Parejas

Lealtad y fidelidad: ¿en qué se diferencian?

By 28 febrero, 2020 No Comments
lealtad-fidelidad

ogo-blog-un-pedacito-de-psicologia

¿Consideras que con no tener relaciones físicas con otras personas ya eres leal a tu pareja? El contacto físico no es la única forma de engañar a nuestra pareja.

A menudo confundimos los términos lealtad con fidelidad y sí, están muy relacionados pero no significan lo mismo.

Test de pareja

En la cultura en la que vivimos, hemos escuchado muchas veces que es importante ser fiel. Fiel a la pareja, al trabajo, a los amigos, a la familia, incluso a tu jefe. Es algo que se valora mucho porque transmite confianza y seguridad en que esa persona no te fallará.

La lealtad es algo de lo todo el mundo habla y presume practicar, pero la realidad es muy distinta si profundizamos bien.  Ser leal va mucho más allá del valor de la fidelidad. Pero, ¿en qué se diferencian?

¿Qué es la lealtad?

La lealtad es un valor  que conlleva respecto a las personas que establecen una relación, bien sea personal, social o laboral.

La lealtad es un concepto más profundo dentro de una relación. Consiste en ser honestos con la pareja y con nosotros mismos/as, tanto en las cosas que nos gustan como en las que nos disgustan.

Es un mecanismo con el que conectamos con alguien y con uno mismo a la vez. Es muy importante ser leales a nuestros valores, instintos e intuiciones. Y te hago esta pregunta: ¿Por qué continuar con tu pareja si ya no estás conectado a ella?

En las relaciones de pareja, dos de los pilares básicos son la honestidad y la comunicación, ambos vinculados a la lealtad. Si el amor se acaba, hay que ser sinceros y decirlo, es una forma de lealtad.

Cuando estás con una persona, te comprometes a cuidarla y respetarla. Ante una pérdida de amor, de conexión, es mejor un dolor breve, que una vida llena de engaños y mentiras.

Sólo el que trata con amor puede ser atendido con lealtad. Por ello, la lealtad, puede aceptar y tolerar errores, pero nunca las traiciones.

 

Características de una persona leal:

  • Siente la obligación de cumplir con lo pactado sea con otra persona, una organización o nación.
  • La lealtad puede expresarse mediante apoyo, gratitud y compañerismo.
  • Suele ser una persona honesta y sincera consigo misma y con los demás.
  • Tiene una buena comunicación para expresar lo que siente y piensa.
  • Esto conlleva valentía.

fidelidad-lealtad

¿Qué es la fidelidad?

La fidelidad es un término que está más vinculado en las relaciones de pareja, con el hecho de no mantener relaciones amorosas y/o sexuales con otras personas.

Pero va más allá de eso. Cuando amas de verdad a esa persona, no sopesas la posibilidad de irte con otro/a. No tienes la necesidad de luchar contra las tentaciones ni contigo mismo/a para no caer. Simplemente, no es algo a lo que estés abierto/a, por lo tanto no existe esa posibilidad.

El problema surge cuando para evitar caer en tentaciones que se presentan, debes poner todas tus fuerzas. Es aquí cuando debemos practicar la lealtad que hablábamos antes, ser sinceros/as con nosotros/as mismos/as y con nuestra pareja para ver qué sucede realmente y si tiene solución y la queremos poner en práctica.

Ser fiel es mucho más que NO engañar, es evitar lo que puede dañar a tu pareja, hablar siempre con la verdad y ser transparentes.

Características de una persona fiel:

  • Cumple con sus promesas.
  • Se compromete a ser monógamo.
  • Mantiene su fidelidad a pesar del paso del tiempo y  las circunstancias.
  • Prioriza la unidad y la estabilidad familiar.

Diferencias entre fidelidad y lealtad

Lealtad Fidelidad
Relacionado con una causa Relacionado con una persona
Implica acuerdos Implica promesas
Asentimiento Sometimiento
La exclusividad sexual depende de los acuerdos establecidos Exclusividad sexual
Apoyo mutuo en una relación de iguales. Existe compromiso pero no es necesariamente entre iguales
Tiene cavidad una relación abierta No tiene cavidad la relaciones abiertas
Respeto, comunicación y apoyo Se basa en la confianza hacia el otro

Relaciones de pareja abiertas

Si bien la fidelidad y la lealtad van de la mano en las parejas convencionales, no ocurre lo mismo en las parejas abiertas.

Las relaciones abiertas están sustentadas por la lealtad más que por la fidelidad. Se puede no ser fiel pero no implica que no sea leal. Estas parejas deciden ser leales a su pareja en cuanto al compromiso de respeto y apoyo entre iguales pero sin imponer la exclusividad sexual.

Por lo que, el concepto de infidelidad desaparece al establecer el acuerdo de poder tener encuentros sexuales con otras personas sin que eso afecto a su relación.

Ambos conceptos, fidelidad y lealtad, van a depender mucho del tipo de relación que se establezca y de la forma de entender el amor.

El  respeto, la lealtad y la valentía

Estos tres términos están muy vinculados. La persona que practica la lealtad, muestra su respeto por la persona que tiene a su lado. Normalmente, quién da respeto, lo recibe.

Es posible que no sea así siempre. Lo mismo ocurre en el amor, ofrecer amor no implica recibirlo. Esto no significa que por ello, debamos dejar de darlo. Porque cada uno ofrece lo que tiene en su interior. Esta historia lo ejemplifica muy bien:

Un día un hombre rico se encontró con un vagabundo. El hombre rico llevaba una bolsa llena de basura y se la entregó al vagabundo.  Éste sonrió y vació la bolsa y la llenó de flores. Después se la llevó de vuelta.  El hombre rico asombrado le preguntó: ¿Por qué me das flores si yo te he dado basura?

Y el vagabundo contestó: Porque cada uno da lo que tiene en su corazón.

La moraleja de esta historia es que no importa si recibes lo mismo que das, lo importante es que, a pesar de lo que recibas, des lo mejor de ti. Esto no implica permanecer en una relación dando amor sin recibirlo. Al contrario, se trata de dar por ambas partes respeto y lealtad, y si se acaba el amor, decir la verdad.

banner-terapia-pareja-serendipia

Hay algo muy importante que debes primar, la lealtad hacia ti mismo/a. Sólo quién es capaz de conectar consigo mismo practicando la honestidad y autenticidad, podrá da lo mejor de sí mismo/a a los demás.

Piensa en todas esas veces que no has sido sincero contigo mismo/a o te has dejado llevar por las opiniones o decisiones de otros, aún yendo en contra de tus propios valores.

No eres el/la único/a,  hay muchos ejemplos  en los que se es desleal: como la pareja que es infiel pero siguen estando juntos sin decir la verdad, el profesional que realiza determinada práctica engañosa por obligación de sus superiores o los hijos que inician sus estudios en carreras que no les gustan por cumplir las expectativas de sus padres.

En ninguno de estos ejemplos, se practica la lealtad hacía uno/a mismo/a, no se ejerce el respeto por los valores propios.  Quién no es íntegro con la voz de su corazón y se deja llevar por lealtades ajenas, lo único que siente y propicia es dolor.

Como vemos, la lealtad exige una gran dosis de valentía. Se debe tener coraje para actuar según nuestros valores y comunicar aquello en lo que estamos o no de acuerdo. No todo el mundo es capaz de decir lo que piensa o siente, y esto implica no ser leales a nosotros mismos ni a quiénes se lo ocultamos.

Ocultar la verdad es tan malo como mentir. Porque en ambos estás siendo deshonesto/a y con ello, desleal.

Cuando el amor es sincero, auténtico y respetuoso no hay cavidad a la deslealtad ni la infidelidad. Porque antes de hacerlo, se hablaría e intentaría solucionar o dejar la relación para evitar el dolor prolongado.

Tratar con amor, respeto y  lealtad  

La lealtad va más allá de algo físico, es un aspecto emocional. Estar en pareja implica mucho más que ser fiel y no engañar.

Para que una pareja permanezca unida, más que la fidelidad, se necesita lealtad. Más allá de una imposición, se debe llegar a acuerdos tanto en la parte sexual como la emocional. Tiene que ver con el compromiso que adquirimos en una pareja.

La lealtad debe ser la base de cualquier relación de pareja, de amistad, de trabajo, de familia… Y esto se refleja en la honestidad, la empatía, el compromiso de apoyo y respeto y en el amor saludable.

Nuestra integridad personal es uno de los primeros aspectos que debemos tener en cuenta para relacionarnos con los demás.

Con nuestras palabras decimos lo que deseamos ser, pero es necesario demostrar con acciones lo que somos de verdad. Por ello, ofrece respeto y lealtad sin importar a quién. Esto te brindará tranquilidad y bienestar.

«No confíes en quién habla mal de los demás. Si no es leal con sus amigos, contigo tampoco lo será»

-Eduardo Aliguieri-

También te puede interesar:

https://psicoterapiaserendipia.com/capacidad-de-amar-y-ser-amado/

Si lo necesitas, puedes pedirnos una cita aquí:

Pedir cita
Lorena Honrubia

Lorena Honrubia

“Desde que tengo uso de razón, me he dedicado a la ayuda de las personas que lo necesitaban, dentro de mis capacidades, tanto a personas de mi entorno como a desconocidas. Esto fue lo que me impulsó a dedicarme a la psicología. Para mí ha sido una gran satisfacción poder convertir esa vocación en mi profesión. "

Leave a Reply

1
Hola👋 ¿En qué te podemos ayudar?