Parejas

¿Estoy sufriendo la Ley del Hielo?

By 2 abril, 2021 No Comments
estoy-sufriendo-la-ley-del-hielo

ogo-blog-un-pedacito-de-psicologiaSi te hablo de la Ley del Hielo, probablemente no sepas de qué te estoy hablando, porque no, no se trata de física, ni de agua congelada, ni de icebergs.

Aunque no sepas que se le llama así a ese comportamiento, es posible que lo hayas sufrido. ¿Alguna vez tu pareja te ha ignorado como si no estuvieses delante? ¿Un/a amigo/a te la desplazado del grupo? ¿Quizá hayas tenido un encontronazo con alguien y esa persona se niega a hablarlo y lo has sentido como dialogar con una pared?

Es posible que hayas sufrido la Ley del Hielo sin darte cuenta. ¿Quieres descubrirlo? Continúa leyendo.

¿Qué es la Ley del Hielo?

Definamos antes que nada qué es la Ley del Hielo.

Se trata de un comportamiento abusivo, usado sobre todo en pareja, en el que una de las personas ignora a la otra, haciéndole el vacío.

No importa si la Ley del Hielo te la hace tu pareja, uno de tus padres, un/a amigo/a, un/a hermano/a, otro familiar, un/a compañero/a del trabajo,… sigue siendo un abuso emocional, es decir, que  te causa gran dolor.

Esta táctica es utilizada con el objetivo de anular o hacer sentir invisible al otro, quedar por encima de él/ella y garantizar una posición de poder.

Normalmente, la Ley del Hielo es usada como castigo pues, la persona que la usa, cree que realizando esto va a cambiar algún comportamiento de la otra persona o va a conseguir que haga lo que esta quiere.

Pero además de todo ello, esto destruye las relaciones, no las arregla como creen las personas que la usan. No se trata de un “adoctrinamiento” sano con el que hacer que las cosas cambien en la relación (del tipo que sea), no, es una manipulación en beneficio propio (aunque la persona piense que así la relación cambiará a mejor).

El uso de la Ley de Hielo refleja una mala gestión de la comunicación entre esas dos personas y una relación clara de desigualdad dentro del vínculo/relación.

¿Por qué esa persona es capaz de usar esto a alguien con quien tiene un vínculo? Principalmente porque hablamos de alguien que quiere tener el control (debido, quizá, a inseguridades), carece de empatía (o se niega a usarla) o es inmadura emocionalmente y teme gestionar conflictos y sus emociones (evita hacerlo).

Podría tratarse de alguien que busca aprovecharse de las inseguridades de la otra persona y de su miedo a perderle o que prefiere ahorrarse pasar por situaciones en las que se vea expuesta a sus inseguridades (de ahí que se cierre a tratarlas y las evite).

banner-terapia-pareja-serendipia

Probablemente se trate de una persona que lo ha pasado mal en anteriores relaciones y no quiere volver a pasar por lo mismo y, ante ese miedo, prefiera adelantarse a los posibles acontecimientos.

Otra opción podría ser que esa persona no quiera una implicación emocional, solamente sexual o por otros beneficios propios.

¡Ojo! Debemos tener en cuenta que guardar silencio a veces es sano, pero solo cuando hay mucha exaltación por una de las partes y lo más coherente es hacer una pausa para relajar el ambiente y que no siga volviéndose intenso. Aquí no hablaríamos de Ley del Hielo.

¿Cómo saber si me están haciendo la Ley del Hielo?

Muchas veces relacionamos el abuso o maltrato con insultos, gritos, golpes, amenazas o tonos agresivos, pero no tiene que ser así: hacer sentir a otra persona que no existe, también lo es.

Como no hay un ataque directo, no se ve la gravedad de esta manipulación, pero no deja de ser un comportamiento encubierto o disfrazado pasivo-agresivo.

Se piensa popularmente que el odio es lo contrario al amor pero, si somos objetivos, ambas emociones son intensas y producen reacciones fisiológicas similares desde cada uno de sus extremos. Realmente lo contrario a estas dos, es la indiferencia, el que algo o alguien no haga reaccionar, te deje igual. La ausencia de reacciones significa que no hay sentimientos, con lo que podemos causar en la otra persona miedo por romper el vínculo que los une, dolor y desesperanza.

Para hilar más fino, y podamos reconocer la Ley del Hielo más claramente, observa si te ocurren varias de estas señales:

  • No te habla o contesta a tus mensajes tras un conflicto, pese a que lo estás intentado arreglar.
  • Cuando sí responde lo hace de forma fría, con monosílabos.
  • Finge que no estás y te ignora, aunque estéis en el mismo lugar o misma conversación.
  • No tiene en cuenta tu opinión, ni quiere escucharla.
  • Pasa por alto las demandas o peticiones que le expresas de forma coherente y sosegada.
  • Te es imposible comunicarte con él/ella, siempre pone trabas.
  • Tras haber cometido un “error”, nada le parece suficiente para enmendarlo, pero sigue contigo (busca que le supliques perdón).
  • Sientes angustia y ansiedad al pensar en que vuestro vínculo/relación se pueda romper de un momento a otro y la otra persona te “abandone”.
  • Te sientes muy triste, insignificante y con muy baja autoestima.
  • No comprendes por qué se comporta de esa forma tan dura y te culpa por todo.
  • De hecho, te sientes ya de por sí culpable y responsable por la situación.
  • Esto te está haciendo que tengas que recurrir a medicación u otras sustancias como el alcohol o las drogas.

Si crees sufrir varias de estas cosas cuando tenéis conflictos, cuidado, podrías estar sufriendo la Ley del Hielo.

estoy-sufriendo-la-ley-del-hielo

¿Qué puedo hacer si me están haciendo la Ley del Hielo?

Si has detectado que, efectivamente, están utilizando la Ley del Hielo contigo, no lo permitas, sé consciente de esta manipulación y abuso.

Quizá la otra persona no se haya dado cuenta de que te está haciendo esto, por lo que, primeramente intenta explicarle cómo te sientes. Si no quiere ver sus malas formas o ignora tu malestar, aléjate, te están maltratando.

Es posible que te diga que no es su intención para nada hacerte sentir así, pero si repite patrones y comportamientos, ya no tiene excusa. Ya hablamos de esto en el artículo sobre Gaslighting o abuso emocional (te lo dejo aquí), que a lo mejor te interesa leer.

Ante todo, esta relación o vínculo con esta persona que te manipula de esta forma, no es lo que tú quieres, ni esa persona la pareja/amigo/compañero/… que quieres, por lo que distánciate de personas que te hagan sentir mal.

En absoluto mereces ser tratado/a con indiferencia y, si has cometido un error, esa persona tiene más opciones que la de hacerte sentir de esa forma (podría romper el vínculo, por ejemplo, o intentar repararlo).

Lo peor de estas situaciones es que estas personas amenazan con marcharse, porque saben que hay un miedo grande a que lo hagan, pero no acaban de cumplirlo normalmente porque se acaba cediendo en pro de ellos y consiguen lo que quieren.

Una persona que de verdad quiera solucionar los problemas y tener una relación sana contigo, buscará solucionar dialogando y, en caso de que no se vea capaz, se apartará de ti, pero de verdad, no a medias tintas.

Para finalizar, decirte que si te ves envuelto/a en una relación que te hace sentir inferior, te desprecia, te malquiere e, incluso, te maltrata como hemos visto en este artículo, acudas a por ayuda psicológica para poder salir de ella.

Te mereces mucho más que el silencio.

¿Has sufrido alguna vez la Ley del Hielo? ¿Podrías contarnos tu experiencia? Te espero en comentarios.

Si crees estar sufriendo Violencia de Género, ponte en contacto con el 016 o entra en la web del Ministerio de Igualdad dedicada a la lucha de la violencia doméstica.

María Cartagena

María Cartagena

La psicología ha sido desde el principio una devoción sin la que no imagino mi vida ni la de los demás, puesto que es algo que siempre nos ha acompañado, nos acompaña y lo hará en un futuro. La Psicología es la ciencia que estudia al ser humano con unos ojos científicos, pero con un “alma” pasional.

Leave a Reply

1
Hola👋 ¿En qué te podemos ayudar?