces, es de agradecer pasar por una crisis. Si seguimos viviendo una vida que no nos hace ser felices, y nada nos hace darnos cuenta, seguimos viviendo una vida que no nos satisface.
      No te presiones con no ser “el chico de antes”, no se puede volver al mismo punto cuando hemos seguido caminando, pero se puede llegar a otro lugar parecido.
      Por ello, te animo a que hagas un ejercicio: en vez de ver todas aquellas cosas que te disgustan de tu vida, trata de ver las que sí te hacen sentir bien y, no solo eso, llena tu vida de más cosas que te hagan sonreír.
      Si, pese a todos los esfuerzos, no te ves capaz de salir de ese agujero tú solo, te recomiendo que busques a un profesional de la psicología que te ayude.
      Mucho ánimo, tienes toda una vida para cambiar de camino y descubrir cuál es el tuyo.

      María Cartagena

  • Ernesto dice:

    Hola, primero que nada, permítanme felicitarlos por tan buen artículo. Muy completo y con mucha información. Había escuchado sobre la crisis de los 20 y por un momento pense que era una tontería porque toda la gente cercana a mi (familia, amigos y conocidos) me dicían que a esta edad no pueden dar crisis, que porque soy joven, no tengo problemas, que ha esta edad todo es maravilla y miel sobre hojuelas. Mi problema es que yo no lo he sentido asi. Tengo 24 años, los cumplí en mayo y me sucedió el fenómeno del despertar. Alguien me dijo » Felicidades, ya tienes 24″ y fue como si hubiera estado dormido por mucho tiempo y al escuchar eso abrí los ojos y de inmediato vinieron pensamientos muy negativos a mi cabeza, lo primero que pense fue, ¿24? ¿En qué momento cumpli 24? ¿Si apenas ayer me acuerde que tenía 19 cuando salí de la preparatoria? Actualmente estoy estudiando una ingenieria industrial, ya me falta un año para salir y esto tambien me ha causado un conflicto porque a mi siempre me a gustado escribir poesía, cuentos, tocar guitarra, la musica, el cine, el dibujo, etc. y siento que me equivoque de carrera, pienso que tal vez debi haber elegido otra carrera que si me gustara y en la que pudiera aprovechar y explotar mi potencial; Ahora veo el futuro incierto y negro, al salir de la carrera veo una carretera oscura sin destino, sin letreros y esto me esta provocando panico pues temo dedicarme toda mi vida a algo que no me gusta y vivir toda mi vida frustrado y amargado y siento que he desperdiciado mi tiempo pero tampoco quiero salirme de la carrera porque siento que sería un gran error y desperdiciara aun mas años de mi vida. Pedí un consejo y alguien me aconsejo que me buscara una novia, pues tengo 5 años soltero desde que tuve mi primera y única novia y así lo he intentado pero ahora esto tambien se me ha vuelto un problema pues no encuentro novia, le hablo a una chica tras otra pero todas me rechazan, es un patrón de chicas que me rechazan por una y mil razones y que ahora me ha ocasionado un problema de autoestima pues en la preparatoria me sentía guapo, galán y atractivo y ahora me siento como un asco, que estoy horrible, que no le gusto a ninguna mujer y que probablemente mi destino sea ser soltero para siempre y que morire solo (he pensado que esta no es la solucion pero la verdad pienso que si necesito una novia y quiero volver a tener un relación sentimental pero se me esta haciendo lo mas dificil del mundo porque las chicas no quieren salir conmigo ni a la primera cita, esto me hace sentir como si fuera un relegado para las mujeres) He comentado esto con mi familia principalmente y todo lo que me dicen es que no me entienden que todo lo que digo no tiene sentido que debo ser feliz porque tengo 24 años, que soy joven, que soy chavo pero esto me deprime mas pues me hace pensar que mi juventud se me va escapar viviendo frustrado, amargado, enojado, sin novias, sin salir a fiestas, sin disfrutar mi sexualidad, sin poder aprovechar y disfrutar de mi talento para escribir y tocar y lo peor de todo es que siento que estoy cayendo en una depresion y simplemente siento que no puedo salir, no he contemplado el suicidio, pero si he pensado en que esta vida es asquerosa y que no hay nada por lo que valga la pena vivir. Agredecería cualquier sugerencia y una vez más felicitaciones por la pagina y gracias por mostrarme que hay mas personas que estan pasando por la misma situación.

    • Lorena Honrubia dice:

      Hola Ernesto, gracias a ti por leernos y por tus palabras.
      Muchas veces nuestro entorno nos condiciona en nuestros sentimientos, en que no debemos sentirnos mal porque somos jóvenes o a sus ojos lo tenemos todo, y esto hace que nos sintamos peor. Ten en cuenta que, independientemente de la edad, se puede tener momentos de crisis, de plantearnos qué estamos haciendo con nuestra vida o si estamos dirigiéndola hacia lo que realmente queremos o nos hará felices. En todo momento, debes escuchar a tus emociones porque son las que te están enviando mensajes de posibles cambios que necesitas en tu vida.

      Ten en cuenta que, solo tú debes tomar las decisiones respecto a tu carrera. Ver los pros y los contras de terminar la carrera o cambiarte hacia lo que te gusta (aquí también deberías valorar las posibles salidas laborales de cada opción). También tienes la opción de combinar ambas, una como parte laboral y otra como hobby).
      En cuanto al tema de querer tener novia, es algo muy personal pero ten en cuenta que no se trata de encontrar a alguien que llene el vacío que sientes, porque así solo generarás dependencia emocional. Cuando pienses en tener pareja, debería ser para complementarte y no para darte lo que crees que te falta. Todo tiene su momento y hay que priorizar nuestro bienestar. Obsesionarse con ello te generará ansiedad y como dices, baja autoestima al ver que no ocurre.
      Te recomiendo acudir a terapia para que te conozcas mejor, tanto a nivel de pensamientos como de emociones, y de esta forma sabrás cómo resolver esa crisis en la que te encuentras. Además, una vez te conozcas, aprenderás a quererte y con ello a que quieran como mereces.
      Espero haberte ayudado.
      Un saludo.

  • Daián dice:

    Hace unos días cumplí 20 años, la verdad es que no sentí ni un poco de emoción. Es más, ni siquiera me importó.
    Mucha gente me dice que soy muy joven, que me falta una vida entera, lo cual en cierta medida tienen razon, pero para ser sincero, me comporto como un adulto en cuanto a responsabilidades desde hace muchos años. Toda mi adolescencia la he pasado completamente solo, sin amigos, ni novia, y es algo de lo que me arrepiento enormemente. Porque siento que no disfruté esa parte de mi vida, me la pasé encerrado en mi casa leyendo libros y yendo a lugares en donde no había gente para poder conocerme más, pero la consecuencia que tuvo es que no sé cómo tratar a las personas. Cada vez que me hablan, me las quedo mirando sin saber que decirles, o en situaciones de tensión, parezco un niño pequeño.
    Me gustaría viajar y conocer todo el mundo, me gustaría conocer una mujer a la que pueda querer y que me quiera. Pero producto de mis malditos pensamientos todo eso parece absurdo. Siento que nada tiene sentido, para que trabajar duro para conseguir un buen futuro si nos vamos a morir, tengo esa maldita crisis existencial de que nada tiene sentido.
    Mis padres me siguen tratando como un niño, pero a su vez me repiten constantemente que tengo 20 años, que soy una persona adulta y que debo solucionar esos problemas. Hace unos días vengo formando la idea de escaparme y que sea lo Dios quiera, pero lamentablemnte, todas las desventajas que conlleva hacer esa acción, no me permiten hacerlo. Porque comparo ambos camino, la primera es seguir haciendo lo que hago ahora o por otra parte hacer lo ya amencionado. Estoy tan cansado de hacer lo mismo, estoy cansado de estudiar. Actualmente estudio Lic en Ciencias de la Computación, una carrera difícil, no por el contenido en sí, sino más bien porque hay que estar todo el día estudiando, algo que no me agrada en absoluto. de hecho estoy tan harto que siempre se me cruza la idea de abandonar la carrera y empreder algo. Y gracias a todos estos pensamiento, me están haciendo fracasar como estudiante.
    Hacía dos años que no hablaba con nadie que no sea mi familia, hacía dos años que no salía de casa debido a la cuarentena. De hecho, hace una semana nos fuimos de vacaciones con mi familia. Y jamás pude imaginar la necesidad que tenía de hablar con otra persona o el deseo enomer que tenía de querer interactuar con el sexo femenino. Creo que lo peor que puede hacer una persona es aislarse como yo lo hice. Básicamente, ahora que lo pienso, me comporté como un maldito idiota. Había una chica en el autobus durante el viaje, que observando su lenguaje corporal era claro que le atraía y ella a mí, pero por mis malditas inseguridades y la falta de experiencia, me bloqueé complentamente, hubo un momento en donde ni siquiera podía mirarla. Mi pensamiento era que no valía la pena hablarle ,porque después del viaje no la volvería a ver nunca más. Y ahora estoy escribiendo esto arrepentido no saben cuanto de no haberle hablado. De hecho, cuando el viaje finalizó, la chica se acercó como para despedirse, y yo ni siquiera la miré. Ni sé porque estoy escribiendo esto, debería estar estudiando pero no tengo ni ganas. A veces pienso que soy un maldito inbécil por las decisiones que he tomado.
    Ojalá alguien lea esto.

    • Daián dice:

      Sí, me respondo a mí mismo.
      Tengo ganas de decir lo que no puedo expresar. Quisiera saber la opinión de otra persona con respecto a mi situación, la cuál voy a explicar a continuación:
      Mis padres son buenas personas, tuvieron una infancia muy difícil pero gracias a su inteligencia, pudieron llegar a lo que son ahora. Estoy completamente agradecidos por la educación que me dieron y por todas las cosas que nunca me faltaron, ropa, comida, una casa, deportes y muchas cosas más.
      Pero me duele saber que tengo el pensamiento de escaparme sin siquiera ponerme a pensar realmente lo que signifíca ello. Sería un egoísta, ya que no tendría en cuenta los sentimientos de mis padres, pero estoy tan agobiado mentalmente que ya no sé cuáles de mis pensamientos son los mejores. Porque comprendo perfectamente que mis padres no se merecen que yo tome la decisión de escaparme, pero siento una necesidad de querer enfrentarme al mundo y triunfar sea como sea, a cualquier precio. Y seguramente quiera hacer eso para poder satisfacer alguna inseguridad mía.
      Creo que lo único que les faltó a mis padres, fue el cariño. Desde que tengo memoria, nunca me dieron un abrazo, ni una caricia, ni ningún tipo de afecto físico, y según lo que he leído y observado de la sociedad, el ser humano es un ser social y que necesita contacto físico con otras personas para un mejor desarrollo cocnitivo y mejor estabilidad emocional. Y eso lo sé porque me pasa a mí, siento unas ganas enormes de que alguien me abrace y me diga que me quiere, pero por el contrario, me enojo conmigomismo y me da asco ser yo quien da cariño a otra persona, o cada vez que alguien me expresa afecto de alguna forma, tiendo a alejarme porque no sé como reaccionar ante tal acto, me siento incómodo, viendo que la única salida es alejarme en cuanto pueda.
      Y sé perfectamente que muchos de mis problemas se van a solucionar con hacer el mero acto de relacionarme con más personas. Pero siento que no me comprenden, cada vez que hablo los confundo, no entienden lo que realmente les quiero decir. La mayoría de las personas me dicen que soy una persona muy inteligente, pero sinceramente creo que soy solo un poco más observador y con más ganas de aprender que otras personas. Me gustaría ser normal, salir de fiesta, divertirme con gente de mi edad, pero tengo algo que no sé, que todas las personas se alejan o pensandolo mejor, yo mismo me he aislado de todo el mundo porque me siento incomprendido. Estoy harto de ver tanta inmadurez por donde sea que vaya, estoy harto de ver como las personas se vuelven idiotas con las redes sociales. Y lo más gracioso es que muchas de esas personas son felices producto de sus propias necesidades.

    • Buenas Daián, lo primero perdona por la demora en contestarte. Tu texto era bastante grande y quería encontrar el momento para poder dedicar tiempo a contestarte con tranquilidad.
      También agradecerte que hayas compartido con nosotros lo que pasa ahora por tu mente, esto puede ayudar a muchos como tú a sentirse que no están solos en el mundo. Además, veo que necesitas hablar de esto con mucha urgencia, que necesitas desahogarte.
      Vayamos por partes.
      Por lo que has contado en tus comentarios, se te nota un chico muy maduro, cosa que no es tan común a tu edad. ¿Esto quiere decir que nadie te puede comprender o que no haya más personas como tú así? La respuesta es NO a ambas opciones.
      Tú mismo te agobias con la idea de no saber expresarte y que no te vayan a comprender, y esto no te va a facilitar que puedas comunicarte con éxito. Es verdad que muchos adultos olvidan cómo se sintieron en la adultez temprana y ven la vida desde sus ojos experimentados, lo que va a dificultar que puedan empatizar contigo y tú sentirte comprendido, pero no es la regla general y absoluta.
      Por otro lado, si ya tienes responsabilidades hace tiempo, es normal que no sientas cambio aunque crezcas en edad. La experiencia o sensación de crecer no la dan los años, sino las responsabilidades, experiencias y obligaciones que tienes, así que no te agobies por no sentirlo.
      Entiendo que te arrepientas del pasado, pero ahora eso no puedes cambiarlo y culparte tampoco te va a ayudar a avanzar. Tienes mucho tiempo para recuperar el tiempo perdido. Piensa: ¿qué crees que te ha faltado por vivir? Puede que no sea aún tarde para hacerlo o lo puedas adaptar a tu situación actual y hacerlo.
      Sé que hay muchas cosas que, por un motivo u otro, no hacemos y más tarde nos arrepentimos, pero comprende que si no hubieras vivido todo lo que viviste, no serías el mismo que eres hoy. Ahora me dirás que ojalá no fueras el que eres, porque no te gusta lo que estás viviendo. El error aquí no es lo que no viviste o quien eres, es que no aceptas las decisiones que tomaste y no tomas cartas en el asunto en presente para enmendarlo. Vivir a contracorriente intentando volver a atrás y culparte NO TE VA A AYUDAR.
      Comprendo la sensación de querer escapar, pero eso es fruto de la ansiedad que estás sufriendo. Cuando tenernos miedo, tenemos dos opciones: atacar o huir.
      Por otro lado, con respecto a no saber llevar una conversación, es cuestión de práctica, es decir, se puede aprender. Puedes comenzar con cruzar un par de frases con el dependiente del supermercado o de la panadería, por ejemplo. Poco a poco verás que ganas en confianza. Te bloqueas solo tú con el pensamiento de que no vas a poder llevar una conversación, te adelantas y eso no te va a ayudar. Para esto, te vendría bien aprender sobre la escucha activa.
      Te recomiendo que vayas a terapia con un/a psicólogo/a titulado/a. Veo mucho en lo que deberías trabajar, pues eres el más crítico y el que más daño te estás haciendo, así no vas a poder ser feliz Daián.
      Por favor, trabaja en ti, verás como todo va a ir mejor.
      Mucho ánimo,

      María Cartagena

      • Daián dice:

        Hola María. Primero que nada, gracias por contestar, también me disculpo por la demora, creí que nadie respondería.
        Volví a leer su artículo, y la verdad es que lleva mucha razón en esas palabras.
        Quisiera mencionar lo irónico de mi situación, leo mucho acerca del comportamiento humano y me analizo constamtememte, creí tener cierta estabilidad emocional por la cantidad de conocimiento que había adquirido, pero ahora ya con dos meses de 20 años me doy cuenta de que realmente para poder poner en práctica todo lo aprendido lo único que falta es ponerlo en práctica, sólo me basaba en la teoría de todo lo que leía sin siquiera ponerme a pensar en cuán cierto y complejo son todas las palabras, oraciones y frases de un libro. Sólo repetía esas cosas sin siquiera comprederlas realmente.
        Con respecto a lo que usted dijo acerca de que soy el que más daño se hace, pues tiene toda la razón. Debo admitir que me sorprendió que se haya dado cuenta de sólo leer unas palabras de un completo desconocido, por lo que me llevo a pensar, que usted debe ser una mujer muy sabia en estos temas, realmete le interesa los comentarios de este blog y se toma su tiempo para poder leerlo y responder a personas que jamás conocerá en su vida. Es decir, yo me pregunto Con qué fin? Y es por el mero y simple hecho de ayudar, altruismo sería la palabra que mejor lo define.
        Por lo demás, acertó casi en todo. Y me puse a pensar, que tal vez no fue tan malo después de todo vivir mi adolescencia encerrado en mi cuarto absorviendo conocimiento. Me explico, desde que llegué de las vacaciones ya mencionadas, me he juntado con personas de mi edad, y la verdad es que me sorprendió, ya que estas personas están pérdidas, no saben que hacer con sus vidas, no tienen aficiones ni metas que cumplir. Es decir, ahí radica la diferencia entre ellos y yo, el conocimiento es lo que me permite pensar más lejos que ellos. Ojo, no estoy diciendo que soy mejores que ellos, estoy diciendo que tengo más conocimiento y por tanto poder lograr muchas más cosas.
        Gracias de nuevo María. Voy a ponerme a trabajar en mi mismo para poder lograr mis objetivos.
        Es increíble como con el sólo hecho de que alguien te escuche, o en este caso te lea, da una enorme motivación a una persona.

        • Hola de nuevo, no te preocupes, a veces estamos un poco ocupados.
          Respondiendo al comentario que nos has dejado, la vida no se basa solamente en la teoría, sino también en la práctica, de ahí que sea tan importante la acción posterior al conocimiento.
          Por otro lado, agradezco muchísimo tus palabras, porque sí, me gusta tomarme mi tiempo para poder responderos con calma y no cualquier cosa que se pueda decir en 5 minutos. Por todo ello, no sabes lo que me alegra saber que te he dado ese empujoncito y motivación para ponerte en marcha.
          Ahora toca trabajar en uno mismo, como ya sabes, y así poder llegar a crear una mejor versión tuya.
          Mucho ánimo, verás como las cosas comienzan a cambiar pronto.
          María Cartagena

  • Santiago dice:

    Tengo 18 años, y me logre identificar con gran parte de las cosas que se mencionan en este articulo… A los 17 años empecé a ir al psicólogo, me dijo que tenia ansiedad generalizada, además me dijo que parece que también tengo rasgos de tener ansiedad anticipatoria. Ni idea, no le preste mucha atención, vivo atrapado en mis pensamientos pensando en mi futuro, quise empezar a trabajar este año, pero había pandemia. Mi madre me dice que no debería preocuparme por eso (de por si somos una familia de clase media, vivimos bien) pero yo me siento intranquilo, me siento inútil.
    Estoy en quinto semestre de una licenciatura en filosofía, quiero ser profesor, pero es algo sumamente complicado, le tengo miedo a no poder encontrar trabajo haciendo lo que me gusta. Creo que lo mejor seria terminar mi licenciatura y buscar otra carrera que si tenga campo laboral, o directamente empezar a trabajar en otra cosa a tiempo completo, a fin de cuentas debo abandonar ese sueño, de sueños no se vive… La sociedad espera cosas de mi, mi propia familia espera cosas de mi, debo conseguir un carro, un apartamento, casarme, tener una familia, tener dinero, aportar algo a la sociedad.
    Un sin fin de cosas que tengo que cumplir, si no cumplo con esas cosas seré un fracasado, y bueno, se que hay que aprender a fracasar, pero tengo miedo de hacerlo, me da miedo que mi carrera sea inútil, me da miedo decepcionar a todos, yo solo quiero estar tranquilo, no pido nada mas. Por otra parte, tengo una novia, nos conocemos hace mas de un año, y «oficialmente» nos hicimos novios hace un mes, realmente es muy poco tiempo, pero la quiero, ella no se merece un fracasado, de alguna u otra forma tengo miedo de no hacerla feliz. He pensando en trabajar de Domingo a Domingo, todo para tener dinero, a la final, el dinero lo es todo para la sociedad, si se acaba el dinero se acaba el amor, si se acaba el dinero se acaba la vida. Y es extraño, el dinero si es importante, pero no me hace feliz, cuando descubrí que el dinero no me hace feliz me sentí vacío por dentro, si eso no me hace feliz ¿Qué me hace feliz? mi carrera universitaria me hace feliz, pero no creo llegar a ejercerla, mi familia me hace feliz, pero no quiero decepcionarla, mi novia me hace feliz, pero no quiero dejar de hacerla feliz, muchas cosas no tienen sentido. Creo que me quejo mucho, hay gente que esta peor, a lo mejor todos estos son problemas que no tienen sentido, soy un llorón, debería dejar de quejarme y afrontar mi vida, seguir adelante y ya esta, después estaré bien, creo.

    • Buenas Santiago, gracias por escribirnos.
      Vamos a ir comentando punto por punto todo lo que nos dices.
      Lo primero: STOP, para. Menuda presión te estás metiendo en un momento, con razón te sientes angustiado. Tienes toda tu cabeza 24/7 llena de “debería”.
      No sé si estás a día de hoy llevando un proceso psicológico todavía, pero te recomiendo que vuelvas a acudir al psicólogo para deshacer toda esta presión que te estás creando. Te aseguro que si sigues por este camino, vas a pasarlo muy mal.
      Se te ve un chico muy maduro, pero te vas a perder tu juventud/adultez temprana queriendo asumir ya responsabilidades que, directamente, ni aconsejo a alguien que lleve media vida trabajando. Esa mentalidad de trabajar de domingo a domingo NO es sana, no es ”trabajar para vivir”, es “vivir para trabajar”. No has nacido para ser empleado, has nacido para ser persona. Te recomiendo que te leas este artículo que escribí hace un tiempo, te ayudará con muchas de esas cosas que piensas: https://psicoterapiaserendipia.com/cuando-el-debo-y-el-tengo-dominan-mi-vida-las-ideas-irracionales/
      Te aseguro que existen posibilidades para trabajar de lo que has estudiado, quizá sea difícil, pero me sorprende lo determinado que eres a la hora de querer prosperar, pero lo rápido que tiras la toalla cuando se refiere a luchar por tu trabajo ideal. Todavía no has acabado la carrera y ya estás anticipando que vas a “fracasar” en tu intento de ejercer.
      Otra cosa importantísima (y que se te quede bien grabado): la sociedad puede esperar de ti todo lo que tú quieras, pero ni es la única opción, ni tiene que ser la mejor, ni tiene por qué hacerte feliz. ¿Solo vas a vivir una vez y prefieres contentar a los demás (o lo que crees que quieren los demás) antes que hacerte feliz ti mismo? Ya te anticipo: ERROR.
      Eso es el fracaso y no el no llegar a lo que “deberías”. Ese es el camino a una depresión.
      No todo el mundo tiene todo lo que tú dices que debes tener y es inmensamente feliz. Estás poniendo tu felicidad en el lugar equivocado (y por eso te sientes como te sientes).
      Por otro lado, el hacer feliz a tu pareja es un deseo muy bonito, pero tu pareja también tiene la responsabilidad de ser ella misma feliz, no es tarea tuya. Puedes contribuir a su felicidad, pero no eres responsable de ella. Si no aprendes esto ahora, siempre te sentirás culpable cuando ella no sea del todo feliz y, te aseguro, que en muchas de esas ocasiones no tendrás absolutamente nada que hacer para solucionarlo o evitarlo.
      Por favor, deja de pensar eso de “si se acaba el dinero se acaba el amor, si se acaba el dinero se acaba la vida”. La vida se acaba sí, pero cuando se acaba el amor hacia ti y malvives para los demás.
      Así que vamos a cambiar tus debería por otros más sanos: debo SER FELIZ, debo ESCUCHARME, debo PENSAR EN MÍ, debo AMARME, debo HACER LO QUE ME GUSTA, debo DARME UN RESPIRO, debo DESCANSAR, debo ACEPTAR QUE NO TODO VA A SALIR COMO QUIERO Y NO PASA NADA, debo PERDONARME CUANDO ME EQUIVOCO, debo LUCHAR POR MIS SUEÑOS, debo VIVIR LO QUE TOCA VIVIR EN CADA MOMENTO,… pero, sobre todas las cosas debo SER YO Y NO LO QUE OTROS DIGAN QUE SEA.
      ES TU VIDA, no la de la “sociedad”.
      Por favor, Santiago, reflexiona sobre esto.
      Un abrazo,

      María Cartagena

  • Valeria dice:

    Hola,
    Me encantó tu artículo, tengo 22 años y me acabo de graduar de mis estudios de pregrado… en pleno COVID y con pandemia. Al principio me sentí feliz porque terminé una etapa de mi vida de muchooo esfuerzo (aunque me fue bien en la universidad realmente si fue difícil), el sentimiento duró dos días ya que TODOS a mi alrededor me preguntaban «Y ahora, ¿Qué vas a hacer?» Que si continuaría mis estudios, que si voy a buscar trabajo, que si me quedo en casa no aprovecho mi tiempo…. pufff un montón de cosas y yo siempre respondía «No sé». Y es que realmente no se, quiero seguir estudiando pero no ahora, casi 5 años seguidos! necesito un break, quiero trabajar pero siempre piden experiencia, el horario es muy pesado y simplemente la remuneración económica no es lo que esperaba. Mis compañeros de universidad están igual, muchos creen que es por la carrera que estudiamos que no encontramos trabajo y es por eso que la mayoría o están desempleados o trabajan en call centers. Pero realmente es un inconformismo general que se agrava debido a la presión social, es cierto lo que mencionas respecto a la juventud. Siempre esta la duda ¿ Estoy aprovechando mis 20 como debería? En las pelis nos muestran un versión ideal, que los 20 son para divertirse, para salir de rumba hasta el amanecer y vivir como si nada malo pasara, pues al fin y al cabo no tenemos responsabilidades de nada …. supuestamente. Pero también nos dicen «Eres joven y debes aprovechar tu energía para hacer todo lo que puedas, viajar, trabajar, conocer gente….» Ehhhh y a que horas??? En este momento estoy soltera, casi no veo a mis amigas aunque hablamos mucho por chat, estoy trabajando y me gusta (bueno no tanto como quisiera pero está mejor que un call center) y no tengo muchos amigos que digamos y siempre me pregunto «Viernes en la noche, no tengo planes y estoy en casa con pijama a las 8:00 pm …. ¿Estoy disfrutando mis 20 como debería?» Es un sentimiento que va y viene, pues en general estoy feliz con lo que le he logrado hasta el momento, sin embargo es algo que no se va por completo.
    En fin, enserio me gusto tu artículo es bueno saber que no soy la única que pasa por esto. Graciassss! 🙂 Un Abrazo

    • Hola Valeria, gracias por escribirnos.
      Entiendo la sensación que comentas, pues la sentimos la mayoría de estudiantes al terminar la carrera. Estamos agotados de exámenes, de trabajos, de estudio, de prácticas, de incertidumbres, de agobios,… y solo pensar en continuar con ello, se nos quitan todas las ganas.
      Tener un título no significa que tengas todo tu futuro claro y sepas qué hacer o si quieres tener una profesión u otra. Tu futuro puede cambiar mucho y en varias ocasiones serás tú quien decida hacia dónde llevarlo y otras tendrás que adaptarte a las opciones que vengan. Sea como sea siempre eliges tú, incluso sin decidir ya estás eligiendo.
      Como bien apuntas, no existe una norma de que a los 20 debes hacer esto o lo otro, cada vida es diferente y, porque no sea una fiesta constante, no quiere decir que no la estés disfrutando o que lo estés haciendo mal. No existe la fórmula perfecta para cada edad, sino lo que mejor nos hace sentir en cada etapa (y eso es personal, ni siquiera tiene que ver con la edad).
      No se trata de hacer lo que la sociedad o las películas te digan (casi todo lo que te muestran no es la realidad), se trata de hacer lo que TÚ quieres. No es un “debería hacer”, es un “me gustaría hacer”. Pregúntate: ¿qué quiero? ¿Me gusta mi vida así? ¿Qué cambiaría? Eso es lo que te va a llevar a que sea una vida feliz para ti, no para el resto (que ya tienen sus propias vidas para preocuparse por ellas).
      Mucho ánimo,

      María Cartagena

  • Hérson Domínguez dice:

    Hola, Me llamo Hérson, tengo 20 años y buscando en internet información que me pueda ayudar a entender el porque me siento con ansiedad y depresión practicamente todos los días encontré este blog. Me gustaria compatir un poco el como yo creo que llegué al punto emocional al que me encuentro.

    Desde el 2020 yo me sentía con todo el animo del mundo, empecé a estudiar una carrera universitaria y sentía que podía «dominar el mundo» (metaforicamente), (incluso la pandemia que obligó a que mis estudios fueran virtuales no me desanimó), me sentía feliz, con animo… despues del desastre que fui cuando tenía 16 y 17 años sentía que mi vida iba hacia un camino mejor y asi fue casi hasta mediados del 2021. A partir de ese momento me sentía un poco saturado de la rutina y decidí relajarme, deje de preocuparme por la universidad y empecé a enfocarme en otras cosas. Esos meses fueron importantes porque obtuve un trabajo como editor de videos, y yo me sentía super emocionado porque ya desde hace tiempo queria empezar a ganar dinero. Y así fue mas o menos por unos meses hasta que en noviembre termine de estudiar y decidí enfrentar muchas dudas que tenía ya desde hace algunos años y trabajar emocionalmente en mi. Una de las dudas que quisiera compartir es el tema de mi fé… Yo he sido una persona que ha crecido en un ambiente muy poco religioso, mi familia me ha permito ser libre en ese aspecto, y realmente yo nunca sentí que un ser divino como un «Dios» existicie, nunca sentí una presencia que me hiciera creer en algo asi. Sin embargo desde el 2020 siempre tuve una vocecita que me generaba curiosidad por saber como era el mundo religioso evangelico, y cada vez se hizo mas presente esa vocecita hasta el punto en que a día de hoy me genera ansiedad y angustia ya que es una idea totalmente radical en mi vida…. Y bueno, asi paso noviembre, diciembre del 2021, y ahora ya en enero del 2022 mi estado emocional empeoró. Hay dias en los que siento que me dan bajones muy muy malos, me siento deprimido, triste. Mi trabajo y otras cosas que me gustaban y las disfrutaba mucho antes ahora siento que son una carga que muchas veces me dan ganas de abandonarlas, y SOBRE TODO la duda aun persiste. Y he tratado de trabajar en mi duda, me he interesado en el mundo de la religión cristiana evangelica, he buscado información en internet, he visto videos en internet sobre las actividades que hacen, resumidamente, tratando de enfrentar esta crisis y la verdad es que cuando lo hago siento que me quito un peso de encima… Sin embargo, siento MUCHO, MUCHO, MUCHO miedo de volverme un iembro de esta religión, se que no tiene nada malo, pero no se hay algo dentro de mi que no quiere, lo rechaza a capa y espada, entonces es una lucha interna constante. Siento que es algo que mi alma me pide que haga y lo intento pero es muy dificil por lo mismo que comento, yo siento que eso me cambiará, y esque yo realmente me sentía feliz con lo que era, pero esta duda me ha hecho sentir inseguro de si realmente soy lo que yo creía ser, ESO ME GENERA MUCHO MIEDO Y TRSITEZA. He ido con un psicologo y eso me sirvió a animarme a realizar algunas actividades como meditación, ejercicios para desbloquear el llanto, para desbloquear sentimientos y considero que esto que me ha ayudado un poco.
    Lo que ahora deseo es poder salir de esta crisis, se que de todo esto saldrá algo bueno, PORQUE HE ENFRENTADO OTRAS CRISIS, pero es que en serio hay dias en los que es muy dificil tener los animos para poder levantarme y hacer las responsabilidades que hoy en día me tocan…(los que haceres del hogar, tener trabajo para tener una fuente de ingresos y poder seguir ayudando a mi familia economicamente, los estudios universitarios, mi preocupación por tratar de encontrar el camino para ser feliz) me gusta mucho analizar todo esto y siento que aveces es una mezcla de todas esas responsabilidades que me presionan, mis dudas existenciales las que hacen que en algunos momentos del día me sienta deprimido, ansioso…. Pero bueno no soy un experto en el ambito asi que agradeceré una respuesta 🙂

    Ojala puedan orientarme un poquito 🙁

    • Buenas Hérson, gracias por escribirnos.
      Empiezo explicándote que la vida tiene etapas en las que nos sentimos con muchas fuerzas y otras todo lo contrario, es como una montaña rusa: unos días puedes estar arriba y algún día puedes estar abajo. Esto se debe al “simple” hecho de que no puedes controlar todo lo que ocurre a tu alrededor y a veces hay que adaptarse. Buscar una vida estable, sin altibajos, es algo realmente muy difícil, casi onírico.
      Por lo que no te preocupes por tener tus días malos y tus días buenos, es normal sentirse así. Lo importante es que no dejemos que esos días malos nos dominen y nos ensombrezcan los buenos.
      Por otro lado, entiendo lo que quieres decir con el tema estudios y trabajo. Cuando empiezas a trabajar, los estudios dejan de ser tan tan prioritarios como antes, ¿por qué? Porque los estudios no dan frutos tan rápido ni son tan visibles como los trabajos: es invertir tiempo para algo futuro y eso lleva su esfuerzo sin recompensa inmediata. Eso sí, como ya has descubierto, luego el trabajo deja de ser la novedad y se convierte en una responsabilidad y también cuesta.
      En cuanto a tu desarrollo como persona, está bien replantearse las cosas que nos han inculcados de pequeños para ir formando tu identidad, pues a lo mejor no van con nuestro yo adulto, eso es definir quiénes somos. También te digo que puedes ser creyente y no formar parte de la Iglesia, ni siquiera ser partícipe de ella. Una cosa es la fe y la otra la institución. Puedes formar parte de una, de las dos o de ninguna.
      Ahora mismo te estás descubriendo y habrá cosas muy diferentes a las que tenías pensadas en el pasado, es normal. No te digo que hagas algo que no quieres o que temes, pero todo lo desconocido puede darnos miedo. También te digo que no hace falta meterte en ello a probar si crees que no te sentirás bien o cómodo.
      Quizá tu ayuda no se encuentra en la fe religiosa, sino en la psicología. Más que nada porque tú mismo estás poniendo esas resistencias.
      Ya comentas que has estado trabajando con un psicólogo, pero ¿habéis hablado de este tema? Los psicólogos podemos ayudaros en esos momentos de desconcierto y acompañaros en el camino de descubrir qué queréis en vuestra vida. Lo que puedes hacer es que, si este psicólogo con el que has trabajado no te ha llegado a ayudar en este punto, pruebes con otro/a diferente, por si pudiera ayudarte con otra perspectiva.
      De nuevo, gracias por contarnos tu experiencia, estoy segura de que habrá gente que se verá reflejada en tus palabras y les ayude a saber que no son los único en esa situación.
      Un saludo y mucho ánimo,

      María Cartagena

  • Andrea N.P dice:

    Hola, me llamo Andrea y hace poco cumplí 21, no me había sentido tan identificada hasta que leí este artículo. no puedo negar que estás crisis las tengo ya desde hace unos meses, me empecé a sentir frustrada conmigo misma, sentir que no tengo una personalidad, los escasos amigos que tenía también desaparecieron por que me empecé a sentir fuera de lugar cuando estaba con ellos como si viviéramos en lineas de tiempo diferentes, el no saber que quiero o busco en las personas, no saber si lo que estoy haciendo con mi vida es lo correcto o debo cambiarlo, he perdido por completo si la vida tiene una razón de ser (no de mala manera) si no el ¿por qué estoy viviendo?¿cuál es mi misión?¿existe esa misión?. Me siento abrumada.
    Constantemente a través de las redes sociales veo que mis contactos están con sus parejas, con su familia, viajando, adquiriendo experiencias y sé que lo que pasa en la redes sociales no es 100% real y no veo lo que ellos viven fuera de las redes, pero aún así me hace replantearme ¿qué estoy haciendo mal? ¿por qué no encuentro personas que me hacen sentirme a gusto? por qué también fue un punto de quiebre para alejarme de mis «amistades» por que vivíamos situaciones diferentes y me dí cuenta que estaba siendo una persona que no soy y me provocó tristeza el ver que me negaba a mi misma.

    Estoy en un proceso de amarme a mi misma desde hace varios años, y estaba bien hasta hace meses cuando vi que soy una adulta y tengo que afrontar situaciones que de niña jamás me preocuparon y que en mi cabeza jamás pensó que debía enfrentar. Me siento constantemente en un limbo, perdida y todo alrededor fuera una neblina que no me deja ver donde estoy pisando, y eso me provoco ansiedad y mucha molestia.

    Leyendo esto confirme que la mayoría pasamos por crisis y es normal, por lo menos esto me hizo sentir que no estoy sola, ni loca.

    • Lorena Honrubia dice:

      Hola Andrea, estás en lo cierto. No estás sola ni loca, simplemente estás viviendo una crisis. Es normal hacerte todas esas preguntas, digamos que estás intentando encontrar tu camino. Pasamos de una etapa a la otra y no es fácil.

      En nuestra infancia y adolescencia, nuestra mayor preocupación son los estudios o estar con nuestras amistades. Del resto, se suelen encargar nuestros padres o familiares. Llegados a un punto, esto cambia y somos nosotros los que debemos tomar las riendas de nuestra vida. Y da mucho miedo y provoca muchas inseguridades. La principal es ¿a dónde voy?

      Como bien dices, miramos a nuestro alrededor para ver si nuestros iguales están teniendo la misma percepción en sus vidas y claro, dependiendo de dónde miremos o lo que nos cuenten, encontraremos una cosa u otra. Y esto, nos hará sentir mejor o peor en función de lo que encontremos. Si ves que la mayoría están en tu misma situación, no te resuelve la tuya, pero te alivia saber que no eres la única. Si has leído otros comentarios en este mismo artículo, te darás cuenta que no eres la única y hay muchos de tu edad que están atravesando por la misma crisis.

      En cambio, si la información que recibes es a través de las redes sociales, que como bien has dicho, son 0 fiables porque no se suele subir cuándo estás mal sino, más bien, cuando lo pasan bien con gente. En este caso, tu percepción es que a ti te pasa algo raro o no estás haciendo algo bien porque tienes como una especie de vacío interno. esto te puede llevar a preguntarte ¿por qué el resto saben hacia dónde ir y yo no?, entre otras preguntas.

      Siendo objetivos, te diré que nada es blanco o negro absoluto. Habrá personas que, con tu edad sepan lo que quieren claramente y otros, que no y se sientan como perdidos. Ni unos son mejores por saberlo, ni los otros peores por no saberlo. Es más, en ambos casos, nos movemos por inercia, por ensayo y error. Ninguno puede saber con exactitud si lo que está haciendo le llevará a conseguir su objetivo y tal vez ni siquiera sepa cuál es ese objetivo.

      La vida consiste en pequeñas decisiones que tomamos diariamente. En algunas acertarás y en otra no. Cuando no se sabe qué hacer o hacia donde ir, lo primero es descartar hacia dónde no quieres ir o qué no quieres hacer. De esta forma, ya descartas muchas opciones.

      Piensa por un momento en cuando te planteas hacer un viaje. No tienes ningún destino claro. ¿Por dónde empiezas? Lo primero por descartar los lugares a los que no quieres ir y el por qué (es decir, argumentándolo). ¿Frío o calor?, ¿en verano o en invierno? ¿playa o montaña?. También te puedes plantear si lo quieres hacer sola o acompañada. En el caso de ir acompañada, ¿con quién? y así sucesivamente hasta que te decides. Y puede que una vez en el destino no te guste. Pero es una experiencia más que te llevarás, en ese caso para descartar. Siempre puedes volver a viajar y probar otros destinos.

      ¿Con esto qué te quiero decir? Que este mismo ejemplo lo puedes aplicar referente a tu camino en la vida. Puedes coger una hoja y escribir, descartando primero las cosas que no quieres en tu vida. Hazlo siempre por escrito porque te ayudará a verlo mejor visualmente.

      Ten en cuenta que las crisis son momentos de cambios que tu «yo» te está pidiendo. Y esos cambios son necesarios en tu vida para sentirte bien con lo que haces y hacia dónde vas. La dificultad viene en saber captar el mensaje que nos estamos enviando. Para ello, harás pruebas y podrás equivocarte, No importa, porque gracias a ello aprenderás también.

      En cualquier caso, si consideras que por ti misma te va a resultar complicado resolverlo, es recomendable que pidas ayuda de un profesional que te dé las herramientas necesarias y te guíe en esa transición.
      Cualquier cosa que necesites, estamos aquí para ayudarte.
      Un abrazo.

  • Oscar dice:

    Tengo esa sensación de vacío, tengo 25 años, mi madre murió cuando yo tenía 18, nunca tuve una relación cercana a mi padre, soy una persona introvertida, pero la GRAN diferencia es que nací en un país pobre del tercer mundo y no tengo dinero, no hay trabajo, envío toneladas de hojas de vida a muchos países, Canada, Estados Unidos, Inglaterra, Alemanía, y ni siquiera se toman la decencia de responder los correos que les envío. es Patético me siento triste, pero sobretodo FASTIDIADO, quiero escapar de latinoamérica, pero no he podido, ahora me he dedicado a aprender idiomas, me encuentro perfeccionando mi Alemán tosco, y empecé con Japonés, Ya hablo inglés a nivel nativo, pero ni siquiera eso me ha servido para conseguir un trabajo, el poco dinero que he ganado enseñando Español por internet lo trato de invertir para ir generando pequeños ingresos pasivos, Otra cosa triste es que pese a que gané una beca del 50% para Estudiar en Europa, los requisitos monetarios son impensables para mí eso me terminó de romper el corazón, necesito tener 15.000 Euros para poder iniciar todo el proceso, eso es una auténtica locura, Yo ya tengo una carrera profesional, pero de nada sirve si no consigo un trabajo que no solo me alcance para vivir, sino para mejorar mi vida. Los salarios para los jóvenes no alcanzan para vivir, el 90% del salario se va en arriendo y servicios y el 10% es lo de comer. Es un asco, hasta me cuestiono si quiero seguir con vida. No tengo vida amorosa, no tengo novia, ni amigas, sólo tengo un amigo con el que hablo ocasionalmente, es mi mejor amigo, y anda en la misma situación de que quiere salir de este país, pero no recibe respuestas de ningún lado, el se encuentra trabajando, con un convenio que tenía la empresa con su universidad, pero siempre hablamos de esto.

    • Hola Óscar, antes que nada, muchas gracias por compartir tu experiencia con nosotras, seguro que les sirve a otras personas que puedan estar en tu misma situación. Sin duda lo que estás viviendo es una situación complicada y cualquier persona en tu situación estaría preocupado.

      Por lo que comentas, en los últimos años has tenido que pasar por situaciones muy difíciles como puede ser la muerte de tu madre, y la mala relación con tu padre, le añadimos que tu contexto socioeconómico de tu país no te está ayudando; pero aún así estás haciendo cosas para poder buscar una calidad de vida mejor para ti. Por lo que nos cuentas te has sacado una carrera universitaria y estás estudiando muchos idiomas, además estás pensando en como ganar dinero de forma pasiva, y estás buscando trabajo de manera activa. Claro que es frustrante, el buscar, buscar y buscar, y solo recibir negativas como respuesta, parece que el SÍ nunca llegará, pero créeme que lo estás haciendo bien, no le restes importancia a todo lo que estás haciendo.

      Por lo que me cuentas con tu amigo, está genial poder compartir con las vuestras inquietudes ya que hace que no nos sintamos tan solos, pero podríais intentar buscar momentos para evadiros, intenta recordar que cosas os gustaban hacer juntos y aplicarlas. El pasar tiempo juntos realizando cosas placenteras también te ayudará a estar de mejor humor y ver la situación desde otra perspectiva. Como comentamos en el artículo la actitud es muy importante.

      En la vida nos pasan muchas cosas desagradables y en la mayoría de los casos, desgraciadamente, no tenemos control sobre ellas. Parece un tópico, pero solo tenemos control sobre nosotros mismos, sobre todo sobre nuestros pensamientos, acciones y actitudes, así que te recomiendo que pongas el foco en eso para poder sentirte mejor, nosotras podemos ayudarte en eso si lo necesitas.

      Un saludo.

      Sara Dos Santos

  • Ana dice:

    Hola buenas, caí en esta página porque ya cansada de buscar que hacer de mi vida simplemente busque ‘crisis de los 20’ y terminé acá. Tengo 20 años, vivo sola en una ciudad grande alejada de mi ciudad natal. Originalmente empecé a estudiar psicología, carrera que lleve a cabo un año y medio aprox. y que empecé en 2020, año de la pandemia el cual fue muy difícil a nivel emocional. En 2021 me di cuenta que psicología no me gustaba y estuve todo ese año sin hacer nada, lo cual empeoró mi salud mental. Este año, empecé con medicina, pero ya han pasado 4/5 meses desde que arranqué y no me hallo. No se que hacer, no hay ninguna carrera que me guste al 100%, no hay nada que me apasione o que me llene, siento que estoy flotando en la nada sin poder agarrarme de algo. Para colmo, mis padres me están manteniendo económicamente y eso es aun más presión para mi, así que estoy en búsqueda de un trabajo. Nací en un país tercermundista y la situación esta difícil para todos, no puedo ver luz al final del túnel, es todo muy complicado.
    Es bueno haber encontrado este blog, al menos se que hay mas personas que están en mi situación o similar, no me siento tan sola. 🙂

    • Hola Ana, primero de todo nos alegra que nuestro artículo te haya servido de ayuda para darte cuenta que no eres la única que tiene estas preocupaciones, gracias por contarnos tu situación ya que seguro que tu también puedes ser de ayuda.

      El momento de empezar la universidad, sin duda, es difícil ya que realmente estas en un momento de tu vida donde parece que tienes que decidir qué es lo que vas a estudiar y por tanto trabajar por el resto de tu vida. Pero, la realidad de la mayoría de gente es otra, a esa edad es cuándo usualmente empiezas a descubrir que es lo que te gusta, qué es lo que se te da bien y es un periodo para probar, por lo que es normal no estar segura al 100% de lo que quieres hacer.

      Te recomiendo que mires las profesiones o las salidas profesionales que te puede dar la carrera de medicina, y/o hagas voluntariados en alguna asociación que te interese para así poder ver si es algo a lo que te gustaría dedicarte.

      Si aún así, te sigues sintiendo mal, nosotras podemos ayudarte.

      Un saludo,

      Sara Dos Santos.

  • Feco dice:

    Hace 2 años anhelaba estar soltero, poder salir con amigos y comenzar a ganar buen dinero para hacer de todo, termino mi relación, al paso de año y medio logré estar económicamente mejor de lo que esperaba, lo que decidí salir de fiesta lo hice durante 8 meses aproximadamente me diverti a manos llenas y pero de una noche a otra algo cambio y sentía que en realidad las fiestas y los antros se acaban y regresaba a casa y al despertar no tenía mensajes ni de amigos y menos de alguien que cada mañana me preguntara como estaba o que íbamos a hacer en el día.

    • Hola Feco, gracias por comentar nuestro artículo. Cuando las personas experimentamos nuevas situaciones como la que nos comentas, poder salir, y además en tu caso poder realizarlo sin problema a nivel económico, es algo que a priori puede parecer que nunca nos cansará, pero con la maduración de las personas puede ocurrir que lo que antes nos llenaba deja de hacerlo sin más, y nos fijamos en cosas que antes no hubiéramos reparado.

      Entiendo por tus palabras que en ese tiempo no has vuelto a tener pareja, quizás es porque no estabas dispuesto en ese momento, porque no ha surgido o simplemente porque estabas disfrutando de tu soltería. Quizás tu momento vital ha cambiado en estos 8 meses, y es importante que te plantees que es lo que quieres ahora mismo. Una vez tengas marcado el objetivo, solo queda intentar conseguirlo. Ánimo!

      Carmen Moreno.

Leave a Reply

1
Hola👋 ¿En qué te podemos ayudar?