Emociones

Cómo dejar de sentirme solo/a

dejar-sentirme-solo

ogo-blog-un-pedacito-de-psicologia

¿Alguna vez te has sentido solo/a aunque hubiera un montón de personas o amigos a tú alrededor y esa sensación te resultaba insoportable? ¿Dejas de hacer cosas que te gustan porque no te gusta hacerlas solo/a?  ¿O por el qué dirán….?  ¿Y si te dijera que tienes que atreverte y verás como esa sensación va a desaparecer de inmediato?

Aunque estoy rodeado de personas a mi alrededor, me siento completamente solo/a.

 Hoy en día, aunque vivimos en ciudades bulliciosas, llenas de ruido y de personas que van y vienen por todos lados.La sensación de soledad, las personas que dicen” sentirse solos” es cada vez mayor.

 Pero estas mismas ciudades, son nuestras aliadas para convertir nuestra soledad en algo muy, muy ventajoso si sabemos sacarle partido.

     Sentirte solo/a suele ir de la mano de:

  • Sentimientos de vacío.
  • Tristeza.
  • Sentimiento de abandono.
  • Falta de ilusión por realizar actividades.
  • Desmotivación por marcarnos objetivos.
  • Falta de deseo por aspectos de la vida que antes nos apasionaban.

¿Por qué no soporto sentirme solo/a?

No nos gusta sentirnos solos porque en nuestros genes está gravado que la soledad supone poner en riesgo nuestra supervivencia. Somos seres sociales, deseamos estar en compañía de otros de nuestra misma especie para compartir y sentirnos queridos y sobre todo para sentirnos seguros.

Nuestra especie ha podido evolucionar gracias a la vida en comunidad. En donde todos los individuos se protegían ante amenazas de otras especies o de desastres naturales.

Pero en la actualidad, ya no corremos los mismos riesgos a los que estábamos expuestos en épocas anteriores, y sin embargo la situación de soledad es algo que cada vez más personas sufren como una situación realmente dramática y  negativa.

¿Tiene algo de positivo el sentirme solo/a?

 Bueno, lo primero que podemos hacer es, ver la situación de soledad como una oportunidad para aprovechar todo ese tiempo del que dispones.

En realidad nunca estamos solos, tú eres la persona con la que vas a crecer durante toda tu vida. Aprender a estar solos con nosotros mismos es fundamental para conocerte y ser plenamente consciente de tus sentimientos y de tus metas. Además de que nos ayuda a darnos cuenta de que la responsabilidad de cómo te sientas depende de ti y no de los demás.

“Para estar bien con los demás primero tienes que estar bien contigo mismo” cuando descubras cuáles son las cosas que te apasionan, verás que te conviertes en un imán para aquellos que al igual que tú tenéis tantas cosas que compartir.

 Puedes hacer muchas cosas, muchísimas, pero intenta que el fin no sea dejar de sentirte solo sino aprovechar el tiempo, un bien muy preciado, para realizar actividades que sean gratificantes para ti.

¿Qué es lo que puedo hacer para dejar de sentirme así?

Sal a caminar.

Sobre todo sal de tu casa, no te quedes encerrado. Tu cuerpo y tu mente necesitan de la luz del sol y respirar el aire que alimenta tu organismo, a partir de ahí empezarás a ver tu vida, tu situación algo más llevadera.

Descubre tus fortalezas personales.

 También puedes tratar de descubrir en qué reside tu fuerza o fortaleza, tenemos varias fortalezas  que puedes descubrir en el artículo que te dejo aquí abajo. Te recomiendo que las trabajes y verás que te puedes convertir en el director de tu vida como quieras vivirla.

fortalezas:  http://psicoterapiaserendipia.com/24-fortalezas-personales/

Descubre lugares nuevos cercanos.

Es posible que alrededor de tu casa haya lugares que no conozcas y que si te animas a pasear por ellos, conozcas un entorno más amable de lo que imaginas.

Puedes descubrir paseos, parques o bibliotecas donde a lo mejor te empieces a sentir mejor simplemente por moverte y activar tu circulación sanguínea. Aunque te cueste más o menos, márcate metas y haz un paseo todos los días de al menos de veinte minutos.

Retoma tus contactos.

Te puedes sentar en un banco y aprovechar para llamar a alguna amistad o familiar con quien  quizás no has hablado desde hace mucho tiempo.

No te preguntes si le molestara tu llamada o notará como te sientes, en muchas ocasiones nuestros seres queridos, de los que hace mucho tiempo incluso años no sabemos nada de ellos, necesitan más que tu de que les demuestres que te acuerdas de ellos.

 Genera sinergias.

Las ciudades como hemos dicho más arriba están llenas de personas que ni se miran a la cara y pasan a tu lado como si no existieras, eso también nos hace sentirnos más solos. Pero tú puedes cambiarlo.

Puedes saludar al conductor del autobús, a las personas que tan amablemente nos  atienden en el supermercado o a cualquier otro con quien nos encontremos aunque sea por un breve instante. Un saludo o una sonrisa alimentan siempre a quien lo recibe y más incluso a quien lo envía.

Atrévete a probar cosas nuevas.

Las ciudades también te ofrecen muchas actividades, busca aquella actividad que se adecúe a tu edad y a tus gustos. Puedes ir a gimnasios o practicar algún deporte o actividad  en grupo.

En muchos sitios se realizan actividades deportivas en parques para diferentes grupos. Si eres más mayor estoy segura que en tu barrio, habrá un club social con infinidad de actividades, solo tienes que animarte a realizar aquello que te parezca más sugerente.

Desde gimnasia, pintura, restauración de muebles o participar en clubs de lectura, hay infinidad de cosas que puedes realizar y que te van a resultar realmente gratificantes.

Aprende idiomas.

Si siempre has querido aprender un idioma, hay bares donde una vez a la semana practican un determinado idioma, es curioso, a mi no se me hubiera ocurrido pero sí, alguien tuvo la idea y me parece fantástico, al igual que esto hay un montón de cosas que podemos hacer, a veces están en el portal de al lado como participar en alguna labor humanitaria, etc.

Pero recuerda que el primer paso para dejar de sentirte solo/a lo tienes que dar tú, ni yo ni nadie podemos hacerlo por ti.

banner-terapia-serendipia

 Si aún sigues aquí, si has leído todo lo que te cuento, sé que lo conseguirás. Acuérdate que todos los grandes viajes comienzan por un paso.

Te invito a compartir y a comentar lo que te cuento y además te doy las gracias porque el hecho de que me hayas leído ya me ha alegrado el día, de verdad.

¿Qué mejor que vivir y disfrutar del gran viaje que es tu vida?

Leave a Reply

1
Hola👋 ¿En qué te podemos ayudar?
Powered by