Autoestima

Cómo el fitness puede mejorar tu autoestima

By 25 mayo, 2018 No Comments
fitness-y-autoestima

Que el fitness puede ayudarte a mejorar tu cuerpo no es ningún secreto. Sólo tenemos que ver los carteles y publicidad que los gimnasios y centros deportivos utilizan para promocionarse, con bellos y esculturales físicos que nos incitan a desear (o envidiar) tener un cuerpo así.

 

Pero el fitness tiene otras muchas más aportaciones de las que piensas, más allá de las físicas. ¿Cuáles son? Hablemos de cómo el fitness puede mejorar tu autoestima.

Pon un poco de fitness en tu vida

Hacer ejercicio físico es una de las recomendaciones que hacemos algunos psicólogos para según qué problemas, pues trae muchos beneficios a nivel psicológico (de los que más adelante hablaremos).

Por ello, es una de las pautas que siempre “receto” como complemento a la terapia en casos de baja autoestima (como ya te expliqué en el artículo “Cómo mejorar la autoestima en 15 pasos”).

Te contaré, como experiencia propia, que unos años antes de que la psicología llegara a mi vida, lo hizo el fitness. En plena adolescencia me enamoré de las actividades colectivas, más concretamente de los programas Les Mills.

Como prácticamente todo el mundo, empiezas a ir al gimnasio con los objetivos de eliminar el sedentarismo, moverte, hacer ejercicio y mejorar tu cuerpo, pero no sólo se redujo a eso. Me hizo sentir capaz de muchas cosas: me sentía fuerte y motivada, identificada con esa gente con la que compartía clase; sentía PASIÓN por lo que hacía.

Cuando lo entendí, crucé la línea: no sólo quería disfrutar de las actividades yo, sino que quería transmitir a los demás esa sensación y que ellos también lo experimentaran.

Así es como, además de psicóloga (mi trabajo principal y vocacional), me convertí en instructora de actividades colectivas Les Mills (mi hobbie y segunda profesión vocacional).

Y te preguntarás, ¿qué es eso de Les Mills? Les Mills es una empresa creadora e impulsora de programas fitness a nivel internacional y promotora de una vida más sana y un mundo más en forma. Buscan que las personas no sólo entrenen, sino que se enamoren del fitness y deseen entrenar.

Quizá si te menciono “BodyPump”, “BodyCombat” o “BodyBalance” te suenen algo más. Estos tres famosos programas (junto con otros) ayudan  trabajar la fuerza, el cardio, la flexibilidad, el rendimiento, la diversión,… y muchos más aspectos

Cómo el fitness puede mejorar tu autoestima

Para explicarte cómo el fitness puede cambiar tu vida, he contado con la opinión y ayuda del Trainer Nacional Les Mills (España) Gaspar Tarín, quien, por propia experiencia y por lo que puede presenciar en su día a día a través de su trabajo, corrobora y ensalza los beneficios del fitness a la hora de mejorar tu autoestima.

A continuación, te detallo uno a uno los beneficios que te puede traer realizar actividades fitness:

1. Mejora física: un cuerpo más sano

Como ya venimos diciendo desde el comienzo de este artículo, que el fitness mejora tu físico es algo indudable. El ejercicio físico no sólo mejora tu exterior, sino también tu interior.

Externamente:

  • El fitness remodela tu cuerpo,
  • Hace que pierdas grasa corporal y volumen,
  • Aumenta y tonifica los músculos,
  • Mejora la postura física,
  • Ayuda a ganar elasticidad y flexibilidad,…

 

Internamente:

  • Te puede ayudar a ejercitar tu corazón (disminuyendo el riesgo de padecer  enfermedades y problemas cardíacos),
  • Aumenta tu capacidad respiratoria,
  • Disminuye el colesterol “malo” (LDL) y aumenta el “bueno” (HDL),
  • Protege contra algunos cánceres relacionados con el sobrepeso,
  • Aumenta la masa ósea (sobre todo, muy importante para las mujeres),
  • Regula el tránsito intestinal,
  • Previene de la hipertensión,
  • Mejora en casos de diabetes,
  • Ayuda en la preparación para el parto,…

Obviamente, cuanto mejor nos sintamos físicamente, mejor nos sentiremos psicológicamente: aumentamos nuestra autoestima. “Las actividades Les Mills están orientadas a resultados físicos rápidos, lo cual, evidentemente, aumenta la autoestima”, afirma Gaspar, por lo que éstas son una buena opción si queremos ver esos cambios en poco tiempo.

 

2. Cambio del estado de ánimo casi al instante

Los cambios físicos se observan con el tiempo, con los entrenamientos, la dedicación y perseverancia, pero tu estado de ánimo puede cambiar durante la clase, haciendo que, a corto plazo, ya sientas beneficios.

Para Gaspar Tarín, “una sola sesión de 20 minutos, puede cambiar el estado de ánimo a mejor durante las siguientes 12 horas. Se trata más, al principio, de cómo te sientes más que cómo te ves: el ejercicio te hace sentir bien”.

Durante la realización del ejercicio físico, se liberan endorfinas: sustancias químicas que producen felicidad y euforia, disminuyendo igualmente los síntomas depresivos.

Existen innumerables casos de gente que, gracias al fitness, pudo salir de ese “pozo oscuro”. Sobre todo, me cuenta Gaspar, casos duros de duelo por fallecimiento de cónyuges o hijos e, incluso, algún caso de intento de suicidio, que ahora ya forma parte del pasado en contraposición a unas enormes ganas y ansias de seguir viviendo.

3. Diversión y desconexión (actividades de ocio)

El fitness puede convertirse en tu ocio. Estas actividades colectivas van acompañadas de música que te hace disfrutar y vivir la experiencia de una forma más amena, conectándote con el momento, desconectando de lo que ha ocurrido hace cinco minutos antes de empezar la clase o de tus planes al acabarla.

Para muchos es un pequeño oasis en el que se sumergen diariamente para dedicarse tiempo y poder olvidar aquello que les preocupa o atormenta.

Gaspar comenta que “quizá el ejemplo más relevante (de la magnitud de lo que pueden influirte las clases)  es el de alumnos, que llega a gustarles tanto, que se forman en nuestras actividades y pasan a ser instructores (¿os suena esto de algo?;) ).

Podría contarte muchísimos casos de gente que deja sus trabajos, en los que estaban insatisfechos, y  cambian su vida para dedicarse a entrenar y hacer felices a las personas con estos entrenamientos. Pasas de verlos en gris… ¡a verlos de colores!”

4. Reducción del estrés, ansiedad e ira

Al ser una tarea distractora, con música y esfuerzo físico, hace que tu cuerpo descargue energía como catarsis, se alivie la ansiedad y reduzcas el estrés.

Cuando entras en la sala, la fuerza de estas actividades a la hora de hacerte olvidar todo lo que ocurre fuera de la clase es asombrosa cuando la disfrutas.

5. Independencia y reencuentro con uno mismo

El acudir al gimnasio ha dejado de ser solamente cosa de hombres y sus ejercicios de musculación, a serlo también para mujeres que buscan tener su momento de ejercicio y desconexión del hogar (en caso de amas de casa).

A lo largo de la historia, las mujeres nos hemos visto recluidas a nuestro rol de madres y esposas, alejándonos de todo aquello que no fuera la casa y las tareas domésticas.

Hoy en día, las mujeres están cambiando, empoderándose y apreciando sus derechos como personas y exigiendo su momento de disfrute y de poder estar consigo mismas, distanciándose por unos minutos de su papel de cuidadora del hogar y la familia.

De hecho, ellas son el género más asiduo en las clases colectivas actualmente. “Muchas mujeres, por mi experiencia, tienen ‘su momento’ cuando vienen a nuestras clases. Normalmente cumplen muchas tareas familiares, así que hablan con sus parejas y les dicen algo como ‘ahora me toca a mí’”, apunta el trainer.

6. Integración en un grupo social (Sentimiento de pertenencia de grupo)

El ser humano es un ser social por naturaleza. La biología nos ha convertido en seres que necesitamos la compañía de otros para tener un bienestar y una calidad de vida, pues hay más probabilidades de supervivencia del humano en grupo que en soledad.

Fuera de términos científicos, las clases colectivas ayudan a las personas a crear vínculos con otros, a sentirse parte de algo, a encontrar su sitio aunque sea durante un pequeño rato. Si solemos ir a las mismas horas al gimnasio y entrar en las mismas clases semana tras semana, vamos a hacerlo parte de nosotros y a nosotros parte de ello.

Cuando somos parte de un grupo, nos sentimos protegidos y con la sensación de ser un cachito de un todo, por lo que nuestro sentimiento de valía aumenta.

fitness-mejora-autoestima-blog un pedacito de psicología

Con la asiduidad, se crean, incluso, lazos de amistad que llevan más allá de un rato en el gimnasio y estas amistades también ensalzan nuestra autoestima al sentirnos queridos y al querer a otros.

También las clases colectivas ayudan a reforzar las habilidades sociales a los más tímidos y como bien comenta Gaspar: “los hombres más tímidos, que quizá les cuesta relacionarse con las mujeres fuera del gimnasio, se sienten más seguros al compartir experiencias de fitness con tantas compañeras femeninas”.

Por otro lado, realizar actividades en grupo (y sentirnos parte de ello) hace que exista menor probabilidad de abandono, por lo que aumenta la garantía de continuar entrenando y obtener más resultados.

Donde te sentirás más integradx en un grupo, es en actividades de baile como Sh’Bam o BodyJam de Les Mills, por ejemplo.

banner-terapia-autoestima-serendipia

7. Seguridad y confianza: mejorar a tu ritmo

En el caso de las actividades Les Mills, existen diferentes opciones de intensidad, por lo que puedes avanzar a tu ritmo, cosa que te aporta seguridad y confianza en el camino. Tú decides la intensidad y la complejidad del entrenamiento (normalmente, el instructor da una serie de opciones para que adaptes tus capacidades al trabajo evitando las lesiones y potenciando el disfrute).

Esta seguridad y confianza aporta a las persona una mejor visión suya ante el espejo durante la actividad (en caso de haberlo), por lo que nos sentimos mejor y sin  frustraciones.

8. Sensación de poder, capacidad y superación

Muy conectado al punto anterior, cuando vemos que no estamos limitados a realizar una actividad, nos sentimos más capaces y más fuertes, el sentimiento de superación es mayor y, por lo tanto, nuestra autoestima sube como la espuma.

Puedes sentir estas sensaciones con cualquier actividad, pero sobre todo las encontrarás en la realización de clases de tonificación, cardiovasculares y de alta intensidad como BodyCombat, Grit series, BodyPump y BodyAttack, entre otros.

9. Coordinación corporal y neuronal (ejercitar del cerebro)

Las actividades coreografiadas al ritmo de la música obligan a nuestro cuerpo a ir al compás y copiar al instructor.

Está demostrado que la actividad física ayuda a nuestro cerebro a seguir secretando las sustancias químicas que previenen la degeneración neuronal (del hipocampo en concreto) pues estamos en constante uso de él memorizando movimientos, estando atentos a las directrices del instructor, concentrados en nuestro propio cuerpo para ejecutarlo todo al compás,…

En otras palabras: ejercitando el cerebro durante las clases hacemos que las conexiones neuronales tengan una esperanza de vida superior.

De hecho, en actividades colectivas, normalmente el instructor se sitúa enfrente tuya, por lo que sus movimientos y los tuyos son en espejo o “del revés”, por lo que tu mente tiene que trabajar y mantenerse activa todo el rato.

Tener buena coordinación nos hará sentirnos gráciles, bellos y técnicos en el espejo, por lo tanto, una autoestima más alta.

¡Ah! Recalcar que el trabajo neuronal también retrasa la aparición de demencias y Alzheimer.

10. Mejora la memoria

Y conectando con el punto anterior, el tener que memorizar los movimientos y ser capaces de aprender cosas nuevas, incrementa las células neuronales del hipocampo, por lo que retrasaremos el envejecimiento cerebral. Tener buena memoria y mantener lejos los olvidos, nos ayudan a sentirnos más válidos y capaces.

 

11. Beneficio postural y tratamiento de dolores

Actividades colectivas como BodyBalance, pilates o yoga, son fundamentales para la salud de tu espalda, sobre todo.

Aliviar los dolores y mejorar tu postura hará sentirte mejor y más vital, con energía y ganas de realizar cosas. Eso siempre va a contribuir a una mejora de la autoestima.

12. Ayuda con el descanso

El agotamiento físico, fruto del esfuerzo que realizamos en las actividades colectivas, ayuda a conciliar el sueño, aspecto fundamental sobre todo en casos en los que existe un estado de ánimo depresivo o decaído.

Tener ciclos de sueño regulares y un buen descanso ayuda a nuestro cerebro a actuar de forma equilibrada, pensar de manera más conciliadora con nosotrxs mismxs, favoreciendo nuestra autoimagen y nuestro autoconcepto.

Además (como ya te he explicado en otros artículos), la falta de sueño contribuye a la hinchazón y retención de líquidos, por lo que descansar mejora este problema  y aumenta la autoestima.

13. Nos ayuda con la constancia, la concentración en objetivos y a crear hábitos

Cuando fijamos en nuestro horario unas horas dedicadas al ejercicio físico, nos ayuda a establecer una rutina y a crear hábitos.

Además, estar acostumbrados a focalizarnos en unos objetivos durante las clases, nos permite trasladarlo a nuestra vida diaria, convirtiéndonos en personas más planificadoras, resolutivas y constantes.

14. Alejarte de los malos hábitos y la violencia

Para finalizar con estos beneficios del fitness, nos encontramos con uno de los puntos más importantes sobre todo en la edad adolescente: el ejercicio físico nos ayuda a focalizarnos en actividades saludables, dejando a un lado las adicciones y la violencia.

También está demostrado, que el fitness ayuda a retrasar el “craving” o “impulso” en las adicciones (a corto plazo), esto permite a las personas adictas sentirse más seguras, confiadas en sus capacidades y motivadas para vencer la adicción.

¿Qué actividad escoger para comenzar a mejorar tu autoestima a través del fitness?

Hay innumerables actividades colectivas en los tablones de los gimnasios rellenando sus horarios. Las hay para todos los gustos y objetivos (solamente Les Mills cuenta con más de 13 programas y algunos en camino de ser estrenados todavía).

El trainer Gaspar Tarín recomienda, a alguien que vaya a comenzar a entrar en clases colectivas, que “podría empezar con cualquiera de las actividades de Les Mills, según cuáles fueran sus gustos y su personalidad.

fitness-mejora-autoestima-blog un pedacito de psicología

Hay clases más divertidas y sociales como Sh’bam para bailar y otras más técnicas e individuales como BodyPump (que es nuestro entrenamiento con pesas), pasando por artes marciales con BodyCombat, yoga taichi-pilates con BodyBalance,…

Hay un gran abanico de programas destinados a cubrir diferentes necesidades físicas y emocionales. Lo más importante es que en todos estos programas, los instructores están preparados para hacer que la gente nueva se sienta cómoda desde el primer día, incluida y con ganas de volver.”

En resumen, si el movimiento es vida, también es amor a uno mismo. Muévete como te guste, encuentra tu pasión y abrázala. Con estas 14 claves quiero que veas cómo el fitness puede mejorar tu autoestima y otros aspectos de tu vida.

Golpea. Alza peso. Mantén el equilibrio. Pedalea. Salta. Baila. Vive. Ámate.

 

Imágenes cedidas por Aefa Les Mills y Gaspar Tarín.

María Cartagena

María Cartagena

La psicología ha sido desde el principio una devoción sin la que no imagino mi vida ni la de los demás, puesto que es algo que siempre nos ha acompañado, nos acompaña y lo hará en un futuro. La Psicología es la ciencia que estudia al ser humano con unos ojos científicos, pero con un “alma” pasional.

Leave a Reply