Psicología Infantil

¿Debo llevar a mi hijo/a a un psicólogo juvenil o infantil?

By 5 julio, 2020 No Comments
psicólogo-juvenil

ogo-blog-un-pedacito-de-psicologiaMuchos padres se preguntan si deberían llevar a su hijo o hija a un psicólogo juvenil o un psicólogo dedicado a la psicología infantil.

¿Seré un buen padre o una madre si no le llevo? ¿Está pasando por una mala época, algo “normal” o de “la edad” y estoy exagerando? ¿Y si hago que vaya al psicólogo y es peor porque se pone en mi contra? ¿Es demasiado pequeño/a para ir a un psicólogo?

La mente de un padre o una madre preocupado/a por su hijo/a repasa cada una de estas preguntas antes de tomar la decisión de si recurrir a un psicólogo juvenil o infantil para que les ayude a lidiar con la problemática del/la pequeño/a (o no tan pequeño/a).

Te resolvemos tus dudas en este artículo.

¿Qué es un psicólogo juvenil? ¿Para qué sirve la psicología infanto-juvenil?

El psicólogo infantil es aquel experto profesional de la psicología que se encarga del estudio y tratamiento del comportamiento de niños y adolescentes.

No solamente hablamos de niños hasta los 12 años, sino que dentro de la psicología infantil también podríamos incluir a los adolescentes hasta su edad adulta temprana.

El psicólogo especializado en estas edades, ayudará y guiará al niño o adolescente y a su familia a mejorar los aspectos que, a día de hoy, son un impedimento en su calidad de vida y bienestar.

Como hemos dicho, cuando trabajamos como niños o adolescentes, nuestra idea es, no solamente trabajar con ellos buscando orientarles y guiarles, sino también con sus padres o familiares más próximos para dotarles de herramientas y pautas para que faciliten el progreso en casa. De esta forma, no solamente realizaremos el trabajo en consulta, sino también en donde se encuentra el foco de los “problemas”: hogar, colegio,…

Principalmente, el trabajo con la familia o entorno más próximo se necesita pues el comportamiento del niño o adolescente no tiene por qué ser solo responsabilidad o problema de él o ella, sino que es una respuesta a algo que está ocurriendo en su alrededor y reacciona como “buenamente” puede o sabe.

De hecho, muchas veces la demanda de este servicio es debido a la falta de comunicación o mal clima de convivencia en casa porque no se entienden o no llegan a una empatía o comprensión entre sus miembros.

Además, la infancia y la adolescencia suelen ser etapas donde se dan algunos problemas que acarreamos siendo adultos, por lo que es un buen momento para comenzar a trabajar en ello para que no se hagan “crónicos” o se arraiguen.

psicólogo-juvenil

¿Cómo sé si mi hijo/a debe ir al psicólogo juvenil o infantil?

La gran pregunta que todos los padres se hacen cuando intuyen que algo va mal o quieren prevenir algún problema con su hijo/a.

Partimos de lo siguiente, para que te sientas tranquilo/a si eres padre o madre: si es un buen profesional (mira nuestro artículo “Cómo elegir un buen psicólogo”) nunca le vendrá mal a tu hijo/a ir al psicólogo, pero, ¡ojo! lo mismo que nos pasa a los adultos.

Lo “peor/mejor” que podría ocurrir ante esta pregunta es que el/la psicólogo/a te diga que realmente no ve motivos para que tu hijo/a tenga que asistir a consulta, porque no, no siempre hace falta.

Sí te aconsejo esto: si tu hijo/a te pide ir al psicólogo juvenil o infantil, no se lo niegues, es que realmente se siente tan mal como para superar ese miedo o vergüenza de confesártelo y necesita ayuda. Estate atento/a a esta petición pues aún no hemos normalizado tanto el ir al psicólogo como para que un niño o adolescente crea necesitar ir por su propio pie. También estate orgulloso/a de él/ella por haber recurrido a ti para que le proporciones esa ayuda, es un gran indicativo de madurez y educación.

Si no te lo pide, ¿cómo saber si debes llevarle a consulta?

Seguro que has visto algún capítulo de “Supernanny” o “Hermano mayor” y no, no hace falta llegar a esos extremos como para tener que acudir con tu hijo/a a consulta, sino que las señales pueden ser algo menos explícitas.

Puedes concertar una sesión con un psicólogo juvenil o infantil si se dan uno de estos supuestos:

  • El/la niño/a o adolescente muestra un cambio muy brusco en su comportamiento y actitud. Puedes sentir que está triste, muy preocupado, irritable o apático.
  • Le cuesta relacionarse con otros niños o adolescentes de su edad o le da miedo enfrentarse ante situaciones sociales, aunque sea con adultos.
  • Tiene comportamientos “raros” o te habla de cosas que no son propias de su edad o de un tema que no te ves capaz de afrontarlo con él/ella tú solo/a (por ejemplo, se cuestiona su género).
  • Se comporta de forma violenta física o verbalmente en casa o en el colegio. Esta agresividad física puede ser hacia las personas o cosas materiales.
  • Tiene miedo a quedarse solo/a.
  • Sufre alguna fobia o miedo muy intenso a algo.
  • Tiene pesadillas recurrentemente o terrores nocturnos o insomnio.
  • Se orina en la cama en edades avanzadas.
  • Deja de comer o come compulsivamente sin control.
  • Sufre problemas de bullying en el colegio o instituto o cyberbullying en las redes.
  • Sus notas caen en picado, le cuesta concentrase o se distrae con muchísima facilidad.
  • Está viviendo el divorcio de sus padres, el duelo por fallecimiento de alguien cercano o una situación vital difícil o que conlleva un gran cambio (una mudanza a un nuevo país o ciudad o un accidente, por ejemplo).
  • Muestra tics, obsesiones o somatizaciones que no tienen que ver con problemas físicos como enfermedades o efectos de alguna medicación. Por ejemplo: vómitos recurrentes, problemas en la piel, dolor de estómago o de cabeza,…
  • El clima en casa es muy malo y cuesta convivir en él.

Tengo que recalcar que, aunque hayas detectado alguno de estos problemas, no siempre tiene que haber detrás un trastorno o situación de gravedad en tu hijo/a, pero no está de más asegurarse de que todo marcha bien consultando con un profesional.

Te hablamos de los “Los 5 problemas de comportamiento infantil más comunes” en este artículo.

¿A qué edad es bueno ir al psicólogo juvenil o infantil?

No existe una edad preferente para acudir al psicólogo juvenil o infantil. Si detectas alguno de los aspectos o señales que te he comentado en el punto anterior, lo mejor es atajarlo cuento antes. Eso sí, no te precipites.

Antes de dar por hecho que tu hijo/a tiene algún problema grave, obsérvale (pero no le espíes o busques pruebas como un detective; sobre todo si es adolescente necesita algo de intimidad y algunos “secretos” para sí) y, dependiendo de la edad, prueba a hablar con él/ella y a preguntarle si todo marcha bien o si tiene preguntas o dudas sobre algo.

Tu hijo/a necesita saber que, si en algún momento tiene algún problema, podrá acudir a ti, que puede tener esa confianza de que le apoyarás y ayudarás para que tenga lo mejor.

También puedes consultar en el centro escolar con su tutor académico, si lo crees necesario, para saber su evolución en el colegio o instituto.

banner-terapia-infantil-serendipia

¿Cómo puede ayudarnos un  psicólogo juvenil o infantil?

En Serendipia Psicología podemos ayudarte con tu hijo/a en varios aspectos. Como por ejemplo:

  • Conocer mejor a tu hijo/a. Podrás saber si lo que le ocurre es un proceso normal.
  • Conocerse más a sí mismo/a. Sobre todo, en la adolescencia, esto es crucial. Le ayudará a desarrollar una alta autoestima que se verá reflejada en su forma de relacionarse consigo mismo/a y con los demás.
  • Entender (y que entienda) lo que necesita tu hijo/a.
  • Aliviar y relajar el clima familiar, mejorando la convivencia y la comunicación.
  • Mejorar hábitos cotidianos tanto en casa como fuera de ella.
  • Conseguir objetivos y metas, dejando atrás los miedos y mejorando el estilo de crianza.
  • Adquirir herramientas y estrategias de afrontamiento ante los posibles problemas o adversidades que se puedan presentar.

Acudir a un psicólogo juvenil o infantil puede prevenir que tu hijo/a no desarrolle problemas futuros y aliviar o eliminar los actuales.

Solicita una entrevista informativa gratuita.

Si crees que tu hijo/a necesita ayuda o te la pide expresamente, ponte en contacto con un profesional de la psicología infanto-juvenil y ayúdale a que sea feliz.

Si lo deseas, en Serendipia Psicología podemos ayudarte realizando una primera entrevista informativa y gratuita, sin coste y sin compromiso. Para que conozcas cómo trabajamos personalmente y valoremos tu caso para indicarte el tratamiento más adecuado para ti. Rellena el siguiente formulario o llama al 673 78 90 18. Te esperamos.





María Cartagena

María Cartagena

La psicología ha sido desde el principio una devoción sin la que no imagino mi vida ni la de los demás, puesto que es algo que siempre nos ha acompañado, nos acompaña y lo hará en un futuro. La Psicología es la ciencia que estudia al ser humano con unos ojos científicos, pero con un “alma” pasional.

Leave a Reply

1
Hola👋 ¿En qué te podemos ayudar?